El re­fu­gio de Pa­tri­cia Ga­la­tas en la sie­rra de Ma­drid

Des­de su ca­sa, en la sie­rra ma­dri­le­ña, PA­TRI­CIA GA­LA­TAS nos re­la­ta el cam­bio en su vi­da que la lle­vó a bus­car de nue­vo el rum­bo a tra­vés de via­jes don­de sur­gió su mar­ca, Pa­tiG.

Harper's Bazaar (Spain) - - SUMARRIO - Por Car­la Co­co Fo­to­gra­fía de Pa­blo Sa­ra­bia Estilismo de Ma­ría Ver­net­ta

Ave­ces, la pa­sión es lo úni­co que ha­ce fal­ta pa­ra com­ba­tir los gol­pes de la vi­da y sa­lir a fo­te. Es­to mis­mo le ocu­rrió a la di­se­ña­do­ra Pa­tri­cia Ga­la­tas, que hoy nos re­ci­be en la ca­sa de sus abue­los en ple­na sie­rra de Ma­drid. Sen­ta­da so­bre un so­fá ta­pi­za­do en co­lor ro­sa, Pa­tri­cia se re­mon­ta a sus ini­cios con la tien­da mul­ti­mar­ca A Que­ma­rro­pa; una eta­pa a la que tu­vo que po­ner fn pa­ra re­to­mar el rum­bo de su vi­da tras su­frir la muer­te de su ma­ri­do en 2011. Ese mis­mo año de­ci­dió via­jar a lu­ga­res tan re­cón­di­tos co­mo Cuix­ma­la (Mé­xi­co), Los Án­ge­les, Ita­lia o Bra­sil de don­de ex­tra­jo el ju­go de sus dos pa­sio­nes: el yo­ga y la mo­da. «El yo­ga pa­ra mí ha si­do co­mo un sal­va­vi­das, cuan­do lo prac­ti­ca­ba, mis sen­ti­mien­tos aflo­ra­ban y sen­tía que me sa­na­ba», re­fle­xio­na. En ca­da uno de los des­ti­nos en­con­tró la ins­pi­ra­ción ne­ce­sa­ria pa­ra crear su pro­pia mar­ca, Pa­tiG, una frma que en­glo­ba to­da su his­to­ria con una va­rie­dad de di­se­ños na­ci­dos en ca­da uno de los lu­ga­res co­mo ca­mi­se­tas, bol­sos, al­moha­do­nes bor­da­dos a mano o cha­que­tas vin­ta­ge con el icono de una se­rie de ani­ma­les que re­pre­sen­tan una de­ter­mi­na­da flo­so­fía. El en­tu­sias­mo por los via­jes tam­bién lo com­par­tie­ron sus abue­los, que hi­cie­ron de la ca­sa de cam­po una mez­cla de di­fe­ren­tes es­ti­los con pie­zas que es­con­den su his­to­ria, de la mis­ma ma­ne­ra que las pren­das de la co­lec­ción; dis­po­ni­bles en la web pa­tig­dream.com a la que la di­se­ña­do­ra de­di­ca su tiem­po ca­da día, ade­más de lle­var a ca­bo sus ru­ti­nas que le ha­cen em­pe­zar el día con buen pie. «Ca­da ma­ña­na des­pués de mi prác­ti­ca de yo­ga, me­di­to y es­cri­bo un jour­nal. Doy gra­cias a la vi­da, por­que es­ta te qui­ta pe­ro tam­bién te da».

Pa­tri­cia con ca­za­do­ra de al­go­dón de su mar­ca PA­TIG, jer­sey de MAN­GO y fal­da de BRU­NE­LLO CU­CI­NE­LLI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.