Fuencisla Clemares.

NOS EN­CON­TRA­MOS CON FUENCISLA CLEMARES, DI­REC­TO­RA GE­NE­RAL DE GOO­GLE PA­RA ES­PA­ÑA Y POR­TU­GAL, DIEZ ME­SES DES­PUÉS DE SU NOM­BRA­MIEN­TO. ADE­MÁS DE HA­BLAR DE LOS OB­JE­TI­VOS DE LA COM­PA­ÑÍA CHAR­LA­MOS SO­BRE UN FU­TU­RO DE TRABAJOS COM­PLE­JOS Y DE­CI­SIO­NES POR AL­GO­RIT­MOS

Glamour (Spain) - - AGOSTO GLAMOUR - Por Ali­cia Pa­rro. Fo­to­gra­fía: Aa­rón Se­rrano. Es­ti­lis­ta: Lo­re­to Quin­ta­ni­lla

Re­sul­ta sor­pren­den­te pe­ro ase­gu­ra que es ca­paz de des­co­nec­tar, no só­lo del trabajo sino de la tec­no­lo­gía. “Es algo que es­tá en nues­tras ma­nos. Cuan­do en­tro por la puer­ta de ca­sa y tres ni­ños sal­tan en­ci­ma de mí, lo de­jo to­do e in­ten­to es­tar real­men­te con ellos. Una vez que les me­to en la ca­ma, si ten­go algo pendiente, lo re­ma­to.” Lle­gó en 2009 a Goo­gle des­de Ca­rre­four pa­ra lle­var las cuen­tas co­mer­cia­les más im­por­tan­tes y, en oc­tu­bre, la nom­bra­ron di­rec­to­ra ge­ne­ral de la com­pa­ñía pa­ra Es­pa­ña y Por­tu­gal. Son diez me­ses vi­bran­tes de reunio­nes de ne­go­cio, con­fe­ren­cias y mu­chas sa­li­das.

ALI­CIA: ¿El ba­lan­ce?

FUENCISLA: Es­tá sien­do muy po­si­ti­vo. Es un pues­to don­de lo que más me gusta es que real­men­te veo que pue­do te­ner un im­pac­to muy po­si­ti­vo en mi país, eso me lle­na a ni­vel pro­fe­sio­nal y per­so­nal.

ALI­CIA: ¿Có­mo de­fi­nes tu es­ti­lo di­rec­ti­vo?

FUENCISLA: Aun­que pue­da ver el ca­mino y la de­ci­sión, me gusta con­sen­suar con el equi­po, que to­do el mun­do pue­da apor­tar. Mu­chas ve­ces me han he­cho cam­biar de opi­nión. Don­de se ha to­ma­do una de­ci­sión en con­sen­so, la eje­cu­ción es in­fi­ni­ta­men­te me­jor por­que la gen­te ya la com­pra. Mi es­ti­lo di­rec­ti­vo es cer­cano, for­ma par­te de la cul­tu­ra de Goo­gle.

Y te­ne­mos que ha­blar de la cul­tu­ra del éxi­to. Su ma­triz Alp­ha­bet es la se­gun­da em­pre­sa más va­lio­sa del mun­do des­pués de Ap­ple. Hay dos mil millones de usua­rios de Goo­gle en An­droid, más de mil millones que uti­li­zan Goo­gle Maps al mes... ALI­CIA: ¿Có­mo se ges­tio­nan los equi­pos? Se ha­bla del em­po­de­ra­mien­to del em­plea­do. FUENCISLA: Es bas­tan­te sen­ci­llo, con­sis­te en con­fiar en tu gen­te y, una vez que con­fías en ellos y les das li­ber­tad, tie­nen cla­ro cuál es su ob­je­ti­vo y lo que tie­nen que con­se­guir. ALI­CIA: ¿Cuá­les son los ob­je­ti­vos que tie­ne Goo­gle ac­tual­men­te? FUENCISLA:

Gran par­te del re­to que te­ne­mos es que to­dos los sec­to­res del país, tan­to em­pre­sa gran­de, pe­que­ña, em­pren­de­do­res, in­clu­so la Ad­mi­nis­tra­ción, en­tien­dan qué es­tá pa­san­do con el cam­bio tec­no­ló­gi­co, que lo adop­ten de for­ma que sea ren­ta­ble y óp­ti­ma pa­ra su ne­go­cio. Por ejem­plo, el usua­rio ha adop­ta­do el uso del mó­vil to­tal­men­te, mien­tras que las em­pre­sas to­da­vía no son capaces de ges­tio­nar una pre­sen­cia óp­ti­ma en es­tos dis­po­si­ti­vos y mo­ne­ti­zar­lo. ALI­CIA: Aho­ra que­réis ver­ti­ca­li­zar el bus­ca­dor...

FUENCISLA: Cuan­do na­ció Goo­gle en el año 98, tú ha­cías una bús­que­da y no­so­tros te pro­por­cio­ná­ba­mos unos links azules a unas pá­gi­nas web. Pe­ro em­pie­za a ha­ber em­pre­sas muy gran­des, expertas en de­ter­mi­na­das in­dus­trias o verticales, que se es­tán con­vir­tien­do prác­ti­ca­men­te en bus­ca­do­res. Si quie­res com­prar un or­de­na­dor, pue­des bus­car en Goo­gle o pue­des bus­car en Ama­zon. Ama­zon te da un resultado muy ri­co con una fo­to, un pre­cio y una des­crip­ción de pro­duc­to. No­so­tros in­ten­ta­mos que esa bús­que­da en Goo­gle ten­ga una ex­pe­rien­cia al me­nos ig ual de bue­na. Ofre­ce­mos Goo­gle Shop­ping , pa­ra las com­pras, y Goo­gle Flights, pa­ra ges­tio­nar vue­los. ALI­CIA: De ca­ra a los mi­llen­nials, ¿es­táis pen­san­do en al­gún ti­po de apro­xi­ma­ción vía red so­cial?

FUENCISLA: To­dos nues­tros pro­duc­tos tie­nen por ob­je­ti­vo al­can­zar un am­plio aba­ni­co de au­dien­cias. Des­de el pro­pio bus­ca­dor, pa­san­do por Goo­gle Maps, An­droid y Youtu­be, son pro­duc­tos muy uti­li­za­dos por los j óve­nes por su fa­ci­li­dad de uso y por­que im­pac­tan, co­mo es el ca­so de Youtu­be, a millones de per­so­nas.

“ME LO PA­SO BIEN Y CUAN­DO DIS­FRU­TAS LAS CO­SAS SA­LEN”

En cuan­to a la red so­cial, te­ne­mos Goo­gle+ y por el mo­men­to no hay pla­nes de desa­rro­llar ning ún pro­duc­to ex­clu­si­vo pa­ra mi­llen­nials. ALI­CIA: Pron­to va a ha­ber una nue­va dis­rup­ción tec­no­ló­gi­ca, ¿cuál va a ser el Big Thing?

FUENCISLA: Se ha­bla mu­cho de la in­te­lig en­cia ar­ti­fi­cial, de al­go­rit­mos y má­qui­nas que apren­den de una for­ma más au­to­ma­ti­za­da. Si preg un­tas a la gen­te cuántos han uti­li­za­do Goo­gle Maps, mu­chos le­van­tan la mano, pe­ro si preg un­tas cuántos han es­ta­do ex­pues­tos a al­go­rit­mos de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, na­die lo ha­ce. No se per­ci­ben pe­ro es­tán. Prác­ti­ca­men­te to­dos nues­tros pro­duc­tos tie­nen una ca­pa de al­go­rit­mo detrás, que va me­jo­ran­do con el ob­je­ti­vo de dar un resultado me­jor y más per­so­na­li­za­do. En Gmail, por ejem­plo, uti­li­za­mos la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial (Ma­chi­ne Lear­ning ) pa­ra fil­trar el spam; en el tra­duc­tor pa­ra me­jo­rar las tra­duc­cio­nes y evi­tar erro­res. ALI­CIA: ¿Pue­des de­cir­me có­mo se­rá la ca­sa Goo­gle del fu­tu­ro?

FUENCISLA: En el cam­po de la do­mó­ti­ca es­ta­mos tra­ba­jan­do en ha­cer po­si­ble el aho­rro ener­gé­ti­co a tra­vés de la em­pre­sa que ad­qui­ri­mos, Nest. Por otro la­do, con Goo­gle Ho­me, es­ta­mos ha­cien­do po­si­ble la fi­gu­ra del asis­ten­te vir­tual, de for­ma que se pue­den rea­li­zar bús­que­das, lle­var a ca­bo pe­di­dos, po­ner mú­si­ca..., des­de só­lo un apa­ra­to. ALI­CIA: Has men­cio­na­do la mi­sión so­cial de Goo­gle... FUENCISLA: Hay pro­duc­tos de Goo­gle que es­tán tan me­ti­dos en nues­tro día a día que la gen­te no se da cuen­ta del im­pac­to que es­tán te­nien­do en su vida. ¿Qué pa­sa­ría si qui­ta­ras mu­chos de los pro­duc­tos de Goo­gle que exis­ten hoy en día? Me gus­ta­ría que nos dié­ra­mos cuen­ta de to­do es­to. ALI­CIA: Fa­ce­book es un ri­val po­ten­te... FUENCISLA: Te­ne­mos mu­cha com­pe­ten­cia y, ló­gi­ca­men­te, una vez que lan­zas un pro­duc­to tie­nes que en­trar en una olea­da de in­no­va­ción pa­ra que ese pro­duc­to se si­ga desa­rro­llan­do pa­ra ser com­pe­ti­ti­vo. Si no, tu pro­duc­to se que­da atrás. ALI­CIA: ¿En qué área de ne­go­cio de Fa­ce­book crees que de­béis co­rrer más aho­ra?

FUENCISLA: Pa­ra no­so­tros, Fa­ce­book es­tá muy me­ti­do en el mun­do pu­bli­ci­ta­rio, y al fi­nal ahí es­ta­mos to­dos, in­ten­tan­do cre­cer en el pre­su­pues­to de már­ke­ting de nues­tros clien­tes. Te­ne­mos mu­cha com­pe­ten­cia en ví­deo y en las des­car­gas de apps, pe­ro con­ta­mos con pro­duc­tos que fun­cio­nan ig ual de bien o me­jor que los de la com­pe­ten­cia.

ALI­CIA: Ha­blan­do de la mi­sión de Goo­gle y de Fa­ce­book, ¿có­mo ves Es­pa­ña a ni­vel de se­gu­ri­dad de da­tos, de pri­va­ci­dad?

FUENCISLA: Los usua­rios es­tán me­nos preo­cu­pa­dos de lo que nos pue­da pa­re­cer. En un estudio que pu­bli­ca­mos re­cien­te­men­te, el 60 por cien­to de los jó­ve­nes com­par­te sus pass­words con al­guien co­no­ci­do. Pe­ro cree­mos que es im­por­tan­te te­ner un co­no­ci­mien­to so­bre el uso se­gu­ro de in­ter­net, por ello lan­za­mos con la OCU una cam­pa­ña de con­cien­cia­ción al res­pec­to. ALI­CIA: ¿Lees to­das las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad cuan­do des­car­gas una apli­ca­ción?

FUENCISLA: No, ló­gi­ca­men­te no. Lo que sí ten­go cla­ro es con qué pro­vee­dor es­toy tra­ba­jan­do y, si ten­go una his­to­ria de trabajo con él, me da con­fian­za. Cuan­do me des­car­go una app, sue­lo mi­rar qué ti­po de per­mi­sos es­toy dan­do y mu­chas ve­ces no com­par­to la lo­ca­li­za­ción si pien­so que no es im­por­tan­te pa­ra que ese pro­duc­to fun­cio­ne. Es im­por­tan­te que ten­ga­mos con­cien­cia de qué ti­po de da­tos es­ta­mos dan­do... ALI­CIA: ¿Goo­gle no com­par­te da­tos? FUENCISLA: No­so­tros siem­pre hemos si­do muy es­tric­tos; los da­tos se que­dan en los sis­te­mas de Goo­gle y no se com­par­ten ab­so­lu­ta­men­te con na­die. ALI­CIA: Pe­ro ven­déis da­tos agre­ga­dos, por com­por­ta­mien­tos, aun­que no aso­cia­dos a nom­bres.

FUENCISLA: No los ven­de­mos, los ma­ne­ja­mos. Si quie­res ac­ti­var un da­to pa­ra lle­gar a una au­dien­cia, tie­nes que pa­sar por no­so­tros, pe­ro no te va­mos a de­vol­ver da­tos so­bre qué au­dien­cia es ésa que es­tás cap­tu­ran­do. ALI­CIA: Ade­más de edad, los jó­ve­nes com­par­ten fo­tos, opi­nio­nes...

FUENCISLA: Creo que hay po­ca con­cien­cia­ción so­bre la im­por­tan­cia del per­fil que te vas crean­do on­li­ne. No sé si es tan­to se­gu­ri­dad co­mo la ima­gen que es­ta­mos mos­tran­do y qué im­pac­to pue­de te­ner en nues­tra repu­tación, por­que vas de­jan­do una hue­lla di­gi­tal. Hay una la­bor im­por­tan­te en las fa­mi­lias de edu­car pa­ra ha­cer un buen uso de las tec­no­lo­gías. ALI­CIA: Si in­ter­net y la au­to­ma­ti­za­ción son tan im­por­tan­tes, ¿nos ha­cen más in­te­li­gen­tes o más ton­tos? Por­que al fi­nal hay má­qui­nas que nos re­suel­ven el día a día.

FUENCISLA: Es una for­ma de ver­lo, “co­mo es­to me lo re­suel­ve, ya no pien­so y pier­do ca­pa­ci­da­des”. Yo in­ten­to mi­rar­lo de for­ma optimista “de­di­co mi tiem­po y mi es­fuer­zo a desa­rro­llar otras co­sas que van a ser más im­por­tan­tes en es­te nuevo mun­do”. ALI­CIA: Tie­nes mu­cho in­te­rés en for­mar a gen­te jo­ven, ¿có­mo es­tá Es­pa­ña a ni­vel aca­dé­mi­co?

“EL FU­TU­RO BIG THING ES LA IN­TE­LI­GEN­CIA AR­TI­FI­CIAL”

FUENCISLA: En Es­pa­ña, en ca­rre­ras téc­ni­cas, los in­ge­nie­ros es­pa­ño­les es­tán muy bien re­co­no­ci­dos y cuan­do sa­len fue­ra con­sig uen trabajos bien pa­ga­dos. Sin em­bar­go, nos fal­ta to­do lo que tie­ne que ver con las nue­vas tec­no­lo­gías. El fa­mo­so Da­ta Scien­tist, cien­tí­fi­co de los da­tos que más allá de ser ma­te­má­ti­co in­clu­ye to­do lo que tie­ne que ver con desa­rro­llo de creatividad, De­sign Thin­king… En el sec­tor pú­bli­co, con la edu­ca­ción frag­men­ta­da que te­ne­mos, es muy di­fí­cil que es­to pro­gre­se. Por eso se ven ca­da vez más ac­cio­nes que vie­nen de ins­ti­tu­cio­nes pri­va­das y es­cue­las que for­man en ha­bi­li­da­des di­gi­ta­les. Es una pe­na que des­pués de es­tu­diar cua­tro o cin­co años una ca­rre­ra ten­gas que em­plear más pa­ra es­tos te­mas. Goo­gle lan­zó ha­ce tres años el pro­gra­ma Ac­tí­va­te con el que for­mar gra­tui­ta­men­te a los jó­ve­nes en com­pe­ten­cias di­gi­ta­les ; 34.000 ya han en­con­tra­do trabajo tras rea­li­zar los cur­sos. ALI­CIA: La Co­mi­sión Eu­ro­pea afir­mó que pa­ra 2020, unos 900.000 pues­tos de trabajo se iban a que­dar sin cu­brir por fal­ta de com­pe­ten­cias di­gi­ta­les.

FUENCISLA: Sí, pa­sa en to­dos si­tios y ya se es cons­cien­te de que hay que ir adap­tan­do la edu­ca­ción a las ne­ce­si­da­des rea­les de las em­pre­sas. ALI­CIA: Y por otro la­do, con la au­to­ma­ti­za­ción se van Pa per­der pues­tos de trabajo…

FUENCISLA: To­da­vía es muy pron­to pa­ra sa­ber si se van a per­der mu­chos pues­tos de trabajo ; el f utu­ro, co­mo ha pasado siem­pre, es que má­qui­nas y hu­ma­nos con­vi­van y tra­ba­jen jun­tos.

ara Fuencisla, la cla­ve es es­tar pre­pa­ra­do. Y ol­vi­dar­nos de los trabajos ga­ran­ti­za­dos, con ho­ra­rios es­ta­bles y pa­ra mu­chos años. “Yo no he te­ni­do dos años igua­les, por­que es­ta­mos en un sec­tor muy di­ná­mi­co”, ex­pli­ca. “Ló­gi­ca­men­te tie­nes que te­ner esa ac­ti­tud de cu­rio­si­dad. El ti­po de trabajo que va­mos a te­ner en

el fu­tu­ro se­rá ca­da vez más di­ná­mi­co. Quie­ro pen­sar que es bueno, te ayu­da a desa­rro­llar­te y a cre­cer.”

ALI­CIA: En las em­pre­sas, ¿el Big Da­ta es la gran opor­tu­ni­dad?

FUENCISLA: Mu­chas em­pre­sas es­tán re­co­gien­do in­for­ma­ción de sus clien­tes en si­tios dis­tin­tos y no son cons­cien­tes de la mis­ma. Por ejem­plo, si es­toy com­pran­do on­li­ne y en la tien­da, mu­chas em­pre­sas no sa­ben que soy la mis­ma per­so­na, por lo tan­to, cuan­do in­ten­tan en­ten­der si soy un buen o un mal clien­te, son in­ca­pa­ces de te­ner una vi­sión real. Hay que em­pe­zar por es­truc­tu­rar y or­de­nar tus da­tos, ana­li­zar te­mas con­cre­tos y sa­car con­clu­sio­nes. Es­to va a ayu­dar a te­ner un im­pac­to po­si­ti­vo en tu ne­go­cio. ALI­CIA: Só­lo un por­cen­ta­je pe­que­ño de mu­je­res lle­ga a un pues­to si­mi­lar al tu­yo.

FUENCISLA: La edu­ca­ción ayu­da y cons­tru­ye, por­que des­de muy pe­que­ños se nos va mar­can­do el ni­vel de am­bi­ción que que­re­mos te­ner. En las em­pre­sas tie­ne que seg uir ha­bien­do un es­fuer­zo. Sa­be­mos que cuan­do los ho­ra­rios son más fle­xi­bles y cuan­do hay fa­ci­li­da­des pa­ra la con­ci­lia­ción, es más fá­cil que una mu­jer lleg ue le­jos. ALI­CIA: En Goo­gle no hay di­fe­ren­cia sa­la­rial por gé­ne­ro, pe­ro ca­da em­plea­do ne­go­cia su suel­do y se sabe que a las mu­je­res les cues­ta más...

FUENCISLA: Aquí es­to no fun­cio­na así. No­so­tros se­gui­mos fun­cio­nan­do por al­go­rit­mos y, en ba­se a la eva­lua­ción que has te­ni­do y al ren­di­mien­to co­mo com­pa­ñía, hay una re­vi­sión sa­la­rial que ha­ce una má­qui­na. Es­ta má­qui­na no tie­ne el da­to de gé­ne­ro, tie­ne el his­to­rial de có­mo ha fun­cio­na­do y cuá­les han si­do sus eva­lua­cio­nes. A par­tir de ahí, pro­po­ne un sa­la­rio que no­so­tros co­mo je­fes te­ne­mos ca­pa­ci­dad de ajus­tar y, cuan­do nos sa­li­mos de las ban­das que nos pro­po­nen, te­ne­mos que ex­pli­car muy bien por qué. Goo­gle, co­mo com­pa­ñía, apuesta cla­rí­si­ma­men­te por la di­ver­si­dad y es­tá apren­dien­do que hay pro­ce­sos y nor­mas que hay que ajus­tar, pa­ra ase­gu­rar que la dis­cri­mi­na­ción no se ejer­ce en nin­guno de los as­pec­tos.

“PUE­DES GES­TIO­NAR TU PER­FIL DI­GI­TAL EN GOO­GLE”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.