El cie­lo es­tá en­la­dri­lla­do

La ex­po­si­ción Theart of the Brick de Nathan Sa­wa­ya pa­sa una tem­po­ra­da en Bar­ce­lo­na y obli­ga a pre­gun­tar: ¿prac­ti­car ar­te con pie­zas Le­go es de Pe­ter Pan o de ar­tis­ta avant gar­de?

GQ (Spain) - - La Buena Vida -

Nathan Sa­wa­ya es un ti­po de 42 años que se de­di­ca a cons­truir in­men­sas es­ta­tuas con pie­zas Le­go. Y es­to, evi­den­te­men­te, te lo pue­des to­mar de dos for­mas di­fe­ren­tes: como un se­ve­ro ca­so de pe­ter­pa­nis­mo en el que un se­ñor se ha que­da­do muy atra­pa­do en su in­fan­cia o, por el con­tra­rio, como un ar­tis­ta que in­ten­ta bus­car nue­vos ca­na­les ex­pre­si­vos pa­ra su sen­si­bi­li­dad pop. La ex­po­si­ción The Art of the Brick es­ta­rá dan­do que ha­blar en la ciu­dad de Bar­ce­lo­na has­ta el pró­xi­mo 12 de ju­nio gra­cias a lo­cu­ras como un di­no­sau­rio gi­gan­te o una re­cons­truc­ción de El Gri­to de Munch. Y es­ta es una ex­cu­sa per­fec­ta pa­ra char­lar un ra­to con Sa­wa­ya e in­ten­tar des­pe­jar el enig­ma.

Na­ci­do en­wa­shing­ton pe­ro cria­do en Ore­gón, el ar­tis­ta re­cuer­da per­fec­ta­men­te su pri­mer con­tac­to con las pie­zas Le­go: "Ten­dría cin­co años cuan­do mis abue­los me re­ga­la­ron un pack con la­dri­llos, ven­ta­nas, puer­tas... Em­pe­cé a cons­truir en ese mis­mo ins­tan­te, y lo pri­me­ro que hi­ce fue una ca­si­ta". Le si­guió una in­fan­cia exen­ta de esos trau­mas que es­po­lean una ca­rre­ra de Ar­te en ma­yús­cu­las (y que que­dan ge­nial en to­da en­tre­vis­ta): "Mis pa­dres siem­pre es­ti­mu­la­ron mi crea­ti­vi­dad, así que con­ti­nua­men­te te­nía al­re­de­dor ju­gue­tes crea­ti­vos y de cons­truc­ción. Al ha­cer­me ma­yor, fui a la uni­ver­si­dad de Nue­va York. To­da­vía es­ta­ba in­tere­sa­do en el ar­te, pe­ro sen­tía cier­ta pre­sión por en­con­trar un tra­ba­jo pro­fe­sio­nal, así que aca­bé es­tu­dian­do De­re­cho y ejer­cien­do como abo­ga­do. Aun así, se­guía in­ten­tán­do­lo con la pin­tu­ra, la es­cul­tu­ra, el di­bu­jo… Fue en­ton­ces cuan­do re­cor­dé aquel ju­gue­te de mi in­fan­cia y em­pe­cé a ex­pe­ri­men­tar con él".

A día de hoy, el he­cho de que Nathan Sa­wa­ya ex­pon­ga in­ter­na­cio­nal­men­te ha­ce que, cuan­do te en­te­ras de que cons­tru­ye sus es­cul­tu­ras con pie­zas Le­go, aca­bes ex­cu­sán­do­lo y pen­san­do "en­ton­ces tie­ne que ser ar­te". Pe­ro ima­gi­na que eres un abo­ga­do y un com­pa­ñe­ro tu­yo te di­ce que lo de­ja to­do pa­ra de­di­car­se a cons­truir gi­gan­tes­cas fi­gu­ras de Le­go: "Mis com­pa­ñe­ros en el bu­fe­te de abo­ga­dos no sa­bían por dón­de pi­llar­me. Cuan­do de­jé la abo­ga­cía pa­ra ser ar­tis­ta

¿TE ECHO UNA MANO? Sa­wa­ya en Bar­ce­lo­na, don­de has­ta el 12 de ju­nio pue­de ver­se su ex­po­si­ción de es­cul­tu­ras con pie­zas de Le­go en el Cen­tro Co­mer­cial Las Are­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.