SA­LUD

GQ (Spain) - - Sumario -

Có­mo evi­tar le­sio­nes.

1) CÁ­MA­RA HI­PER­BÁ­RI­CA Di­cen las bue­nas len­guas que es­te fue uno de los mé­to­dos uti­li­za­dos por los mé­di­cos de Cris­tiano Ro­nal­do pa­ra res­ta­ñar la mal­tre­cha ro­di­lla de la es­tre­lla blan­ca y evi­tar su pa­so por el qui­ró­fano. A gran­des ras­gos, con­sis­te en un ci­lin­dro de va­cío, pre­su­ri­za­do has­ta tres at­mós­fe­ras de oxí­geno pu­ro, en el que se in­tro­du­ce al pa­cien­te pa­ra mul­ti­pli­car la oxi­ge­na­ción de los te­ji­dos da­ña­dos y ace­le­rar su re­cu­pe­ra­ción. La cá­ma­ra hi­per­bá­ri­ca tie­ne, asi­mis­mo, pro­pie­da­des des­in­fla­ma­to­rias y ci­ca­tri­zan­tes, apar­te de otros múltiples be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud, co­mo la ge­ne­ra­ción de an­ti­rra­di­ca­les li­bres. No son mu­chos los cen­tros que dis­po­nen de ella en Es­pa­ña, pe­ro ha­ber­los hay­los, co­mo las Clí­ni­cas S&O (cli­ni­cas­yo.es).pre­cio de la se­sión: 120 €. 2) CRIO­SAU­NA Por mu­cho ca­lor que ha­ga en Es­pa­ña en ve­rano, me­ter­se en una ca­bi­na que des­pren­de va­po­res de ni­tró­geno a -193 gra­dos, así, de pri­me­ras, es al­go que no ape­te­ce (si te has ba­ña­do al­gu­na vez en las is­las Cíes sa­bes de lo que ha­bla­mos). Sin em­bar­go, la crio­sau­na es una téc­ni­ca que lle­van uti­li­zan­do du­ran­te años los de­por­tis­tas de éli­te pa­ra re­cu­pe­rar su mus­cu­la­tu­ra de los es­fuer­zos o le­sio­nes. Una ex­po­si­ción de tres mi­nu­tos a es­tas tem­pe­ra­tu­ras ex­tre­mas pro­du­ce en el or­ga­nis­mo un subidón de en­dor­fi­nas, con im­por­tan­tes efec­tos an­ti­in­fla­ma­to­rios y anal­gé­si­cos, y una es­ti­mu­la­ción del sis­te­ma in­mu­ne. Ade­más, que­ma ca­lo­rías, eli­mi­na to­xi­nas, oxi­ge­na las células, re­du­ce el es­trés, au­men­ta la ener­gía y me­jo­ra la cir­cu­la­ción, en­tre otros be­ne­fi­cios. Ya ves, pa­ra lu­cir hay que su­frir… un po­qui­to de frío. Cr­yo­sa­lud y Be­lle­za (cr­yo­sa­lud. com).test4­you (test4­you.es).una se­sión cues­ta unos 70 €.

3) IN­DI­BA Es un buen ejem­plo de có­mo la apa­ra­to­lo­gía des­ti­na­da a la ca­bi­na de be­lle­za traspasa a ve­ces las ba­rre­ras de la me­di­ci­na es­té­ti­ca pa­ra co­lar­se en la me­di­ci­na de­por­ti­va. Des­pués de to­do, si una má­qui­na de ra­dio­fre­cuen­cia es bue­na pa­ra me­jo­rar la sín­te­sis del co­lá­geno del ros­tro, ¿no fun­cio­na­rá tam­bién pa­ra es­ti­mu­lar esa mis­ma pro­teí­na en los ten­do­nes de las ro­di­llas de un atle­ta? Así, el In­di­ba se ha con­ver­ti­do en un must pa­ra pro­fe­sio­na­les co­mo Ra­fa Na­dal y ama­teurs­cua­ren­to­nes con las ar­ti­cu­la­cio­nes al bor­de del co­lap­so por el run­ning. En Clí­ni­ca IO (cli­ni­caio.es). Pre­cio: 55 € (1 ho­ra). 4) TRA­BA­JAR EL 'CORE' ¿Qué es el 'core'? Co­rees una pa­la­bra in­gle­sa que sig­ni­fi­ca nú­cleo y en fit­ness se re­fie­re al con­jun­to de múscu­los en­tre la par­te in­fe­rior de los pec­to­ra­les y los glú­teos. Son el rec­to ab­do­mi­nal, el trans­ver­so del ab­do­men, los ab­do­mi­na­les obli­cuos (ex­ter­nos e in­ter­nos), los glú­teos, el erec­tor de la co­lum­na, los múscu­los es­pi­na­les, los ab­duc­to­res y los fle­xo­res de la ca­de­ra.

¿Por qué hay que tra­ba­jar­lo? En el co­re­se en­cuen­tra el cen­tro de gra­ve­dad de nues­tro cuer­po y en él se ini­cian mu­chos de los movimientos que ha­ce­mos a dia­rio. Es una zo­na en la que se ge­ne­ra la ener­gía y re­per­cu­te en nues­tro equi­li­bro, es­ta­bi­li­dad y coor­di­na­ción. Con un en­tre­na­mien­to ade­cua­do con­se­gui­re­mos au­men­tar la potencia de nues­tro cuer­po, nos da­rá más equi­li­brio y es­ta­bi­li­dad mus­cu­lar, y re­du­ci­rá el ries­go de le­sio­nes, ya que me­jo­ra nues­tra pos­tu­ra y ab­sor­be me­jor los po­si­bles im­pac­tos.

¿Có­mo se ejer­ci­ta? Una de las for­mas más po­pu­la­res de ejer­ci­tar el co­rees con ejer­ci­cios de ines­ta­bi­li­dad, que po­ten­cian la ac­ti­vi­dad pro­pio­cep­ti­va y neu­ro­mus­cu­lar. Aquí tie­nes tres he­rra­mien­tas que te pue­den ayu­dar a con­se­guir­lo:

• Fitball: Pa­ra rea­li­zar ejer­ci­cios de con­trac­ción y ro­ta­ción. • Bo­su: Te per­mi­te ha­cer ejer­ci­cios de fuer­za y car­dio con un plus de ines­ta­bi­li­dad. • Dy­na­discs: Aña­de ines­ta­bi­li­dad a tus ejer­ci­cios de fuer­za. 5) BIO­CHIP 'SPORT' Se han iden­ti­fi­ca­do más de 200 ge­nes que in­flu­yen en el ren­di­mien­to de­por­ti­vo. Con una mues­tra de sa­li­va, un test ge­né­ti­co (600 €) pue­de de­cir­te la dis­ci­pli­na ideal pa­ra ti, se­gún tu potencia, re­sis­ten­cia, ra­pi­dez… Ge­no­mic Ge­ne­tics In­ter­na­tio­nal (ge­no­mic­ge­ne­tics.com).

POR HÉC­TOR IZ­QUIER­DO IA­GO DA­VI­LA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.