¿PUE­DE USAR UN HOM­BRE UNA FRA­GAN­CIA FLO­RAL?

GQ (Spain) - - Ciudados -

Las fron­te­ras en­tre lo mas­cu­lino y fe­me­nino en el mundo de la per­fu­me­ría es­tán no­ta­ble­men­te di­fu­mi­na­das. En una

in­ter­pre­ta­ción mo­der­na de la ob­se­sión uni­sex de los 90, nu­me­ro­sas mar­cas ni­cho ni si­quie­ra es­ta­ble­cen di­fe­ren­cias en­tre am­bos mun­dos. Al­gu­nas con­ven­cio­nes, no obs­tan­te, per­ma­ne­cen in­có­lu­mes. Así, son ra­ras las fra­gan­cias pa­ra hom­bre que

uti­li­zan ro­sas en su com­po­si­ción y las mar­cas que se han atre­vi­do por lo ge­ne­ral

no han triun­fa­do. Más co­mu­nes son la flor de la na­ran­ja, la vio­le­ta, el jaz­mín o el iris. En cual­quier ca­so, las no­tas flo­ra­les han de uti­li­zar­se con tien­to en to­do ju­go

mas­cu­lino de vo­ca­ción mains­tream.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.