Cui­da­do con ella

Si ha­bías pen­sa­do de­cla­rar­te a Su­ki Wa­ter­hou­se aho­ra que es­tá sol­te­ra, me­jor lée­te es­to.

GQ (Spain) - - Gq Detalles -

Su­ki Wa­ter­hou­se es la rei­na de los re­ci­bi­mien­tos ca­lien­tes. Es al­ta y del­ga­da (pe­ro na­da des­agra­da­ble en am­bas fa­ce­tas) con una bo­ca­za siem­pre abier­ta que bien po­dría la­var­se con ja­bón. Y pa­re­ce que es­tá con­de­na­da a ser la pró­xi­ma chi­ca-co­le­ga-en-plan-chi­co de Holly­wood. Es­ta reconocida mo­de­lo y pu­jan­te ac­triz ha in­ter­pre­ta­do re­cien­te­men­te a un per­so­na­je son­rien­te, aun­que al­go in­quie­tan­te fí­si­ca­men­te, en la se­gun­da en­tre­ga de la sa­ga Di­ver­gen­te, In­sur­gen­te (se­gún Su­ki, su pre­pa­ra­ción pa­ra el pa­pel in­cluía apren­der a ma­ne­jar un mon­tón de ar­mas de imi­ta­ción y, de vez en cuan­do, sal­tar en tram­po­li­nes) y en fe­bre­ro de 2016 apa­re­ce­rá en Or­gu­llo y pre­jui­cio y zom­bis, pa­ra la que se pre­sen­tó al cas­ting con una es­ce­na de ar­tes mar­cia­les.

Ha­blan­do des­de las bur­bu­jean­tes aguas de un ja­cuz­zi en Los Án­ge­les (tras una se­sión "real­men­te elás­ti­ca" de yo­ga que es­tu­vo "real­men­te co­jo­nu­da"), la ex­no­via in­gle­sa de Brad­ley Coo­per ad­mi­te que sus atlé­ti­cas in­ter­pre­ta­cio­nes no son flor de un día.

"Soy bas­tan­te fuer­te pa­ra ser una chi­ca. De ni­ña apren­dí ká­ra­te, lle­gué a ser cin­tu­rón ma­rrón, y de pe­que­ñas, mi her­ma­na y yo nos dá­ba­mos de le­ches", ex­pli­ca.

Con su pe­lo ru­bio eter­na­men­te post­coi­tal y sus tu­pi­das cejas, Wa­ter­hou­se se re­co­no­ce co­mo per­pe­tra­do­ra in­dis­cu­ti­ble (aun­que ac­ci­den­tal) de tres le­sio­nes se­rias su­fri­das por su me­jor ami­ga de la in­fan­cia: sal­tar­le los in­ci­si­vos (ju­gan­do a una es­pe­cie de béis­bol ir­lan­dés), rom­per­le un to­bi­llo (pa­ti­nan­do so­bre hie­lo) y par­tir­le el ta­lón de Aqui­les (en los co­ches de cho­que). "¿No es as­que­ro­so?", di­ce en­tre car­ca­ja­das.

Des­de aque­llos tiem­pos pa­re­ce que Su­ki Wa­ter­hou­se ha tra­ba­ja­do en con­te­ner par­te de su anar­quía ci­né­ti­ca. Tras ter­mi­nar el ro­da­je de In­sur­gen­te se tras­la­dó a Los Án­ge­les, una ciu­dad cu­ya to­po­gra­fía pe­ga más con ella que su Lon­dres na­tal. "So­lo el he­cho de su­bir co­li­nas en­tre reunión y reunión me da subidón. Es una lo­cu­ra", con­clu­ye.

SO­LO NO­VIOS GUAYS El cu­rrí­cu­lum amo­ro­so de Su­ki Wa­ter­hou­se in­clu­ye al can­tan­te de Kooks, Lu­ke Prit­chard; al tam­bién mú­si­co Mi­les Ka­ne; y a Brad­ley Coo­per, con quien rom­pió en mar­zo de es­te año.

POR ALI­CE GRE­GORY EN­TRE ES­TRE­LLAS Su­ki aca­ba de con­fir­mar que ro­da­rá con Jim Ca­rrey, Keanu Ree­ves, Die­go Lu­na y Ja­son Mo­moa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.