TECNÓFILO ES­CÉP­TI­CO

Por Na­cho Pa­lou -

GQ (Spain) - - Firmas -

pa­ra com­ple­tar una fra­se, pa­ra co­mu­ni­car un mo­men­to o co­mo res­pues­ta di­rec­ta e inequí­vo­ca a un co­rreo elec­tró­ni­co o un men­sa­je. Giphy es otro re­po­si­to­rio que in­clu­so cuen­ta con de­ce­nas de "ar­tis­tas del GIF ani­ma­do" en plan­ti­lla y que ofre­ce he­rra­mien­tas pa­ra que cual­quie­ra pue­da ha­cer con­tri­buir ha­cien­do los su­yos.

To­da­vía hoy los GIF ani­ma­dos con­ser­van las mis­mas li­mi­ta­cio­nes que te­nían ha­ce vein­te años. So­lo que esas li­mi­ta­cio­nes aho­ra son las vir­tu­des que los ha­cen ma­ne­ja­bles y que fa­ci­li­tan su in­ter­cam­bio y uso en in­ter­net, en or­de­na­do­res y en mó­vi­les. La aplicación de men­sa­je­ría Te­le­gram, por ejem­plo, per­mi­te bus­car e in­cor­po­rar GIF ani­ma­dos di­rec­ta­men­te en las con­ver­sa­cio­nes, sin sa­lir de la aplicación.

Mien­tras tan­to, los lla­ma­dos ci­ne­ma­graphs, una va­rian­te más ela­bo­ra­da de GIF ani­ma­dos, han lle­va­do es­ta for­ma de ex­pre­sión a ga­le­rías y mu­seos de ar­te. Tam­bién hay quien con­si­de­ra que los GIF ani­ma­dos son un me­dio de co­mu­ni­ca­ción en sí mis­mos. Hay GIF ani­ma­dos ins­truc­ti­vos y edu­ca­ti­vos, los hay que son chis­tes y me­mes, y tam­bién hay GIF ani­ma­dos por­no­grá­fi­cos.

To­do un lo­gro pa­ra un for­ma­to de archivo cu­yo ori­gen se re­mon­ta trein­ta años atrás, que es­tu­vo a pun­to de des­apa­re­cer por cues­tio­nes le­ga­les pri­me­ro y por su ob­so­les­cen­cia téc­ni­ca des­pués y cu­yo nom­bre, to­da­vía hoy, ca­si na­die sa­be pro­nun­ciar.

Dicaprio en me­dio GIF. Aquí no po­de­mos ha­cer­lo com­ple­to, pe­ro qué de co­sas pue­de de­cir un buen le­van­ta­mien­to de cejas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.