Pro­duc­to , pai­sa­je y sa­bor

A ve­ces, lo más mo­derno sur­ge de la tra­di­ción. El chef Marc Gas­cons bien lo sa­be.

GQ (Spain) - - Gourmet -

Hay quien ase­gu­ra que –den­tro de esa ca­de­na tró­fi­ca que es la Guía Mi­che­lin– el es­ca­lón de res­tau­ran­tes con una es­tre­lla sue­le ser el más di­ver­ti­do den­tro de la pers­pec­ti­va del pu­ro ac­to de co­mer. Es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos no so­por­tan la pre­sión psi­co­ló­gi­ca de los dos afa­ma­dos as­te­roi­des ni se sien­ten so­me­ti­dos a la ri­gi­dez de ese uni­ver­so con­cep­tual tan pro­pio del tres es­tre­llas. Man­tie­nen aún, en cier­to mo­do, la fres­cu­ra del po­llue­lo que rom­pió el cas­ca­rón, pe­ro con la sa­bi­du­ría de un sen­de­ro de ex­pe­rien­cia an­da­do ya a la es­pal­da. Els Ti­nars (en Lla­gos­te­ra, Gi­ro­na) es un buen ejem­plo de ello. Ubi­ca­do en un pa­ra­je na­tu­ral, a mi­tad de tre­cho en­tre la mo­nu­men­tal Gi­ro­na y el vien­to sa­lo­bre de la Cos­ta Bra­va, des­ta­ca por una co­ci­na abra­za­da al pro­duc­to de tem­po­ra­da, sa­bro­sa en su tra­di­ción y sal­pi­ca­da de mo­der­ni­dad en su jus­to pun­to de sal (o tru­fa). Pla­tos de tie­rra y mar que des­fi­lan an­te nues­tros ojos con la in­ten­ción de ser de­vo­ra­dos por el sim­ple pla­cer de la sa­tis­fac­ción. Una de esas pa­ra­das obli­ga­das en el ca­mino que dieron sen­ti­do a las pri­mi­ti­vas guías del via­je­ro.

AMOR POR EL TE­RRU­ÑO Marc Gas­cons (a los fo­go­nes) y su her­ma­na Ele­na (je­fa de sa­la) for­man los dos pul­mo­nes de Els Ti­nars.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.