Vis­to y no vis­to

Por Vi­cen­te Ga­llart –

GQ (Spain) - - Estilo -

EN LA SAS­TRE­RÍA DE RE­NOM­BRE pro­ce­den­te de Sa­vi­le Row es ex­tra­ño en­con­trar in­di­cios de van­guar­dia. Sin em­bar­go, el di­se­ña­dor an­glo­ita­liano Car­lo Bran­de­lli es una ex­cep­ción a di­cha regla. Co­mo di­rec­tor crea­ti­vo, des­de ha­ce un año, de la fir­ma Kil­gour (aun­que lle­ve tra­ba­jan­do en ella más de una dé­ca­da con desave­nen­cias, rup­tu­ras y re­con­ci­lia­cio­nes), Bran­de­lli fue in­vi­ta­do al úl­ti­mo Pit­ti Uo­mo a de­mos­trar su va­lía, a me­dio ca­mino en­tre la mo­da y el ar­te. Su ins­ta­la­ción en el Pa­laz­zo Me­di­ci Ric­car­di fue un pre­cio­so ho­me­na­je ar­tís­ti­co a la lu­mi­no­si­dad a tra­vés de pa­ne­les de cris­tal que en­vol­vie­ron las im­pe­ca­bles pren­das de una fir­ma que se acer­ca al si­glo y me­dio de vi­da. Kil­gour se fun­dó en 1882 y has­ta los años 30 se es­pe­cia­li­zó en ro­pa ecues­tre. Con la mo­der­ni­za­ción del ar­ma­rio mas­cu­lino, su es­ti­lo co­men­zó a adap­tar­se a los gus­tos de una clien­te­la que de­man­da­ba tra­jes de día im­pe­ca­bles y ele­gan­tes es­mó­qui­nes pa­ra la no­che. Y en­ton­ces fue cuan­do lle­ga­ron las ce­le­bri­ties. El pri­me­ro de ellos fue Fred As­tai­re, que no du­dó en lu­cir es­mo­quin de Kil­gour en su gran éxi­to Som­bre­ro de co­pa. Des­pués apa­re­ció Al­fred Hitch­cock y no so­lo se hi­zo fan in­con­di­cio­nal de su sas­tre­ría a me­di­da, tam­bién en­car­gó pa­ra Cary Grant el tra­je gris con el que co­rre de­lan­te de una avio­ne­ta en la icó­ni­ca es­ce­na de Con la muer­te en los ta­lo­nes. Tras ello, Grant se con­vir­tió en el gran em­ba­ja­dor de Kil­gour por el mun­do, jun­to a otros ac­to­res co­mo Rex Ha­rri­son o Ro­bert Mit­chum. Aho­ra, Bran­de­lli pre­fie­re in­ter­ac­cio­nar con el ar­te a fi­char fa­mo­sos a gol­pe de ta­lo­na­rio (aun­que Br­yan Ferry, Ju­de Law y Da­niel Craig sean asi­duos de la tien­da lon­di­nen­se). Por eso, las cam­pa­ñas de Kil­gour tie­nen a Nick Knight tras la cá­ma­ra y a Pe­ter Sa­vi­lle tras la di­rec­ción de ar­te. Por eso, su vi­sión de la sas­tre­ría es úni­ca y tan de­li­ca­tes­sen.

SÍM­BO­LO RE­GIO La co­ro­na es el ele­men­to cen­tral de la co­lec­ción King de jo­ye­ría mas­cu­li­na de Dol­ce & Gab­ba­na. Se com­po­ne de lu­jo­sas pie­zas, co­mo ge­me­los y col­gan­tes con ca­de­na, rea­li­za­das en oro y con pie­dras pre­cio­sas y se­mi­pre­cio­sas.

AYER Y HOY La his­to­ria de la co­la­bo­ra­ción en­tre la di­se­ña­do­ra Lou Dal­ton y Ce­rru­ti (es­ta es su ter­ce­ra tem­po­ra­da jun­tos) se plas­ma aho­ra en un fashion film en el que se echa la vis­ta atrás pa­ra ha­blar de los orí­ge­nes de la fir­ma ita­lia­na.

PA­RA VI­SI­TAR Se aca­ba de inau­gu­rar en el Mu­seo Vic­to­ria & Albert de Lon­dres la ex­po­si­ción Shoes: Pain and Pleasure

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.