'forever young'

Ke­vin Ro­lland ya te­nía to­do lo que ne­ce­si­ta un mi­llen­nial pa­ra triun­far: un de­por­te cool –es­quí freesty­le– y mi­llo­nes de fans en in­ter­net. Aho­ra, ade­más, es em­ba­ja­dor de la eter­na ju­ven­tud. Gra­cias a Shi­sei­do.

GQ (Spain) - - Cuidados -

po­cas co­sas re­sul­tan más te­rro­rí­fi­cas pa­ra un hom­bre, di­ga­mos… ma­du­ro, que caer en el abis­mo de la bre­cha ge­ne­ra­cio­nal. Así que, si ya vas en­tran­do en ese es­pec­tro vie­jo­ven y aún guar­das en el tras­te­ro tu co­lec­ción de La­ser­disc, tó­ma­te es­te ar­tícu­lo con cal­ma. Es­tás en tu per­fec­to de­re­cho de no co­no­cer a Ke­vin Ro­lland. A pe­sar de ser uno de los me­jo­res freesty­le ski ri­ders del mundo –o qui­zás por eso mis­mo–; o de ser me­da­llis­ta olím­pi­co en la dis­ci­pli­na de half-pi­pe; o de que cuen­te por mi­llo­nes los se­gui­do­res de sus es­pec­ta­cu­la­res ví­deos en in­ter­net (tú tam­po­co los has vis­to, ¿ver­dad? Ya pa­só, ya pa­só…).

Lo di­cho: si tu pri­mer te­lé­fono mó­vil ve­nía con una ma­le­ta en lu­gar de una car­ca­sa, no te ago­bies por no ha­ber oí­do ja­más el nom­bre del nue­vo em­ba­ja­dor de Shi­sei­do. En reali­dad, hay una razón que lo jus­ti­fi­ca: el pro­duc­to que pro­mo­cio­na es­tá in­di­ca­do pa­ra me­no­res de 35 años –ex­pli­ca­ción en la co­lum­na de la de­re­cha– y tú, cla­ra­men­te, no eres el tar­get. Ni del pro­duc­to, ni de es­te jo­ven fran­cés cu­yo mo­do de ga­nar­se la vi­da con­sis­te en eje­cu­tar ca­brio­las im­po­si­bles en el ai­re con sus es­quíes.

"Na­cí en la mon­ta­ña, así que siem­pre he es­ta­do en con­tac­to con la nie­ve", nos cuen­ta. "Em­pe­cé a es­quiar con el equi­po de ve­lo­ci­dad, pe­ro a los 12 años ya es­ta­ba har­to de ir de una puer­ta azul a otra ro­ja. Pa­ra mí eso no era crea­ti­vo, todos los días era lo mis­mo, lo úni­co que po­día ha­cer era ir más rá­pi­do. Lo que más me gus­ta­ba era en­con­trar una ram­pa e in­ven­tar­me nue­vos tru­cos, y así co­men­cé con el freesty­le".

Más de una dé­ca­da y unos cuan­tos hue­sos ro­tos des­pués, Ke­vin es una de las fi­gu­ras más pro­mi­nen­tes de los X-ga­mes y un re­fe­ren­te pa­ra los jó­ve­nes mi­llen­nials. "Ob­via­men­te, esa es una de las ra­zo­nes por las que Shi­sei­do tra­ba­ja con­mi­go, por­que pue­do lle­gar a esa nue­va ge­ne­ra­ción. Pe­ro pa­ra mí tam­bién es im­por­tan­te lle­gar a la po­bla­ción en ge­ne­ral, me gus­ta­ría en­se­ñar­le a to­do el mundo que el es­quí freesty­le es un de­por­te ge­nial, ne­ce­si­ta­mos más ex­po­si­ción me­diá­ti­ca y es­te pro­yec­to po­dría ser­vir tam­bién pa­ra eso".

"Otra de las co­sas que me han en­can­ta­do de es­ta co­la­bo­ra­ción", pro­si­gue, "es que­mehan de­ja­do ser crea­ti­vo con el ma­te­rial au­dio­vi­sual. Me pre­gun­ta­ron si te­nía al­gu­na idea y les su­ge­rí mez­clar mis dos gran­des pa­sio­nes: el es­quí y el buceo. Les en­can­tó el con­cep­to, así que ha­blé con mi equi­po de fil­ma­ción y lo hi­ci­mos. No hay mu­chas gran­des com­pa­ñías que le pi­dan con­se­jo a un de­por­tis­ta de 26 años".

En jus­ta co­rres­pon­den­cia, Ke­vin se ha de­ja­do ase­so­rar en cos­mé­ti­ca mas­cu­li­na por los ex­per­tos de Shi­sei­do; un área en el que, con­fie­sa, es­ta­ba un po­co pez: "Re­co­noz­co que le ro­ba­ba las cre­mas hi­dra­tan­tes a mi no­via. Y eso que ne­ce­si­to cui­dar mi piel todos los días, so­bre to­do en ve­rano, por­que el sol en la mon­ta­ña es muy fuer­te y al fi­nal del día la piel se te que­da se­ca y ti­ran­te. Sin áni­mo de ser cor­po­ra­ti­vo, te di­ré que des­de que me lo pre­sen­ta­ron, uso Hy­dro Mas­ter Gel todos los días, por­que­meen­can­ta su tex­tu­ra li­ge­ra y lo rá­pi­do que se ab­sor­be. No es como esas cre­mas que te las echas y lue­go te tie­nes que la­var las ma­nos".

Por al­go es un pro­duc­to de al­ta tec­no­lo­gía, ¿no? "Sí, cier­to. Es al­go que tie­ne en­co­mún­con el freesty­le: la téc­ni­ca y la pre­ci­sión".

"De­jé el es­quí al­pino por­que me abu­rría pa­sar­me el día yen­do de una puer­ta ro­ja a una puer­ta azul"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.