Más allá de la nos­tal­gia

¿Dón­de es­tá Ele­ven? ¿Qué es el Mun­do del Re­vés? ¿Y el De­mo­gor­gon? ¿A qué peligros se en­fren­ta­rán los chi­cos? Enig­mas como es­tos se plan­tean en la se­gun­da en­tre­ga de ‘Stran­ger Things’. FO­TO­GRA­MAS vi­si­tó el ro­da­je en ex­clu­si­va.

Fotogramas - - SUMARIO - Por Álvaro Onie­va (Atlan­ta, USA).

Mi­llie Bobby Brown y Wi­no­na Ry­der, dos es­tre­llas de dos ge­ne­ra­cio­nes uni­das por la se­rie del mo­men­to, Stran­ger Things. Es­tu­vi­mos, en ex­clu­si­va, en su ro­da­je.

El éxi­to les pi­lló por sor­pre­sa. Na­die es­pe­ra­ba se­me­jan­te bom­ba­zo. Ni Net­flix, los ac­to­res o sus mis­mos res­pon­sa­bles. Se es­tre­na­ba una se­ma­na des­pués de la se­gun­da tem­po­ra­da de Mr. Ro­bot. Pen­sá­ba­mos que na­die nos ha­ría ca­so, co­men­ta Ross Duf­fer, co­crea­dor jun­to a su her­mano ge­me­lo Matt, de Stran­ger Things, la se­rie que pu­so pa­tas arri­ba el es­ce­na­rio te­le­vi­si­vo el pa­sa­do ve­rano: Des­pués fue como una bo­la de nie­ve que no pa­ra­ba de cre­cer. ¿La fór­mu­la pa­ra co­nec­tar con tan­ta gen­te? No­so­tros re­cor­dá­ba­mos un sen­ti­mien­to muy con­cre­to de la in­fan­cia, cuan­do leía­mos las no­ve­las de Step­hen King en nues­tro dor­mi­to­rio. Eso era lo que que­ría­mos cap­tu­rar en los guio­nes. No se tra­ta tan­to de la nos­tal­gia por los años 80, sino de la for­ma en que se con­ta­ban las his­to­rias en­ton­ces. Per­so­na­jes nor­ma­les que se en­fren­tan a lo ex­tra­or­di­na­rio. Te­ne­mos mu­chos fans jó­ve­nes que no vi­vie­ron esa épo­ca, y lle­gar a ellos nos en­can­ta, di­ce Duf­fer.

FO­TO­GRA­MAS vo­ló has­ta

Atlan­ta, es­ce­na­rio ha­bi­tual, gra­cias a sus in­cen­ti­vos fis­ca­les, de block­bus­ters, se­ries y otro fe­nó­meno ca­tó­di­co como es The Wal­king Dead, pa­ra asistir al ro­da­je de su se­gun­da tem­po­ra­da, que ate­rri­za, en­te­ra, en Net­flix el 27 de oc­tu­bre. ➔

El se­cre­tis­mo en el set es má­xi­mo.

Los ac­to­res nos pre­gun­tan qué sa­be­mos an­tes de con­tes­tar pa­ra no me­ter la pa­ta. Ape­nas quie­ren ha­blar de los nue­vos per­so­na­jes y, me­nos aún, de uno de los mis­te­rios de es­ta en­tre­ga: una chi­ca lla­ma­da Ro­man, in­ter­pre­ta­da por la des­co­no­ci­da Lin­nea Bert­hel­sen. Tam­po­co de On­ce, cu­ya me­ra pre­sen­cia aquí ya es un spoi­ler, pues la pri­me­ra tem­po­ra­da fi­na­li­za­ba con su po­si­ble muer­te. Que­rían que se su­pie­ra que vol­vía, pe­ro no có­mo ni por qué. Real­men­te, no sa­bes qué le ha pa­sa­do y hay mu­chas po­si­bi­li­da­des. Pue­de es­tar vi­va o muer­ta, en el Mun­do del Re­vés..., ex­pli­ca Mi­llie Bobby Brown, quien, con 13 años cum­pli­dos, se ha con­ver­ti­do en un icono pop. To­dos pen­sa­ban que On­ce no vol­ve­ría a la se­rie. Tu­ve que guar­dar el se­cre­to du­ran­te más de seis me­ses.

Fue ra­ro... y muy di­fí­cil, ríe.

EL TE­RROR IN­VA­DE HAW­KINS

Como to­da se­cue­la que se pre­cie, es­ta se­gun­da en­tre­ga es más os­cu­ra. Nos lo con­fir­ma Shawn Levy, director de la saga No­che en el Mu­seo y pro­duc­tor del show: Pa­sa­mos de los sus­tos de E.T.

El ex­tra­te­rres­tre (S. Spiel­berg, 1982) al

te­rror de Pol­ter­geist (T. Hoo­per, 1982). La tra­ma avan­za un año pa­ra en­con­trar nue­vos re­fe­ren­tes: 1984 fue un gran año pa­ra los block­bus­ters ve­ra­nie­gos de Holly­wood. Los Ca­za­fan­tas­mas (I.

Reit­man, 1984) y Grem­lins (J. Dan­te, 1984) son las re­fe­ren­cias más no­ta­bles es­ta tem­po­ra­da, cuen­ta Matt Duf­fer:

Nos gus­tan por­que son muy di­ver­ti­das, pe­ro, cuan­do eras pe­que­ño, aco­jo­na­ban. Los niños de la se­rie te­nían que es­tar ob­se­sio­na­dos con es­tas pe­lis. Pe­ro

cui­da­do al bus­car gui­ños: ¿Co­no­céis esos ví­deos que re­co­pi­lan re­fe­ren­cias?,

nos pre­gun­ta Levy: Al me­nos el 30 por cien­to no eran in­ten­cio­na­das, pue­de que has­ta el 50. To­dos esos films que ci­tan son par­te de nues­tro ima­gi­na­rio.

El éxi­to ha te­ni­do otra con­se­cuen­cia: más di­ne­ro. Net­flix no nos ha da­do un

che­que en blan­co, pe­ro sí uno con más ce­ros pa­ra que po­da­mos desa­rro­llar nues­tra ima­gi­na­ción más lo­ca­men­te,

acla­ra Levy. Yo les di­je a los Duf­fer:

Pro­po­ned seis gran­des ideas. Cuan­do las ten­gáis, em­pe­zad a es­cri­bir y nos lo cues­tio­na­re­mos to­do. Así fue có­mo nos di­mos cuen­ta de que no ne­ce­si­tá­ba­mos tan­to. Con cua­tro ideas era su­fi­cien­te.

Una de ellas la pu­di­mos ver en el pla­tó: la ca­sa de los Byers (la fa­mi­lia de Wi­no­na Ry­der) es­tá em­pa­pe­la­da por com­ple­to por unos fo­lios en los que Will (Noah Sch­napp), ca­si po­seí­do, ha di­bu­ja­do al­go que pa­re­ce una enor­me en­re­da­de­ra o los ten­tácu­los de un mons­truo. En la se­gun­da tem­po­ra­da, la mi­to­lo­gía se ex­pan­de. Hay más ame­na­zas y son el do­ble de gran­des, avan­za Levy, que apun­ta que, en es­tos nue­vos epi­so­dios, se in­tro­du­ci­rán tra­mas de la ter­ce­ra en­tre­ga, ya con­fir­ma­da por la

pro­pia Net­flix.

LA PAN­DI­LLA ES LA CLA­VE

Pe­ro si Stran­ger Things tie­ne un ar­ma

se­cre­ta, s0n sus cha­va­les. Sé que lle­ga­rá un mo­men­to, con la pu­ber­tad, en el

“‘Los Ca­za­fan­tas­mas’ y ‘Grem­lins’ son las gran­des re­fe­ren­cias de es­ta en­tre­ga. Son pe­lis di­ver­ti­das, pe­ro de pe­que­ño te aco­jo­na­ban”.

Matt Duf­fer, co­crea­dor

que per­de­rán su inocen­cia, ad­mi­te,

re­sig­na­do, Levy, pe­ro en es­ta tem­po­ra­da tie­nen el mis­mo en­can­to. Los jó­ve­nes ac­to­res di­cen ir con cui­da­do con las re­des so­cia­les (que ges­tio­nan sus fa­mi­lia­res) y li­diar con la fa­ma a la an­ti­gua, sa­lien­do con go­rras y ga­fas de

Sol. A ve­ces es­tás por ahí y al­guien gri­ta:

¡Tú, eres Dus­tin de Stran­ger Things! Si pu­die­se pa­sar un día sin ser re­co­no­ci­do, iría al cen­tro co­mer­cial, me pon­dría a can­tar y to­do el mun­do pen­sa­ría quién es ese ra­ri­to, bro­mea Ga­ten Ma­ta­raz­zo.

Su com­pa­ñe­ro Finn Wolf­hard

(Mi­ke) afirma que los fans sue­len ser sim­pá­ti­cos... ca­si siem­pre: Una vez me pi­die­ron ha­cer­se una fo­to con­mi­go. La com­pro­ba­ban y de­cían: Es­pe­ra, una

más. Seis o sie­te ve­ces. Al fi­nal, me soltaron: ¡Tío, oja­lá nos hu­bié­se­mos en­con­tra­do a On­ce!

Por suer­te, se tie­nen unos a otros: Ca­da vez que nos lle­ga­ba un guion, ha­cía­mos un Fa­ceTi­me y lo co­men­tá­ba­mos, his­té­ri­cos, di­ce Mi­llie Bobby Brown, que ase­gu­ra no te­ner mu­cho tiem­po pa­ra ver a sus ami­gos de siem­pre. Yo no di­ría que ha si­do de la no­che a la ma­ña­na, sen­ten­cia cuan­do se le pre­gun­ta por su re­pen­ti­na

po­pu­la­ri­dad: He tra­ba­ja­do muy du­ro du­ran­te cin­co años, me han re­cha­za­do en mu­chí­si­mos cas­tings. Cuan­do tra­ba­jas así, la gen­te te di­ce que in­sis­tas, que la prác­ti­ca ha­ce la per­fec­ción. Y así es. No nos he­mos ren­di­do... has­ta lo­grar­lo.

VIE­JAS Y NUE­VAS CA­RAS

Ade­más de los chi­cos, tam­bién re­gre­san la ma­yo­ría de per­so­na­jes, como los de Wi­no­na Ry­der o Da­vid Har­bour, que no tie­ne re­pa­ros en de­cir que creía que la se­rie iba a ser un

fias­co. Los Duf­fer em­pe­za­ron a es­cri­bir la se­gun­da en­tre­ga cuan­do el show se con­vir­tió en un fe­nó­meno: Que­ría­mos ver có­mo to­dos vol­vían a su vi­da nor­mal, pe­ro tam­bién in­tro­du­cir nue­vos ro­les aje­nos a lo so­bre­na­tu­ral, cuen­ta Ross Duf­fer. Es­te es el ca­so de Bobby, el no­vio de Joy­ce al que in­ter­pre­ta Sean Aus­tin, icono ochen­te­ro gra­cias a Los Goo­nies (Ri­chard Don­ner, 1985). O el nue­vo an­ta­go­nis­ta, el Dr. Owen (Paul Rei­ser). Com­ple­tan el cast Sa­die Sink (El Cas­ti­llo de Cris­tal) como Max, la nue­va chi­ca de la pan­di­lla, y Da­cre Mont­go­mery (Po­wer Ran­gers), como Billy, el nue­vo vi­llano teen: Lle­va a los de­más al límite. Es como Jack Ni­chol­son en El res­plan­dor (Stan­ley Ku­brick, 1981), di­ce Ross Duf­fer sobre otro ho­me­na­je de una se­rie que va ca­mino de eri­gir­se, por sí mis­ma, en un re­fe­ren­te. LA SE­GUN­DA TEM­PO­RA­DA DE STRAN­GER

THINGS ES­TÁ DIS­PO­NI­BLE EN NET­FLIX DES­DE EL 27 DE OC­TU­BRE

Dus­tin (Ga­ten Ma­ta­raz­zo), Max (Sa­die Sink), Lu­cas (Ca­leb McLaugh­lin) y Joy­ce (Wi­no­na Ry­der), es­tam­pi­da en el set.

Mi­ke (Finn Wolf­hard), Dus­tin y Lu­cas, los Ca­za­fan­tas­mas de ‘Stran­ger Things’.

El she­riff Hop­per (Da­vid Har­bour). ¿Có­mo hu­ye On­ce (Mi­llie Bobby Brown) del Mun­do del Re­vés?.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.