EL BARBERO DE­FI­NI­TI­VO

Baby­liss­men Du­ran­te años, el ve­llo fa­cial fue un enemi­go a ex­ter­mi­nar. A día de hoy, la barba ya for­ma par­te de nues­tra in­di­vi­dua­li­dad co­mo va­ro­nes. So­lo nos fal­ta­ba la he­rra­mien­ta de­fi­ni­ti­va pa­ra crear su es­ti­lo de un mo­do fá­cil. Se lla­ma Le Beard De­sign

GQ (Spain) - - Intro -

Hay tec­no­lo­gías que mar­can un an­tes y un des­pués en nues­tra vi­da co­ti­dia­na. ¿Re­cuer­das, por ejem­plo, có­mo que­da­bas con los ami­gos an­tes de la in­ven­ción del mó­vil, o có­mo ca­len­ta­bas la le­che cuan­do no ha­bía mi­cro­on­das? No, ¿ver­dad? De igual mo­do, al­gún día los hom­bres nos pre­gun­ta­re­mos có­mo ha­cía­mos pa­ra re­cor­tar­nos la barba an­tes de que exis­tie­ra Le Beard De­sig­ner de Baby­liss­men. Es­ta má­qui­na re­vo­lu­cio­na­ria, la úl­ti­ma crea­ción del la­do mas­cu­lino de Baby­liss, ha­ce que crear cual­quier es­ti­lis­mo fa­cial sea tan có­mo­do, lim­pio y fá­cil que, des­pués de usar­la por pri­me­ra vez, no que­rrás vol­ver a lo an­te­rior. Si es que exis­tió al­go an­te­rior, cla­ro, por­que… ¿quién se acuer­da? Con un sis­te­ma de cor­te ro­ta­ti­vo pa­ten­ta­do, más rá­pi­do y efi­caz gra­cias a sus cu­chi­llas de do­ble afi­la­do; unos pei­nes guía me­tá­li­cos que te per­mi­ten ju­gar con has­ta 50 al­tu­ras di­fe­ren­tes y una ba­te­ría con una au­to­no­mía de 40 mi­nu­tos, es el gad­get de­fi­ni­ti­vo pa­ra los bar­bu­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.