Ci­ta con el doc­tor Feel Beauty

“No hay que qui­tar­le arru­gas a la vida. Hay que po­ner vida a las arru­gas”, di­ce el der­ma­tó­lo­go Ri­car­do Ruiz. Tex­to: Carol Ló­pez

Glamour (Spain) - - AGOSTO GLAMOUR -

No hay que te­ner mie­do a en­ve­je­cer. La lu­cha con­tra el en­ve­je­ci­mien­to es­tá per­di­da des­de el na­ci­mien­to, y las arru­gas in­di­can lo que nos hemos reí­do”, di­ce el der­ma­tó­lo­go on­co­ló­gi­co y es­té­ti­co Ri­car­do Ruiz. En su charla TED, de­fien­de los re­to­ques es­té­ti­cos pru­den­tes, ar­mó­ni­cos y ele­gan­tes. “La piel es el ór­gano más gran­de del cuer­po hu­mano y el úni­co que se ve. Y la fe­li­ci­dad es el me­jor cos­mé­ti­co.” GLAMOUR: Ase­gu­ras que los der­ma­tó­lo­gos pue­den cam­biar la vida de las per­so­nas a tra­vés de la piel. ¿Có­mo?

DR. RUIZ: Nietzs­che di­jo que el mé­di­co que no en­tien­de las al­mas no po­drá en­ten­der los cuer­pos. Re­ver­tir una fla­ci­dez con una crema no es po­si­ble, pe­ro exis­te un feed­back en­tre la piel y el ce­re­bro: si nos ve­mos bien, nos sen­ti­mos me­jor. GLAMOUR: Se ha­bla mu­cho de la me­di­ci­na per­so­na­li­za­da. En der­ma­to­lo­gía, ¿có­mo se abor­da? DR. RUIZ: La ver­da­de­ra der­ma­to­lo­gía per­so­na­li­za­da es

sen­tar­se jun­to al pa­cien­te, es­cu­char­le e im­pli­car­se en su pro­ble­ma. Ya sea ac­né, man­chas, pso­ria­sis... hay que to­car al pa­cien­te sin guan­tes, que sien­ta que no pro­du­ce re­cha­zo. GLAMOUR: En nues­tra so­cie­dad hay una ob­se­sión por apa­ren­tar me­nos edad. Co­mo es­pe­cia­lis­ta, ¿qué opi­nas?

DR. RUIZ: Se­gún la Asoc. de Ci­ru­gía Plás­ti­ca, los sel­fies han au­men­ta­do un 50% las con­sul­tas de es­té­ti­ca. La ob­se­sión por la be­lle­za y la ju­ven­tud es una fuen­te enor­me de in­sa­tis­fac­ción. Ca­da per­so­na en­ve­je­ce a su ma­ne­ra y hay mu­chas for­mas de ser be­llo. De­be­mos edu­car nues­tra sen­si­bi­li­dad pa­ra de­tec­tar el po­ten­cial de be­lle­za de ca­da pa­cien­te. GLAMOUR: Cé­lu­las ma­dre, al­gas,sú­per an­ti­oxi­dan­tes sin­té­ti­cos, acei­te de krill, re­ti­noi­des... Se­gún lo es­cu­cha­do en con­gre­sos in­ter­na­cio­na­les, ¿cuál es la me­jor fór­mu­la an­ti en­ve­je­ci­mien­to des­cu­bier­ta has­ta la fe­cha? DR. RUIZ: Aca­ba de pu­bli­car­se un in­for­me del Na­tio­nal Ins­ti­tu­te of Aging que ana­li­za si los tra­ta­mien­tos an­ti­edad

Aquí es­tá la úl­ti­ma no­ve­dad de la fir­ma REDENHAIR, el sé­rum re­ge­ne­ra­dor pa­ra pes­ta­ñas 100% ve­gano y sin pros­ta­glan­di­na. És­ta pue­de pro­du­cir efec­tos co­mo os­cu­re­ci­mien­to del iris o irri­ta­ción del glo­bo ocu­lar; por ello, es un pro­duc­to que apuesta por lo na­tu­ral al ser com­ple­ta­men­te ve­gano. De­ja atrás el efec­to make-up y des­preocú­pa­te de la más­ca­ra pa­ra es­te ve­rano. GRAN­DES RE­SUL­TA­DOS Es­ta nue­va fór­mu­la, con bio­ti­na, otor­ga a tus pes­ta­ñas una ma­yor hi­dra­ta­ción y una nu­tri­ción ade­cua­da, ade­más de evi­tar la se­que­dad y la caí­da de las mis­mas. • Los agen­tes ac­ti­vos pe­ne­tran en los fo­lícu­los de las pes­ta­ñas, pro­mo­vien­do su cre­ci­mien­to y ha­cién­do­las más lar­gas y es­pe­sas. • Pro­te­ge tam­bién a tus pes­ta­ñas de la con­ta­mi­na­ción am­bien­tal.

que hay en el mer­ca­do tie­nen ba­se cien­tí­fi­ca o son só­lo es­tra­te­gias de már­ke­ting. Se­gún el in­for­me, aún no se ha de­mos­tra­do el efec­to an­ti­edad en hu­ma­nos de los an­ti­oxi­dan­tes, la res­tric­ción ca­ló­ri­ca, el res­ve­ra­trol, la DHEA ni la hor­mo­na del cre­ci­mien­to. En es­tu­dios con ani­ma­les se ha de­mos­tra­do que la ra­pa­mi­ci­na y la met­for­mi­na au­men­tan la es­pe­ran­za de vida, aun­que tie­nen efec­tos se­cun­da­rios. Sí, hay es­tu­dios que de­mues­tran que la die­ta sa­na y el ejer­ci­cio pre­vie­nen el en­ve­je­ci­mien­to. Has­ta que la cien­cia di­ga otra co­sa, eso es lo que te­ne­mos pa­ra en­ve­je­cer me­jor. No hay ata­jos ni mi­la­gros pa­ra evi­tar el en­ve­je­ci­mien­to de­mos­tra­dos cien­tí­fi­ca­men­te.

GLAMOUR: ¿9,95 €? ¿30 €? ¿75 €? ¿200? ¿Más...? ¿Cuánto de­be­ría­mos pa­gar por nues­tra crema hi­dra­tan­te?

DR. RUIZ: De­pen­de del ti­po de piel. Los pro­duc­tos más ca­ros sue­len pro­por­cio­nar una hi­dra­ta­ción más du­ra­de­ra y po­ten­te, y te­ner me­nos ac­ti­vos que pue­dan cau­sar reac­cio­nes o aler­gias. Pe­ro en pie­les sa­nas y to­le­ran­tes no es ab­so­lu­ta­men­te ne­ce­sa­rio.

GLAMOUR: Una de las lec­cio­nes der­ma­to­ló­gi­cas esen­cia­les de la úl­ti­ma dé­ca­da es la im­por­tan­cia de los an­ti­oxi­dan­tes. ¿Cuál es el me­jor ac­ti­vo an­ti­oxi­dan­te?

DR. RUIZ: El me­jor ac­ti­vo an­ti­oxi­dan­te es un va­so de gaz­pa­cho. Con es­to in­sis­to en la im­por­tan­cia de la die­ta. Y a ni­vel cos­mé­ti­co, com­bi­nar un sé­rum de vi­ta­mi­na C + fo­to­pro­tec­tor to­das las ma­ña­nas. GLAMOUR: ¿Y la téc­ni­ca de re­to­que más re­vo­lu­cio­na­ria? DR. RUIZ: El bó­tox ha re­vo­lu­cio­na­do los mé­to­dos de re­ju­ve­ne­ci­mien­to sin ci­ru­gía. Es la téc­ni­ca es­té­ti­ca más rea­li­za­da en el mun­do y si­gue cre­cien­do. No es idó­nea co­mo téc­ni­ca úni­ca, sino que en la ma­yo­ría de los casos hay que com­bi­nar­la pa­ra ob­te­ner re­sul­ta­dos ar­mó­ni­cos. GLAMOUR: ¿Tres ar­gu­men­tos a favor del bó­tox? DR. RUIZ: Efi­ca­cia: real­men­te bo­rra las arru­gas de ex­pre­sión. Se­gu­ri­dad: pe­se a su ma­la fama, la to­xi­na bo­tu­lí­ni­ca es un fár­ma­co con ga­ran­tías. Y ver­sa­ti­li­dad: lo usa­mos no só­lo pa­ra arru­gas de ex­pre­sión, sino tam­bién pa­ra tra­tar es­tra­bis­mo, hi­per­su­do­ra­ción, mi­gra­ñas, hi­per­sa­li­va­ción... Es muy agra­de­ci­do y los re­sul­ta­dos son muy na­tu­ra­les. GLAMOUR: ¿A qué edad hay que em­pe­zar a tra­tar­se? DR. RUIZ: No hay que te­ner pri­sa, em­pe­zar de­ma­sia­do

pron­to pue­de ser con­tra­pro­du­cen­te, por­que abo­ca a una di­ná­mi­ca de no po­der to­le­rar nin­gu­na im­per­fec­ción fí­si­ca. GLAMOUR: ¿Qué ver­tien­te de tu pro­fe­sión te in­tere­sa más, la clí­ni­ca o la es­té­ti­ca?

DR. RUIZ: La der­ma­to­lo­gía es­té­ti­ca pue­de pa­re­cer una es­pe­cia­li­dad frí­vo­la, pe­ro es fas­ci­nan­te có­mo pue­des ayu­dar a las per­so­nas a me­jo­rar su ca­li­dad de vida. Ali­viar los efec­tos se­cun­da­rios que pro­vo­ca la qui­mio­te­ra­pia en la piel o el pe­lo de pa­cien­tes con cáncer; eli­mi­nar con lá­ser un an­gio­ma que di­fi­cul­ta la vi­sión a un ni­ño; bo­rrar una man­cha hor­mo­nal a una chi­ca; tra­tar las ci­ca­tri­ces de ac­né de un ado­les­cen­te; re­la­jar con bó­tox una pa­rá­li­sis fa­cial o ha­cer que una mu­jer que se vea en el es­pe­jo con la edad que se sien­te son he­chos que la der­ma­to­lo­gía es­té­ti­ca mo­der­na pue­de lograr. GLAMOUR: ¿Y dis­fru­tas de la par­te ar­tís­ti­ca? DR. RUIZ: Mu­cho. Cuan­do ex­tir­po un cáncer de piel, ten­go que sa­ber có­mo re­cons­truir la he­ri­da y es­con­der las ci­ca­tri­ces. Cuan­do tra­to una alo­pe­cia, ten­go que sa­ber qué acon­se­jar pa­ra di­si­mu­lar­la has­ta que los tra­ta­mien­tos ha­gan su efec­to. En­se­ñar a ma­qui­llar­se pue­de me­jo­rar la au­to­es­ti­ma de un pa­cien­te con vi­tí­li­go o con una ci­ca­triz. O re­co­men­dar una crema pa­ra la pso­ria­sis que no man­che la ropa ni ten­ga un olor que pue­da mo­les­tar a la pa­re­ja... Son de­ta­lles que el pa­cien­te agra­de­ce. GLAMOUR: ¿Tu re­co­men­da­ción so­bre el sol? DR. RUIZ: No hay que evi­tar el sol a to­da cos­ta, lo que hay que evi­tar es la que­ma­du­ra so­lar. Hay es­tu­dios que de­mues­tran que las per­so­nas que no to­man el sol tie­nen me­nos cáncer de piel, pe­ro más cán­ce­res de otros ti­pos. La cla­ve es la vi­ta­mi­na D an­ti­in­fla­ma­to­ria : la me­jor for­ma de con­se­guir­la es a tra­vés de ex­po­si­ción so­lar dia­ria cor­ta, me­nos de 10 mi­nu­tos. Pa­ra evi­tar las man­chas y arru­gas, cú­bre­te la ca­ra, que ya es­tá ex­pues­ta du­ran­te to­do el año. GLAMOUR: ¿Po­drías dar­nos un ejem­plo real de an­ti­aging que ha­ya fun­cio­na­do de ver­dad en­tre tus pa­cien­tes?

DR. RUIZ: Ten­go una pa­cien­te de 75 años que ca­mi­na una ho­ra to­dos los días; co­me sa­lu­da­ble y can­ti­da­des mo­de­ra­das; no to­ma mu­cho el sol; se arre­gla ca­da ma­ña­na pa­ra ver­se es­tu­pen­da, tie­ne una en­ri­que­ce­do­ra vida so­cial y se re­la­cio­na mu­cho con otras per­so­nas... Pa­ra mí es el per­fec­to mé­to­do an­ti­edad. Y te ase­gu­ro que a ella le fun­cio­na.

“A par­tir de los 50 años, po­de­mos re­la­jar­nos con la fo­to­pro­tec­ción, ya que los efec­tos no­ci­vos del sol se ma­ni­fies­tan en la piel mu­chos años des­pués”

“Na­da, co­rre, es­tí­ra­te, sal­ta... haz mu­cho de­por­te in­ten­so y va­ria­do”

“Vi­ve sin pri­sas. El mun­do no se va a pa­rar por­que lle­gues 5 mi­nu­tos tar­de”

“La me­jor for­ma de ob­te­ner vit. D es to­mar el sol 10 min ca­da día”

“Mi re­to es que ca­da mu­jer se vea en el es­pe­jo con la edad con que se sien­te”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.