HAS­TA SU AD­VE­NI­MIEN­TO CA­SI DI­VINO, NA­DIE PEN­SA­BA QUE UN CHU­LE­TÓN PO­DÍA SER 'SEXY'. AHO­RA ES VER UNO Y TE­NER QUE DAR­NOS UNA DU­CHA FRÍA.

GQ (Spain) - - Cuidados -

Si pen­sa­bas que exis­ten mu­chas ma­ne­ras de ti­rar la sal, de­ja que el chef Nus­ret Gö­kçe te sa­que de tu error. A prin­ci­pios de 2017, un po­pu­lar ví­deo vi­ral (pu­bli­ca­do ori­gi­nal­men­te en su cuenta de Ins­ta­gram) de­mos­tró que só­lo exis­te una ma­ne­ra: la co­rrec­ta. La men­te col­me­na de in­ter­net de­ci­dió que su nom­bre era de­ma­sia­do com­pli­ca­do, de mo­do que na­ció Salt Bae, el úni­co hom­bre so­bre la faz de la Tie­rra a quien los dio­ses con­ce­die­ron el don de se­du­cir­te mien­tras ma­ni­pu­la car­ne cru­da. Exis­te una po­lé­mi­ca, qui­zá in­fun­da­da, que apun­ta a una po­si­ble com­pra de se­gui­do­res en re­des so­cia­les por par­te de Salt Bae. De ser así es­ta­ría­mos an­te un in­di­vi­duo que ha pa­ga­do por con­ver­tir­se en me­me, lo que lo con­vier­te en al­go mu­cho más in­tere­san­te. Ca­da una de sus po­ses y apa­ri­cio­nes pú­bli­cas, por no ha­blar de El Ges­to de la Sal, apun­ta­lan una es­tu­dia­da ca­ri­ca­tu­ra de nues­tra fas­ci­na­ción cul­tu­ral con los chefs fa­mo­sos. El nue­vo no­vio de in­ter­net ven­dría a ser, por tan­to, un ex­tra­ño ca­so de me­me con con­cien­cia de sí mis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.