EL CIE­LO PA­TAS ARRI­BA

Cary Grant huía de un bi­plano co­mo es­te en la pe­lí­cu­la Con la muer te en los ta­lo­nes. Las wing­wal­kers de Breitling dan­zan so­bre ellos a 600 me­tros del sue­lo.

GQ (Spain) - - La Buena Vida -

In­ten­ta ha­cer el pino. De acuer­do, aho­ra haz­lo con so­lo una mano. Bien. Aho­ra prue­ba otra vez pe­ro a 600 me­tros so­bre el sue­lo y a 240 km/h. Mien­tras los bi­pla­nos Boeing Stear­man pin­tan el cie­lo con sus ca­brio­las, las pro­ta­go­nis­tas de la pa­tru­lla Breitling se con­to­nean so­bre sus alas co­mo si el vien­to fue­ra su me­dio na­tu­ral. Ejer­ci­cios cir­cen­ses y du­ras ho­ras de gim­na­sio son ne­ce­sa­rias pa­ra po­der ca­bal­gar a es­tos al­ba­tros de me­tal. Son las he­re­de­ras de los barns­tor­mers, un gru­po de pi­lo­tos y acró­ba­tas que, de­bi­do al su­pe­rá­vit de pro­fe­sio­na­les del ai­re tras la Pri­me­ra Gue­rra Mundial, de­ci­die­ron or­ga­ni­zar 'cir­cos vo­la­do­res' pa­ra ga­nar­se la vi­da. Hoy en día, el tra­ba­jo se rea­li­za con avio­nes re­tro o res­tau­ra­dos (los que uti­li­za es­te equi­po son de los años 40). El co­lor na­ran­ja de su ca­rro­ce­ría, jun­to al pe­cu­liar so­ni­do de los mo­to­res, fa­ci­li­tan su iden­ti­fi­ca­ción. Pron­to las ve­re­mos en Es­pa­ña; no ol­vi­des lle­var los pris­má­ti­cos. Más in­for­ma­ción en www.breitling.com/es/

POR ANA AR­JO­NA CHI­CAS DE AL­TOS VUE­LOS Las wing­wal­kers de Breitling cuen­tan con an­cla­jes pa­ra su­je­tar­se al avión, pe­ro no hay al­ter­na­ti­vas pa­ra afron­tar el vér­ti­go ni el subidón de adre­na­li­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.