IN­TRO

GQ (Spain) - - Intro -

Nom­bre

Lu­gar y fe­cha de na­ci­mien­to An­dreas Ni­ko­laus Lau­da.

Vie­na, Austria, 22 de fe­bre­ro de 1949.

Ni­ki. Ibi­za, Es­pa­ña. 54.

Li­berty Ross no tie­ne pro­ble­mas en ves­tir su mu­ñe­ca con lo que más le ape­tez­ca. Des­de el Flik-flak que la acom­pa­ña­ba de ni­ña, en una in­fan­cia a ma­ta­ca­ba­llo en­tre Lon­dres y Los Án­ge­les, has­ta el Ro­lex Cos­mo­graph que lu­ce pa­ra no­so­tros. ¿Que có­mo se pa­sa de un re­loj sui­zo in­fan­til a la ca­te­go­ría pre­mium? Pues no por Ross, a la que le ti­ra más la tec­no­lo­gía que la tra­di­ción y que es una enamo­ra­da con­fe­sa del Ap­ple Watch, sino por su ma­ri­do Jimmy Io­vi­ne –que ha pro­du­ci­do a ar­tis­tas des­de John Len­non has­ta Lady Ga­ga–, quien le re­ga­ló la pie­za cuan­do to­da­vía eran no­vios. Y es bue­na elec­ción pa­ra una mo­de­lo y ac­triz que no ha es­ta­do quie­ta nun­ca. El Cos­mo­graph es la evo­lu­ción su­pre­ma del cro­nó­gra­fo, se­gún Ro­lex. Una má­qui­na de pre­ci­sión ab­so­lu­ta con­ce­bi­da pa­ra pi­lo­tos de ca­rre­ras que lle­va rein­ven­tán­do­se des­de 1963 has­ta su en­car­na­ción ac­tual.

El gla­mour es­tá en los de­ta­lles. So­bre to­do si son de Cartier. No es al­go que di­ga­mos no­so­tros, sino el ava­tar de la sen­sua­li­dad Di­ta Von Tee­se, en­car­na­ción de un fa­bu­lo­so sue­ño ame­ri­cano que la lle­vó de chi­ca gran­je­ra de Mí­chi­gan (su nom­bre real es Heath

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.