UNA DO­SIS DE ANGLOFILIA

De pa­dres bri­tá­ni­cos pe­ro na­ci­da en Bos­ton, la fir­ma cen­te­na­ria New Ba­lan­ce se re­sis­te al vi­cio de la des­lo­ca­li­za­ción: con­tro­la seis fá­bri­cas a pleno ren­di­mien­to en Oc­ci­den­te, cin­co en EE UU y una en Gran Bre­ta­ña. ¿El mo­ti­vo? Man­te­ner­se fiel a su fi­lo­so­fí

GQ (Spain) - - Estillo -

Exis­te un dato que los pa­trio­te­ros del Bre­xit siem­pre omi­ten: el nú­me­ro de bri­tá­ni­cos que han vi­vi­do y triun­fa­do fue­ra de sus fron­te­ras gra­cias a la ge­ne­ro­si­dad de otros paí­ses. No pa­re­ce jus­to ol­vi­dar los ca­sos de al­gu­nos hi­jos de la Gran Bre­ta­ña que vi­vie­ron las mie­les del éxi­to en tie­rra ex­tra­ña. Ri­chard Bur­ton, Cary Grant o Eli­za­beth Tay­lor, en­tre otros, al­can­za­ron el es­ta­tus de es­tre­llas cuan­do emi­gra­ron a Holly­wood. Quién sa­be cuál ha­bría si­do el des­tino de es­tos ge­nios de la in­ter­pre­ta­ción si hu­bie­ran de­ci­di­do que­dar­se en su zo­na de con­fort. En es­te pun­to re­sul­ta pre­ci­so nom­brar a Wi­lliam J. Ri­ley, uno de los per­so­na­jes que a buen se­gu­ro alla­nó el ca­mino a to­dos ellos. En 1906, es­te ilus­tre ex­pa­tria­do se mu­dó a Bos­ton y es­ta­ble­ció las ba­ses de la le­yen­da de New Ba­lan­ce. Co­men­zó pro­du­cien­do pro­duc­tos or­to­pé­di­cos y su fir­ma pron­to se con­vir­tió en uno de los gi­gan­tes mun­dia­les del cal­za­do. Pa­ra dar for­ma al so­por­te plan­tar de sus za­pa­ti­llas, Ri­ley se fi­jó en las pa­tas de las ga­lli­nas, cé­le­bres por sos­te­ner­se so­bre tres pun­tos de apo­yo. Aquel des­cu­bri­mien­to, pen­sa­do pa­ra la co­mo­di­dad de los tra­ba­ja­do­res que pa­sa­ban tan­tas ho­ras de pie, le va­lió el aplau­so de una clien­te­la de lo más he­te­ro­gé­nea, des­de de­por­tis­tas de éli­te a ico­nos del street­wear. Con el fin de man­te­ner sus esen­cias an­gló­fo­nas, la mar­ca siem­pre se ha re­sis­ti­do a la des­lo­ca­li­za­ción to­tal y man­tie­ne seis fá­bri­cas a pleno ren­di­mien­to en Oc­ci­den­te, cin­co en EE UU y una en Reino Uni­do. De ellas sa­len las co­lec­cio­nes ex­clu­si­vas Ma­de in USY Ma­de in UK, di­se­ños uni­ver­sa­les con acen­to lo­cal. Fren­te a los idea­rios exal­ta­dos, New Ba­lan­ce ha op­ta­do por ju­gar la car­ta de la glo­ba­li­za­ción cons­truc­ti­va. Y eso nos en­can­ta.

POR MAR­COS ASPIAZU CA­RÁC­TER Ma­de in UK y Ma­de in US re­pre­sen­tan lo me­jor de la tra­di­ción ar­te­sa­na a tra­vés de di­se­ños de gran ca­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.