DE COS­TA A COS­TA

GQ (Spain) - - De Firma -

"O se es cur­si o fla­men­co", de­cía Coc­teau. Su ob­se­sión por el sol y el buen tiem­po le lle­vó a re­ca­lar re­pe­ti­das ve­ces en nues­tro país, don­de vi­vió al­gu­nos de sus días más fe­li­ces. A me­dia­dos del si­glo pa­sa­do la cos­ta del Sol em­pe­za­ba a re­ful­gir como uno de los gran­des pa­raí­sos del sur de Eu­ro­pa, y el ge­nio fran­cés se enamo­ró de su luz. So­lía alo­jar­se en ca­sa de la fa­mi­lia del es­cri­tor Ed­gar Ne­vi­lle. Allí pin­ta­ba, di­bu­ja­ba y es­cri­bía mien­tras al­ter­na­ba con bai­lao­res, to­re­ros y fla­men­cas. Le brin­da­ron to­ros en La Maes­tran­za de Sevilla y le mi­ma­ron como a na­die en Mar­be­lla. Sus fies­tas y sus pa­seos por el li­to­ral an­da­luz to­da­vía re­sue­nan en la me­mo­ria de quie­nes tu­vie­ron el pri­vi­le­gio de co­no­cer­lo. Los poe­mas de­di­ca­dos a Es­pa­ña re­ve­lan que el sen­ti­mien­to era mu­tuo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.