La gran apues­ta

Tie­ne ori­gen ita­liano y al­ma de di­se­ña­dor. Así es el crea­dor del fu­tu­ro re­loj de­por­ti­vo Mont­blanc.

GQ (Spain) - - Relojes -

Cuan­do el director ge­ne­ral de Mont­blanc creó la di­vi­sión Mont­blanc Wat­ches pa­ra dar­le ma­yor per­so­na­li­dad al seg­men­to re­lo­je­ro de la com­pa­ñía, Da­vi­de Cerrato ya era el can­di­da­to que te­nía en men­te pa­ra ella. Es­te se ofre­ció pa­ra en­trar en el mun­do Mont­blanc de la era Lam­bert, "a la que le fal­ta una ga­ma de re­lo­jes de­por­ti­vos, lo que en al­gu­nos paí­ses re­pre­sen­ta has­ta el 80% de las ven­tas de re­lo­jes mas­cu­li­nos", cuen­ta a GQ. El tra­to se ce­rró en dos se­ma­nas. Atrás que­dó su mag­ní­fi­co tra­ba­jo al fren­te de Tu­dor, a quien con­si­guió do­tar de una iden­ti­dad le­jos de la som­bra de Rolex. Aho­ra en él re­cae la mi­sión de crear un re­loj de­por­ti­vo Mont­blanc tan ca­ris­má­ti­co co­mo los que ha di­se­ña­do en el pa­sa­do. Pa­ra ello "hay que po­ner el fo­co en la la­bor que hi­zo la le­gen­da­ria Mi­ner­va [la ma­nu­fac­tu­ra de Mont­blanc en Vi­lle­ret] en los años 20, cuan­do, jun­to con Heuer, era lí­der en la fa­bri­ca­ción de ins­tru­men­tos cro­no­mé­tri­cos, ba­se de los ac­tua­les re­lo­jes de­por­ti­vos", afir­ma ta­jan­te. Na­die du­da de que es­te es un re­to que Cerrato cum­pli­rá con éxi­to, ya que su vi­da es pu­ra ins­pi­ra­ción. "Em­pe­cé a di­se­ñar an­tes que a es­cri­bir. Cuan­do que­ría co­mu­ni­car­me con mi ma­dre, di­bu­ja­ba una vi­ñe­ta de te­beo". Y has­ta hoy.

• BEA­TRIZ ROL­DÁN UN HOM­BRE FE­LIZ "El as­pec­to crea­ti­vo del desa­rro­llo del pro­duc­to y su co­mu­ni­ca­ción es lo que me mo­ti­va al le­van­tar­me ca­da ma­ña­na, lo que me ha­ce fe­liz", cuen­ta un son­rien­te Cerrato.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.