Fo­to­ma­tón. Mi­reia Oriol.

Des­pués de triun­far co­mo mo­de­lo internacional en Pa­rís y Lon­dres, Mi­reia Oriol (Bar­ce­lo­na, 1996) de­bu­ta en el lar­go­me­tra­je con ‘El pac­to’, di­ri­gi­da por Da­vid Vic­to­ri. Así cum­ple con un sue­ño que desea des­de pe­que­ña y pa­ra el que lle­va tiem­po for­mán­do­se. C

Fotogramas - - SUMARIO - EL PAC­TO

¿Cuán­do pen­só en ser ac­triz por pri­me­ra vez?

La idea me atraía des­de ni­ña e hi­ce in­clu­so una apa­ri­ción en E.S.O. En­ti­dad So­bre­na­tu­ral Ocul­ta (San­tia­go La­pei­ra, 2009). A los 16 em­pe­cé a tra­ba­jar de mo­de­lo y ha­ce dos años, en Pa­rís, en un mo­men­to de cri­sis, vi el anun­cio de un ta­ller im­par­ti­do por Gi­les Fo­re­man, y di el pa­so.

¿Cuán­do vio que, por fin, lo ha­bía con­se­gui­do?

Cuan­do me en­tre­vis­té con Da­vid Vic­to­ri y Ed­mon Roch, di­rec­tor y pro­duc­tor de El pac­to, y me di cuen­ta de que no es­ta­ba ha­cien­do cas­ting sino que el pa­pel era pa­ra mí.

¿A quién ad­mi­ra­ba de pe­que­ña? A mi so­ña­do­ra tía Glo­ria, de la que he he­re­da­do mi ca­pa­ci­dad pa­ra ima­gi­nar. Tam­bién a las ac­tri­ces Ju­lia Ro­berts y Na­ta­lie Port­man.

¿A quién ad­mi­ra aho­ra?

A Be­lén Rue­da, ami­ga y alia­da per­so­nal y pro­fe­sio­nal.

¿Qué ne­ce­si­ta?

Que va­yan a ver El pac­to y me re­co­noz­can tras la ca­rac­te­ri­za­ción de mi per­so­na­je.

¿Qué le so­bra?

Im­pa­cien­cia y au­to­exi­gen­cia.

Apren­dí mu­cho de... Del tiem­po que pasé so­la en Lon­dres, es­tu­dian­do en el Gi­les Fo­re­man Cen­tre for Ac­ting. Vol­ví mu­cho más fuer­te.

No me en­se­ñó na­da: Siem­pre he apren­di­do in­clu­so de aque­llas co­sas de las que des­pués me he arre­pen­ti­do.

Lo me­jor (o peor) que apren­dí de una pa­re­ja: A ser ho­nes­ta con los sen­ti­mien­tos y a no cam­biar al otro. Pen­sé en ti­rar la toa­lla cuan­do: Cues­tio­nar­me con­ti­nua­men­te lo que es­toy ha­cien­do, sí. Pe­ro ti­rar la toa­lla, no.

Un acier­to: Ir­me de mi ca­sa y vol­ver cuan­do sen­tí que me lo in­di­ca­ba la in­tui­ción.

Un fa­llo: No con­si­go ha­cer una piz­za sin que se que­me.

Un ho­rror: El ma­chis­mo.

Un estrés: To­mar un avión muy tem­prano. Me pon­go va­rios des­per­ta­do­res por­que me da mie­do dor­mir­me.

Que­rría co­no­cer a: La ac­triz An­na Ka­ri­na, qui­zá por­que me en­can­ta­ría ser fran­ce­sa.

No que­rría co­no­cer a:

No hay a quien no que­rría co­no­cer o ha­ber co­no­ci­do.

Mi­to eró­ti­co con­fe­sa­ble:

Louis Ga­rrel, el pro­ta­go­nis­ta de So­ña­do­res (Ber­nar­do Ber­to­luc­ci, 2003).

Ha­cer es­ce­nas de des­nu­do/ eró­ti­cas es: Es­tas es­ce­nas son adre­na­li­na pu­ra, pe­ro me pa­re­cen mu­cho más di­fí­ci­les aque­llas otras que im­pli­can gran in­ten­si­dad emo­cio­nal o las de mu­cha vio­len­cia.

SE ES­TRE­NA

EL 17 DE AGOS­TO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.