Li­cor ca­fé

GQ (Spain) - - Firmas - por Ma­nuel Jabois -

La Mon­cloa con an­tor­chas, can­tan­do un himno bol­che­vi­que. Un día, ya de­ses­pe­ra­do, me fui de la pa­na­de­ría sin es­pe­rar la vuel­ta. Co­mo es­ta­ba con­de­na­do al fra­ca­so, pues yo soy un chi­co que as­pi­ro en la vi­da a tra­ba­jar en pan­tu­flas y la úni­ca re­vo­lu­ción que vi de cer­ca es una que tu­ve que so­fo­car en ca­sa de mis pa­dres cuan­do en ple­na no­che se me hi­zo ver a gri­tos que ha­bía ol­vi­da­do com­prar pa­pel hi­gié­ni­co, di­mi­tí si­len­cio­sa­men­te co­mo re­vo­lu­cio­na­rio y le di­je a mi lec­tor, en un co­rreo muy edu­ca­do, que a mí las co­rrup­te­las de los par­ti­dos po­lí­ti­cos, los suel­dos de los al­tos car­gos y el mal am­bien­te ge­ne­ral era al­go que me in­co­mo­da­ba, pe­ro no lo su­fi­cien­te co­mo pa­ra de­jar­me bar­ba. Me con­tes­tó que era un con­for­mis­ta y un va­go, y yo le di­je que ade­más era un bo­rra­cho tre­men­do, y que mis co­lum­nas no as­pi­ra­ban a azu­zar a la Hu­ma­ni­dad sino a pa­gar­me los vi­cios y co­no­cer gen­te de en­tre 18 y 20 años que no pen­sa­se por sí mis­ma.

No, no es una por­ta­da de Cold­play; ni Jabois con el pe­cho al ai­re. Es La Li­ber­tad guian­do al pue­blo de De­la­croix. Un icono de la re­vo­lu­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.