UN ENEMI­GO MUY GO­LO­SO Los pe­li­gros de la eti­que­ta

GQ (Spain) - - Salir -

A fi­na­les del si­glo pa­sa­do, los pa­que­tes de ta­ba­co so­lo lle­va­ban la ad­ver­ten­cia "fu­mar per­ju­di­ca se­ria­men­te la sa­lud". Des­de el 20 de ma­yo de es­te año, mues­tran imá­ge­nes du­rí­si­mas, va­rios le­mas y to­do ello en un ta­ma­ño que de­vo­ra la ca­je­ti­lla. ¿De­be­ría­mos ha­cer al­go así con la co­mi­da? Te­ne­mos ya per­fec­ta­men­te iden­ti­fi­ca­do al enemi­go de esa pan­de­mia del pri­mer mun­do lla­ma­da obe­si­dad: el azú­car, del que no de­be­ría­mos to­mar más de 50 gra­mos al día. Es de­cir, una la­ta de re­fres­co (35 gra­mos) más dos ca­fés (el so­bre en España son sie­te gra­mos) ya cum­pli­rían el cu­po. Pe­ro nues­tras nor­ma­ti­vas to­da­vía son muy ti­bias: ha­ce ape­nas un par de años se pu­so en mar­cha en España un eti­que­ta­do con "un ta­ma­ño de le­tra mí­ni­mo" (muy mí­ni­mo aún), en el que sen­ci­lla­men­te se re­fle­jan los nu­trien­tes so­bre las can­ti­da­des re­co­men­da­das. O to­da­vía se ad­mi­te "light" en to­do pro­duc­to que, sim­ple­men­te, re­duz­ca en un ter­cio los azú­ca­res o ca­lo­rías de su fa­mi­liar "nor­mal". EE UU pre­pa­ra una nor­ma­ti­va que obli­gue a eti­que­tar co­rrec­ta­men­te los azú­ca­res aña­di­dos (pre­sen­tes has­ta en la car­ne), pe­ro los ex­per­tos ya pi­den otro pa­so adi­cio­nal: ad­ver­tir, co­mo con el ta­ba­co, de que esa bo­te­lla de dos li­tros no es bue­na pa­ra ti.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.