TECNÓFILO ES­CÉP­TI­CO

Por Na­cho Pa­lou -

GQ (Spain) - - Salir -

rrí­cu­lum nun­ca se que­de fue­ra el desafío. Por ejem­plo, días an­tes de ju­gar­se la fi­nal de la Co­pa Amé­ri­ca, la ci­ta­da Da­nie­lla Chá­vez anun­ció que se des­nu­da­ría por com­ple­to si la se­lec­ción chi­le­na lo­gra­ba ser cam­peo­na. Al fi­nal Chi­le con­si­guió ga­nar y la rubia cum­plió por com­ple­to. A ve­ces pien­so que, aun­que los chi­le­nos no hu­bie­sen con­se­gui­do el tí­tu­lo, Da­nie­lla se hu­bie­se que­da­do en cue­ros, vol­vien­do piel las par­tes más ín­ti­mas o me­jor, de­ján­do­las cu­brir por otra piel. Me re­fie­ro a la piel de la in­si­nua­ción.

Des­pués de to­do, Da­nie­lla Chá­vez apa­re­ció en Play­boy con­quis­tan­do no so­lo las re­ti­nas de los ca­ba­lle­ros, sino también la bra­gue­ta de Cris­tiano y la se­mán­ti­ca fut­bo­le­ra. A par­tir de ese mo­men­to, la fi­gu­ra atlé­ti­ca del re­ma­te de vo­lea que se efec­túa ti­rán­do­se de es­pal­das y chu­tan­do el ba­lón ha­cia atrás, de­ja­ría de lla­mar­se chi­le­na pa­ra pa­sar a de­no­mi­nar­se co­ne­ji­ta. Con es­te vo­ca­blo tan pro­pi­cio, la fi­gu­ra en el ai­re de unas pier­nas há­bi­les pa­ra el fútbol en­tra­ría en re­la­ción or­gá­ni­ca con el cue­ro. Pe­ro hay al­go más, ya que con la in­tro­duc­ción del nue­vo tér­mino también se da­ría por fi­na­li­za­da la an­ti­gua po­lé­mi­ca so­bre el ori­gen de la fi­gu­ra fut­bo­le­ra.

Ha­ga­mos me­mo­ria, ya que to­dos los paí­ses de Su­da­mé­ri­ca re­co­no­cen co­mo in­ven­ción pro­pia la ci­ta­da pi­rue­ta. De tal for­ma que ahí don­de la fi­gu­ra no se de­no­mi­na chi­le­na es por­que se ha­ce lla­mar cha­la­ca, aun­que, en reali­dad y en un prin­ci­pio, tam­po­co se lla­mó así, sino cho­re­ra, de ins­pi­ra­ción por­tua­ria.

Re­su­mien­do, que con Da­nie­lla Chá­vez se aca­ba­ron las dispu­tas acer­ca del vo­ca­blo y de sus per­te­nen­cias pues la rubia chi­le­na su­pera to­dos los tér­mi­nos. La ci­ta­da es hem­bra ca­paz de man­te­ner la ten­sión dia­léc­ti­ca en­tre los ex­tre­mos has­ta que to­do rom­pe y el re­sul­ta­do em­pa­pa y tra­za una pi­rue­ta en el ai­re an­tes de caer con to­do su pe­so y su ca­pa­ci­dad ce­ga­do­ra. No sé si me he ex­pli­ca­do, pe­ro lle­ga un mo­men­to en el que la co­ne­ji­ta sal­ta a los ojos. En fin.

"Da­nie­lla Chá­vez apa­re­ció en Play­boy con­quis­tan­do las re­ti­nas de los ca­ba­lle­ros y la bra­gue­ta de Cris­tiano"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.