DE FIR­MA ¿Tra­je y cor­ba­ta co­mo dog­ma? Doc­kers quie­re cues­tio­nar lo in­cues­tio­na­ble.

#Ga­me­chan­gers, la nue­va cam­pa­ña de Doc­kers, nos in­vi­ta a cues­tio­nar lo in­cues­tio­na­ble a tra­vés de la fi­gu­ra del em­pre­sa­rio ca­ta­lán Pau Cuer­vo.

GQ (Spain) - - Sumario -

Se­gún el in­for­me Doing Bu­si­ness que pu­bli­có el Ban­co Mun­dial el año pa­sa­do, España ocu­pa el 82º pues­to en la lis­ta de los me­jo­res paí­ses del mun­do pa­ra em­pren­der. Di­cho de otra ma­ne­ra, abrir un ne­go­cio en nues­tro país es po­co me­nos que un in­su­fri­ble mar­ti­rio por cul­pa de la caó­ti­ca bu­ro­cra­cia y la di­fi­cul­tad pa­ra ob­te­ner cier­tos per­mi­sos. De mo­do que to­do aquel com­pa­trio­ta que, a pe­sar de las ad­ver­ten­cias, no du­da en atre­ver­se a ma­te­ria­li­zar sus sue­ños me­re­ce, cuan­do me­nos, un fuer­te abra­zo de par­te de to­dos no­so­tros. Por ejem­plo, el em­pre­sa­rio Pau Cuer­vo, fun­da­dor de la agen­ciael­ka­no­da­ta­yem­ba­ja­dor­de­la­nue­va cam­pa­ña de Doc­kers: #Ga­me­chan­gers.

Es­te bar­ce­lo­nés de 32 años so­bre­vi­vió a la odi­sea de lo­grar ser su pro­pio je­fe y des­de ha­ce seis años di­ri­ge una em­pre­sa es­pe­cia­li­za­da en "trans­for­mar in­for­ma­ción com­ple­ja en con­te­ni­do vi­sual de ca­li­dad", es de­cir, en ha­cer bo­ni­to lo feo o con­ver­tir con­cep­tos en­re­ve­sa­dos en ideas sen­ci­llas. "Em­pren­der sig­ni­fi­ca creer en ma­ne­ras al­ter­na­ti­vas de lle­var a ca­bo las am­bi­cio­nes pro­fe­sio­na­les y vi­ta­les, y eje­cu­tar­las con de­ter­mi­na­ción y es­fuer­zo"… y no mo­rir en el intento, aña­di­mos. Por eso tal vez Doc­kers ha que­ri­do iden­ti­fi­car su pro­pia his­to­ria con la de es­te so­ña­dor tan rea­lis­ta.

La nue­va cam­pa­ña de la fir­ma es­ta­dou­ni­den­se, la pri­me­ra con­ce­bi­da en ex­clu­si­va pa­ra el mer­ca­do español, reivin­di­ca el de­ci­si­vo mo­men­to en que el em­pre­sa­rio Ro­bert Sie­gel de­ci­dió re­vo­lu­cio­nar los for­ma­les es­ti­lis­mos que im­pe­ra­ban en el mun­do de los ne­go­cios a tra­vés de una alternativa ca­sual­wear: los cé­le­bres pan­ta­lo­nes kha­ki , un invento ca­paz de en­ca­jar tan­to en la ofi­ci­na co­mo en una ce­na con ami­gos. Ese es­pí­ri­tu que cues­tio­nó lo que to­do el mun­do da­ba por he­cho es lo mis­mo que hoy, tres dé­ca­das des­pués, de­fien­de Pau Cuer­vo. Por su­pues­to, sin tra­je ni cor­ba­ta.

(IN)FORMALIDAD Pau Cuer­vo vis­te pan­ta­lo­nes Clean Kha­ki Ex­tra Slim y ca­mi­sa blan­ca, am­bos Doc­kers.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.