La fir­ma del fu­tu­ro ¿Por qué to­do el mun­do es­tá ha­blan­do de Kith? NUE­VO LU­JO 'MI­LLEN­NIAL'

En el úl­ti­mo lus­tro, los mi­se­ra­bles del sis­te­ma han con­se­gui­do im­po­ner su re­la­to es­té­ti­co y se­du­cir al pa­triar­ca­do de la mo­da: Kan­ye West pa­ra Adidas (iz­quier­da), Glenn Mar­tens pa­ra Y/pro­ject, los her­ma­nos Gva­sa­lia o Gos­cha Rub­chins­kiy han ro­to los es­quem

GQ (Spain) - - Noticias -

Ron­nie Fieg por fin ha con­su­ma­do la ame­na­za que lle­va­ba ad­vir­tien­do des­de ha­ce años: la gen­te aca­ba­rá pa­gan­do el mis­mo precio por unas za­pa­ti­llas de di­se­ño que por una es­to­la de mar­ta ci­be­li­na. En 2011, es­te res­pon­sa­ble de com­pras de al­gu­nas de las me­jo­res tiendas de cal­za­do de Nue­va York de­ci­dió es­ta­ble­cer­se por su cuen­ta y abrir su pro­pio ne­go­cio, Kith. En so­lo cin­co años, sus cons­tan­tes co­la­bo­ra­cio­nes con firmas co­mo Ni­ke o New Ba­lan­ce le han da­do la po­pu­la­ri­dad su­fi­cien­te co­mo pa­ra con­ver­tir su tien­da en una mar­ca de mo­da, tan cool y ur­ba­na co­mo ex­clu­si­va. Di­cho y he­cho: el pa­sa­do mes de sep­tiem­bre pre­sen­tó su pri­mer des­fi­le en la Gran Man­za­na con la pre­sen­cia de Be­lla Ha­did o Vic­tor Cruz en el front row. Ade­más, en es­ta aven­tu­ra Fieg no es­tá so­lo, pues las co­la­bo­ra­cio­nes si­guen mar­can­do el dis­cur­so de sus pro­pues­tas (en tiem­pos mi­llen­nial, im­pres­cin­di­bles son las unio­nes win-win): Co­lum­bia, Ai­mé Leon Do­re, Adidas, A Bat­hing Ape, Off-whi­te y has­ta los gran­des al­ma­ce­nes de lu­jo Berg­dorf Good­man con­for­man su car­te­ra de ami­gui­tos. ¿Ca­mi­se­tas, hoo­dies, chán­da­les y go­rras a pre­cios fe­ro­ces? Y lo que ven­drá… (1) En los años 80, Jean-mi­chel Bas­quiat sa­cu­dió a las éli­tes con su ar­te ca­lle­je­ro y su es­pí­ri­tu trans­gre­sor. Es­te ar­tis­ta neo­yor­quino se con­vir­tió en el rey del au­to­bom­bo por sus co­que­teos con la mo­da (en 1987 des­fi­ló pa­ra Com­me des Ga­rçons). (2) La Ye­llow Boot de Tim­ber­land, el icono que en­la­za los su­bur­bios con la ciu­dad. Con­ce­bi­das en 1973 pa­ra los tra­ba­ja­do­res in­dus­tria­les, con el pa­so de los años su uso se ha ex­ten­di­do has­ta las pa­sa­re­las. Hoy, gra­cias a su ver­sa­ti­li­dad, ins­pi­ran los looks más street­wear.

(3) En 2006 tres si­glas mar­ca­ron la sen­da de lo que iba a lle­gar: HBA, la fir­ma de Shay­ne Oli­ver. Rihan­na, A$AP Rocky o Justin Bie­ber han ele­va­do a los cie­los a Hood By Air, la mar­ca que ha lo­gra­do per­fec­cio­nar el es­pí­ri­tu de Th­ras­her, la ma­dre de to­das las firmas out­si­ders.

(4) Ha­ce tres años, Vir­gil Abloh, fun­da­dor de Off-whi­te, pa­só de ase­so­rar a Kan­ye West a crear su pro­pia casa. Ha re­es­cri­to los có­di­gos del lu­jo mi­llen­nial con pro­pues­tas ba­sa­das en una es­té­ti­ca de­por­ti­va y al­go in­te­lec­tua­loi­de. Hoy des­fi­la en Pa­rís y ven­de mo­da a precio de oro.

(5) La cul­pa del éxi­to de las ca­za­do­ras bóm­ber la tie­ne Alp­ha In­dus­tries. Es­tas ca­za­do­ras de ori­gen mi­li­tar que na­cie­ron en EE UU cons­ti­tu­yen la pie­dra an­gu­lar del estilo ur­bano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.