Bu­ta­ca U P 5

Es un tri­bu­to de Pes­ce a la mujer

GQ (Spain) - - Intro -

Con mi re­ga­zo ma­ter­nal, Gae­tano me ima­gi­nó co­mo una mujer pre­sa de sí mis­ma. De ahí la bo­la que me en­ca­de­na pa­ra tus pies.

Zoo­lan­der (Ben Sti­ller), y aho­ra es el turno de Am­bro­sio, una de las mo­de­los con más ta­len­to del pa­no­ra­ma actual. Pa­ra pre­sen­tar de for­ma ofi­cial el lan­za­mien­to, han sa­li­do a la luz las imá­ge­nes del ma­king of del ini­cio de la cam­pa­ña. Du­ran­te la mis­ma, Am­bro­sio ha si­do re­tra­ta­da por el rey de la fo­to­gra­fía de mo­da, el pe­ruano Ma­rio Tes­tino. Na­die co­mo él pue­de cap­tu­rar me­jor lo que sig­ni­fi­ca ser mo­de­lo pro­fe­sio­nal y to­dos los se­cre­tos de lo que ocu­rre en el backs­ta­ge an­tes de un gran even­to. Y es­to es so­lo el prin­ci­pio. El via­je em­pie­za aho­ra.

Pa­ra aven­tu­re­ros.

En su re­ma­ke de King Kong, Pe­ter Jack­son de­ci­dió man­te­ner un res­pe­to ca­si re­ve­ren­cial por la pe­lí­cu­la ori­gi­nal de Coo­per & Schoed­sack, dan­do co­mo re­sul­ta­do un block­bus­ter más cer­cano al ho­me­na­je nos­tál­gi­co que a una re­su­rrec­ción si­mies­ca en to­da re­gla. Lo que pro­po­ne Jor­dan Vogt-ro­berts (di­rec­tor de la es­ti­ma­ble The Kings of Summer) en KONG: LA IS­LA CA­LA­VE­RA es co­ger al icono del ci­ne de aven­tu­ras e in­su­flar­le nue­va vida, co­mo si par­tie­se de ce­ro y los es­pec­ta­do­res nun­ca hu­bie­ran vis­to a un go­ri­la gi­gan­te con de­bi­li­dad por las hem­bras hu­ma­nas. Pa­ra ello, ha con­ta­do con la co­la­bo­ra­ción de es­tre­llas co­mo Tom Hidd­les­ton o Brie Lar­son, en­can­ta­das de per­der­se en una jun­gla muy pulp (y con in­du­da­bles ecos de Apo­caly­pse Now). Es­treno: 10 de mar­zo.

Pa­ra si­ba­ri­tas de la ani­ma­ción.

An­tes de que el pa­sa­do Fes­ti­val de Can­nes la se­lec­cio­na­ra pa­ra su Quin­ce­na de Rea­li­za­do­res, LA VIDA DE CA­LA­BA­CÍN ya es­ta­ba en el ra­dar de mu­chos ci­né­fi­los. Lo que em­pe­zó co­mo una no­ve­la tris­te pa­ra ni­ños se con­vir­tió, ha­ce diez años, en un acla­ma­do te­le­fil­me de ima­gen real. Sin em­bar­go, nin­guno de esos lo­gros po­día pre­pa­rar­nos pa­ra es­ta ex­qui­si­ta adap­ta­ción en stop mo­tion, ca­paz de ex­traer poe­sía de ca­da uno de sus pla­nos y con­ver­tir sen­ti­mien­tos tan uni­ver­sa­les co­mo la amis­tad o el pri­mer amor en pu­ro ci­ne. Con­si­dé­ra­te ad­ver­ti­do: es­tos huer­fa­ni­tos ani­ma­dos te ro­ba­rán el co­ra­zón.

Es­treno: Ya en ci­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.