SUSTO O MUER­TE

Glamour (Spain) - - Series -

“STRANGERTHINGS ES UNA CAR­TA DE AMOR A LOS 80”

porada ha si­do emo­cio­nal­men­te muy exi­gen­te. Se vuel­ve más os­cu­ra. GLA­MOUR: ¿Te ayu­da­ba co­no­cer los por­me­no­res de la his­to­ria? MI­LLIE: No. Cuan­do el con­te­ni­do es di­fí­cil y os­cu­ro, siem­pre es un re­to tra­ba­jar. GLA­MOUR: Na­cis­te en Marbella, un lu­gar en el que es­tu­vis­te has­ta los ocho años. ¿Ha­blas es­pa­ñol? MI­LLIE: Un po­qui­to. Me de­fien­do. GLA­MOUR: Te has mu­da­do de ca­sa va­rias ve­ces. ¿Te sien­tes un po­co co­mo Ele­ven, ex­tra­ña allí por don­de vas? MI­LLIE: No. Siem­pre que me he mu­da­do a una nue­va ciu­dad he sen­ti­do que per­te­ne­cía a ese lu­gar. Si des­cu­bro que no soy bien­ve­ni­da, en­ton­ces, me mar­cho. Pe­ro, has­ta aho­ra, siem­pre he si­do re­ci­bi­da con ca­ri­ño. Son dos ca­sos dis­tin­tos. Ele­ven lle­ga a un lu­gar don­de se la mi­ra con re­ce­lo ; mien­tras que yo he vi­vi­do en va­rios si­tios di­fe­ren­tes y nun­ca he te­ni­do nin­gún pro­ble­ma. GLA­MOUR: Ele­ven se ha con­ver­ti­do en un icono de la cultura pop. ¿Có­mo asu­mes ser el cen­tro de aten­ción? MI­LLIE: Me en­can­ta. Por un la­do, dis­fru­to de mi vi­da, ha­blo con gen­te; por otro, amo mi tra­ba­jo. No lo cam­bia­ría por na­da. GLA­MOUR: Di­ría que tie­nes mu­cho en co­mún con Em­ma Wat­son, otra ac­triz in­gle­sa que se con­vir­tió en es­tre­lla in­fan­til e icono de la cultura pop.

MI­LLIE: Te agra­dez­co que me com­pa­res con Em­ma. Sien­to una gran ad­mi­ra­ción por ella . Ha de­di­ca­do su vi­da a es­tu­diar y es­cri­bió una car­ta épi­ca [ po­co an­tes de las pa­sa­das elec­cio - nes a la pre­si­den­cia de los Es­ta­dos Uni­dos]. Me g us­ta­ría ha­cer lo mis­mo, re­pre­sen­tar a mi ge­ne­ra­ción. Es un ho­nor que la gen­te me iden­ti­fi­que con una ver­sión jo­ven de ella por­que es una ac­triz fe­no­me­nal y un gran ser hu­mano. Ella es la de­fi­ni­ción de ins­pi­ra­ción y cla­se. GLA­MOUR: La se­sión de fo­tos mues­tra tu li­ber­tad a la ho­ra de ves­tir. ¿Te gus­ta ex­pre­sar­te a tra­vés de la ro­pa? MI­LLIE: Ten­go mu­cho que de­cir en cuan­to a lo que me pon­go. Es ver­dad

que eli­ge ten­go­lo que es­ti­lis­ta­se po­ne., pe­roMe gus­ta­soy yo ves­tir quien­de ma­ne­raal­go que apro­pia­da­ten­ga que pa­ra pen­sar­mi edad. mu­cho, No mees sa­le­por lo de que for­ma me natural.l la­ma la Me aten­ción.de­jo lle­var GLA­MOUR: Ima­gino que has te­ni­do mu­chas ofer­tas. ¿Por qué de­ci­dis­te aso­ciar tu ima­gen a Calvin Klein? MI­LLIE: Raf es un di­se­ña­dor muy co - no­ci­do y res­pe­ta­do. Me en­can­ta dis­fru­tar de su ta­len­to. Ya me g us­ta­ba su ro­pa cuan­do es­ta­ba en Dior y, aho­ra, co­la­bo­rar con él es un lu­jo. Creo que su tra­ba­jo es real­men­te ex­ce­len­te. La co­lec­ción que ha crea­do es di­ver­ti­da, di­fe­ren­te, úni­ca y ésas son mis re­glas. Con­ge­nia­mos bien. GLA­MOUR: ¿Có­mo ex­plo­ras tu ener­gía ado­les­cen­te le­jos de las cá­ma­ras? MI­LLIE: Me gus­ta can­tar, bailar, ju­gar con mis pe­rros. Me en­can­ta es­tar fue­ra pa­seán­do­les o es­tar con mis ami­gos. Tam­bién dis­fru­to mu­cho ha­cien­do deporte al ai­re li­bre. GLA­MOUR: Pe­se a la fa­ma, ¿có­mo man­tie­nes los pies sobre la tie­rra? MI­LLIE: Mi fa­mi­lia. Ellos vie­nen con­mi­go cuan­do es­toy tra­ba­jan­do. Sig­ni­fi­ca mu­cho pa­ra mí que es­tén a mi la­do.

GLA­MOUR: ¿Has te­ni­do opor­tu­ni­dad de ha­blar con Wi­no­na Ry­der sobre lo que sig­ni­fi­ca cre­cer en Holly­wood? MI­LLIE: Wi­no­na y yo man­te­ne­mos una re­la­ción muy es­tre­cha. Siem­pre me acon­se­ja y me ayu­da mu­cho. Es alen­ta­dor con­tar con al­guien que co­no­ce tan bien la in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca. GLA­MOUR: ¿Por qué piensas que tan­ta gen­te co­nec­tó con Stranger Things en la pri­me­ra tem­po­ra­da?

MI­LLIE: Creo que tie­ne que ver con la ener­gía de los ochenta y, por su­pues­to, con Wi­no­na Ry­der. Su pre­sen­cia en el proyecto ha atraí­do a mu­cha gen­te. Ella es el pi­lar del proyecto. Tam­bién es­tán los que dis­fru­tan con el gru­po de ni­ños. Pe­ro en mi opi­nión, la ra­zón prin­ci­pal por la que la se­rie es un éxi­to es por­que se ha con­ver­ti­do en una car­ta de amor a los años ochenta.

Nos que­da­mos sin uñas cuan­do vi­mos la pri­me­ra tem­po­ra­da de Stranger Things; un he­cho que pa­re­ce vol­ve­rá a pro­du­cir­se (pa­ra des­gra­cia de nues­tra ma­ni­cu­ris­ta) en ape­nas unas se­ma­nas. El 27 de oc­tu­bre, Net­flix es­tre­na la se­gun­da tem­po­ra­da de es­ta exi­to­sa se­rie don­de un gru­po de ni­ños de­ci­de en­fren­tar­se a un ex­tra­ño ser. Pe­ro no es­ta­rán so­los, jun­to a ellos, vol­ve­re­mos a ver a los ac­to­res Wi­no­na Ry­der y Da­vid Har­bour. Ve­te pre­pa­ran­do las pa­lo­mi­tas. Es­to pro­me­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.