El fu­tu­ro os sien­ta tan bien…

El li­bro This Is SEAT, de la pres­ti­gio­sa edi­to­rial­te­neues, re­tra­ta el de­ve­nir de una mar­ca que, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, se vuel­ve más jo­ven a ca­da año que pa­sa. Una his­to­ria fas­ci­nan­te.

GQ (Spain) - - La Buenavida -

Anues­tros lectores más ta­llu­di­tos, aque­llos que or­gu­llo­sa­men­te pei­nan ca­nas, la es­ce­na de la de­re­cha ha de re­sul­tar­les por fuer­za fa­mi­liar. El lan­za­mien­to del 600 en 1957 re­pre­sen­tó la mo­to­ri­za­ción de un país en blan­co y ne­gro que ape­nas sa­lía de las pe­nu­rias de una du­ra pos­gue­rra; y alum­bró, por des­con­ta­do, una nue­va era de lar­gos via­jes por ca­rre­te­ra y va­ca­cio­nes en la pla­ya –có­mo se con­se­guía me­ter a to­da la fa­mi­lia en un co­che tan pe­que­ño, o so­bre­vi­vir a ma­reos y li­po­ti­mias en eter­nos tra­yec­tos a pleno sol sin ai­re acon­di­cio­na­do, con­ti­núa sien­do un mis­te­rio–.

Su­pu­so, en de­fi­ni­ti­va, el ad­ve­ni­mien­to del co­che como ele­men­to de li­ber­tad per­so­nal y sím­bo­lo de es­ta­tus. Por su­pues­to, ge­ne­ró tam­bién una ico­no­gra­fía que aun hoy nos ha­ce son­reír en nues­tros días más me­lan­có­li­cos. Pe­ro pa­ra un fa­bri­can­te glo­bal de vehícu­los, la nos­tal­gia no es una op­ción –como mu­cho, un pla­cer cul­pa­ble–. Por eso, el li­bro This Is SEAT, un grue­so vo­lu­men que aca­ba de pu­bli­car la editorial Te­neues, ape­nas se de­tie­ne en el pa­sa­do del úni­co fa­bri­can­te de au­to­mó­vi­les 100% es­pa­ñol (sí, un po­qui­to ale­mán tam­bién, en tan­to que per­te­ne­ce des­de 1986 al gru­po Volks­wa­gen). An­tes bien, pre­ten­de ser una mi­ra­da al pre­sen­te y el fu­tu­ro de una mar­ca que em­plea a más de 14.000 per­so­nas en

to­do el mundo y que cons­ti­tu­ye el prin­ci­pal ex­por­ta­dor in­dus­trial de nues­tro país –el 80% de la pro­duc­ción se ven­de fue­ra de nues­tras fron­te­ras, en 1.800 con­ce­sio­na­rios y 2.150 pun­tos de venta de un to­tal de 76 paí­ses–.

'MA­DE IN BAR­CE­LO­NA'

La his­to­ria de SEAT es­tá ín­ti­ma­men­te li­ga­da a la Zo­na Fran­ca de Bar­ce­lo­na. La fá­bri­ca de Mar­to­rell, que inau­gu­ró su pro­duc­ción en 1953 con el 1400, se ha con­ver­ti­do en una de las fac­to­rías más mo­der­nas del mundo –en 2013 re­ci­bió el pres­ti­gio­so pre­mio Eu­ro­pean Au­to­mo­ti­ve Lean Award–. De sus di­fe­ren­tes lí­neas de mon­ta­je sa­len un to­tal de 2.100 co­ches al día, uno ca­da 30 se­gun­dos. Es la jo­ya de la co­ro­na de SEAT, una ciu­dad del au­to­mó­vil que al­ber­ga tam­bién un cen­tro téc­ni­co en el que más de un mi­llar de in­ge­nie­ros ve­la por el desa­rro­llo de los di­fe­ren­tes mo­de­los; y un cen­tro de di­se­ño con más de 100 pro­fe­sio­na­les en­car­ga­dos de di­bu­jar el fu­tu­ro de la mar­ca.

Ese fu­tu­ro pa­sa por se­guir am­plian­do la ga­ma de mo­de­los y por in­tro­du­cir­se en el lu­cra­ti­vo seg­men­to SUV. Por ello, no es ca­sua­li­dad que ocu­pe la por­ta­da de This Is SEAT –y pro­ta­go­ni­ce gran par­te del in­te­rior– el con­cept car 20V20, ba­se so­bre la que se ha cons­trui­do el cros­so­ver que la mar­ca pre­sen­ta es­te año en el Sa­lón de Ginebra. Es­te vehícu­lo mues­tra como nin­gún otro las lí­neas maes­tras de la mar­ca –tec­no­lo­gía de van­guar­dia, di­se­ño emo­cio­nal y di­na­mis­mo sin com­pro­mi­sos– y es­tá des­ti­na­do a con­ver­tir­se en un su­per­ven­tas a la al­tu­ra del León y el Ibi­za –de es­te úl­ti­mo se han en­tre­ga­do más de 5 mi­llo­nes de co­ches de sus cua­tro ge­ne­ra­cio­nes–.

En con­clu­sión, This Is SEAT nos en­se­ña una com­pa­ñía mo­der­na, fres­ca, que ha sa­bi­do to­mar lo me­jor de dos mun­dos: la luz, la crea­ti­vi­dad y la ale­gría de Es­pa­ña y la efi­caz in­ge­nie­ría ale­ma­na. Si lo lla­man en­joy­nee­ring, por al­go se­rá.

POR HÉCTOR PA­LO­MA­RES

El pre­sen­te y el fu­tu­ro de una mar­ca que­ri­da.

This Is SEAT no es un li­bro so­bre la his­to­ria de SEAT. Quien se acer­que a él des­de es­ta pers­pec­ti­va que­da­rá de­cep­cio­na­do sin re­me­dio. Por­que de lo que ha­bla es­te vo­lu­men de 232 pá­gi­nas y 125 fo­to­gra­fías a co­lor es del pre­sen­te y fu­tu­ro de la mar­ca, de sus ins­ta­la­cio­nes de van­guar­dia y de las per­so­nas que ha­cen po­si­ble su éxi­to. Su prin­ci­pal pro­ta­go­nis­ta, de he­cho, es el con­cept car 20V20, que sir­ve de mo­de­lo a los edi­to­res pa­ra mos­trar los va­lo­res de la mar­ca. Los aman­tes de los au­to­mó­vi­les dis­fru­ta­rán tam­bién con el es­pa­cio que se le de­di­ca a es­te vehícu­lo como ca­so de es­tu­dio, con abun­dan­te ma­te­rial gráfico so­bre su di­se­ño, desa­rro­llo y fa­bri­ca­ción. El lec­tor es­pa­ñol, ade­más, en­con­tra­rá en THISISSEAT un mo­ti­vo pa­ra sen­tir cier­to or­gu­llo pa­trió­ti­co más allá de los éxi­tos de­por­ti­vos. Que no es po­ca co­sa. Ed. Te­neues. 39,90 €.

EL PRE­CUR­SOR El mí­ti­co 600 fue el pri­mer co­che de ma­sas en Es­pa­ña, el vehícu­lo que mo­to­ri­zó a un país en blan­co y ne­gro.

INS­TA­LA­CIO­NES DEVANGUARDIA En los ta­lle­res de cha­pis­te­ría de Mar­to­rell, un to­tal de 2.000 ro­bots eje­cu­tan 3.000 mi­llo­nes de sol­da­du­ras al año. El con­trol de ca­li­dad de los vehícu­los es cons­tan­te a lo lar­go de la lí­nea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.