La Fir­ma In­vi­ta­da.

El Go­bierno ba­jó a prin­ci­pios de ju­lio el im­pues­to pa­ra el ci­ne del 21 al 10%. Pe­ro se­ría más co­rrec­to de­cir que lo re­du­jo só­lo pa­ra las en­tra­das. Las pla­ta­for­mas ‘on­li­ne’, tal y có­mo de­nun­cia en es­te ar­tícu­lo Juan Car­los Tous, man­tie­nen el an­ti­guo.

Fotogramas - - SUMARIO - Por Juan Car­los Tous* *Juan Car­los Tous es fun­da­dor y CEO de Fil­min

Gra­cias a la opor­tu­ni­dad que me brin­da FO­TO­GRA­MAS, em­pie­zo es­te ar­tícu­lo con un re­co­no­ci­mien­to a su la­bor de di­fu­sión del Vi­deo on De­mand (VOD) ini­cia­da en 2008, gra­cias al en­tu­sias­mo del di­rec­tor To­ni Ulled y del res­to de la re­dac­ción de Bar­ce­lo­na. El Blog de Ci­ne On­li­ne fue el pri­mer me­dio es­pe­cia­li­za­do en las por en­ton­ces em­brio­na­rias y es­ca­sas pla­ta­for­mas di­gi­ta­les de dis­tri­bu­ción de ci­ne y se­ries en in­ter­net. Ha pa­sa­do más de una dé­ca­da des­de que Fil­min se pre­sen­tó en el mer­ca­do es­pa­ñol, y hoy to­do el mun­do sa­be qué es Net­flix, co­no­ce que Jue­go de Tro­nos es una se­rie de HBO y ha oí­do ha­blar de la pro­duc­ción de se­ries na­cio­na­les de Mo­vis­tar+. Sin du­da, son una reali­dad. Sin em­bar­go, es­tos so­por­tes que per­mi­ten el ac­ce­so en strea­ming a pe­lí­cu­las y se­ries en In­ter­net si­guen sin con­tar con una co­ber­tu­ra le­gis­la­ti­va acor­de a su im­plan­ta­ción y pre­sen­cia en nues­tro mer­ca­do.

He­mos asis­ti­do, ha­ce tan só­lo unas se­ma­nas, a la tan re­cla­ma­da ba­ja­da del IVA en el ci­ne; un nue­vo ti­po re­du­ci­do que se apli­ca úni­ca­men­te so­bre las en­tra­das a las sa­las, pe­ro no so­bre la in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca. Es­te nue­vo por­cen­ta­je es su­pe­rior al que exis­tía pre­via­men­te a la subida y, aún equi­pa­rán­do­se con el res­to de ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les en lo apli­ca­do a las en­tra­das, mues­tra un agra­vio com­pa­ra­ti­vo an­te las nue­vas for­mas de con­su­mo. El ac­ce­so a una pe­lí­cu­la a tra­vés de in­ter­net, a tra­vés de las pla­ta­for­mas de VOD, se­gui­rá con el IVA del 21%.

Es­ta me­di­da, le­jos del man­tra que tan­to es­te Go­bierno co­mo el an­te­rior se han can­sa­do de re­pe­tir, no fa­vo­re­ce a to­dos los es­pec­ta­do­res. Es dis­cri­mi­na­ti­va pa­ra aque­llos que, por la razón que sea, de­ci­den dis­fru­tar de films a tra­vés de in­ter­net, y es una mues­tra más de la fal­ta de apo­yo que re­ci­ben las pla­ta­for­mas lo­ca­les que tra­ba­jan ca­da día por am­pliar la ofer­ta de con­te­ni­dos y por sa­tis­fa­cer la de­man­da del nue­vo pú­bli­co que quie­re de­ci­dir có­mo y cuán­do ver una pe­lí­cu­la.

Hay que ad­ver­tir tam­bién que es­ta fal­ta de con­si­de­ra­ción ha­cia el es­pec­ta­dor y, en con­se­cuen­cia, ha­cia las pla­ta­for­mas de VOD, es aún más gra­vo­sa en Es­pa­ña pa­ra las pla­ta­for­mas lo­ca­les co­mo Fil­min, fren­te a los ope­ra­do­res glo­ba­les del sec­tor, co­mo Net­flix, Ama­zon o HBO, do­mi­ci­lia­dos en otros te­rri­to­rios de la Unión Eu­ro­pea con una tri­bu­ta­ción más fa­vo­ra­ble. Sa­be­mos que se es­tá tra­ba­jan­do pa­ra co­rre­gir­lo, pe­ro hoy so­mos no­so­tros quie­nes, pe­se a con­tar con un ca­tá­lo­go ma­yo­ri­ta­rio de pro­duc­cio­nes eu­ro­peas, es­ta­mos obli­ga­dos a in­ver­tir un 5% de los in­gre­sos en la pro­duc­ción de pe­lí­cu­las y/o se­ries co­mu­ni­ta­rias. Una me­di­da acer­ta­da pa­ra di­na­mi­zar el sec­tor, pe­ro que de­ja de ser jus­ta al no apli­car­se so­bre las pla­ta­for­mas glo­ba­les que, aún ope­ran­do en nues­tro mer­ca­do, es­tán ins­cri­tas en otros te­rri­to­rios.

Sin du­da, orien­tán­do­nos ha­cia un nue­vo es­pec­ta­dor que quie­re dis­fru­tar de ci­ne y se­ries tam­bién en sus dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos a in­ter­net, de­be­mos exi­gir a nues­tros re­pre­sen­tan­tes y al Go­bierno un com­pro­mi­so to­tal con el desa­rro­llo de la eco­no­mía di­gi­tal, y que de­mues­tren, tan­to en el Par­la­men­to Eu­ro­peo co­mo en su po­lí­ti­ca de ayu­das, un ver­da­de­ro apo­yo a los es­pec­ta­do­res y un re­co­no­ci­mien­to a las pla­ta­for­mas de VOD, con­si­de­rán­do­las par­te de la in­dus­tria del ci­ne.

Eu­ro­pa en­ten­dió ha­ce mu­chos años que am­pa­rar a pla­ta­for­mas de VOD lo­ca­les era la me­jor es­tra­te­gia pa­ra ase­gu­rar la dis­po­si­ción del ci­ne he­cho aquí en un en­torno ca­da vez más glo­bal. En nues­tro mer­ca­do, hoy, só­lo los pro­duc­to­res y dis­tri­bui­do­res ofre­cen su apo­yo, com­pren­dien­do que apos­tar por in­ter­net es am­pliar y fa­ci­li­tar al es­pec­ta­dor la dis­po­ni­bi­li­dad de ac­ce­so a sus tí­tu­los.

“Es­ta me­di­da no fa­vo­re­ce a los es­pec­ta­do­res. Es dis­cri­mi­na­ti­va pa­ra quie­nes de­ci­den có­mo y cuan­do dis­fru­tar de una pe­lí­cu­la”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.