15 'tips' pa­ra un bar­bu­do 2015

Es­pe­cial bar­ba Te di­rán que te la afei­tes, que ya se ha pa­sa­do de mo­da. Pe­ro eso son co­sas que de­be­ríais de­ci­dir en­tre tu bar­ba y tú.

GQ (Spain) - - Cuidados GQ Belleza -

En­tre los múl­ti­ples pos­tu­la­dos apo­ca­líp­ti­cos que sue­len bro­tar como se­tas de oto­ño en bo­ca de los gu­rús ha­bi­tua­les al lle­gar el cam­bio de ci­clo del ca­len­da­rio gre­go­riano –el nues­tro, que va­ya sus­to nos pe­ga­ron con el su­yo los ma­yas–, el de la ab­di­ca­ción de­fi­ni­ti­va de las bar­bas en fa­vor del ros­tro lam­pi­ño es tal vez uno de los más re­pe­ti­dos. Su­gie­ren ta­les oráculos que el día 1 de enero de 2015 se pro­du­ci­rá una suer­te de efec­to 2000 de la mo­da ca­pi­lar, y que aque­llos que deseen se­guir sien­do co­ol y mo­der­nos, de­be­rán re­se­tear su es­ti­lis­mo fa­cial y pa­sar­le a sus me­ji­llas el an­ti­vi­rus de la ma­qui­ni­lla. No obs­tan­te, es fá­cil lle­gar a la con­clu­sión de que tal pro­fe­cía so­lo en­cuen­tra mo­ti­va­ción en un fe­nó­meno que po­dría­mos de­no­mi­nar la pa­ra­do­ja del hips­ter , un con­tra­sen­ti­do ló­gi­co cu­yo enun­cia­do re­za así: ser hips­ter ya no es hips­ter .

Pe­ro ni los hips­ters in­ven­ta­ron la bar­ba ni la bar­ba ter­mi­na­rá el día que de­ci­dan ra­su­rár­se­la –su­po­nien­do que es­tén pen­san­do en ha­cer­lo, co­sa que tam­po­co es­tá cla­ra; o que en­cuen­tren un mo­do de ser hips­ters sin ser­lo–. Por tan­to, no te­mas. Si de­ci­des apu­rar la re­sa­ca del 31 con un buen cho­co­la­te con chu­rros en un bar de vie­jo, el ve­llo fa­cial de los pa­rro­quia­nos se­gui­rá don­de lo vis­te por úl­ti­ma vez. Con una di­fe­ren­cia: es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.