CUAR­TO DE SI­GLO

LO­REN­ZO CA­PRI­LE ce­le­bra en es­te sus años agu­ja en mano con una Me­da­lla de Oro al Mé­ri­to en las Be­llas Ar­tes y un pro­gra­ma en el ‘pri­me ti­me’ te­le­vi­si­vo don­de po­ne a prue­ba a fu­tu­ros mo­dis­tas.

Harper's Bazaar (Spain) - - ESTILO - Por Ce­lia Cuer­vo

QR: Mu­chos. Pa­ra em­pe­zar el ha­ber desa­rro­lla­do más mi ca­rre­ra de fgu­ri­nis­ta [Ca­pri­le tam­bién di­se­ña pa­ra ba­llet y tea­tro]. En un mo­men­to da­do pu­de ha­ber ele­gi­do un ca­mino u otro y de­ci­dí se­guir con el ta­ller. Pa­co Del­ga­do y yo em­pe­za­mos al mis­mo tiem­po, nos co­no­ci­mos en un pli­sa­dor en Are­nal.Y fí­ja­te, los dos he­mos con­se­gui­do mu­chí­si­mo en nues­tro cam­po, pe­ro a ve­ces la ca­rre­ra que lle­va Pa­co me da mu­cha en­vi­dia. Sa­na, ¡eh! Es un maes­tro y le quie­ro mu­chí­si­mo, pe­ro claro que sí. Hoy aquí, ma­ña­na allá, en­fren­tar­se a pro­yec­tos dis­tin­tos ca­da seis me­ses… Es una vi­da muy du­ra pe­ro apa­sio­nan­te. P: ¿Có­mo te sien­tes en es­te mo­men­to de tu ca­rre­ra? R: Or­gu­llo­sí­si­mo, pe­ro muy can­sa­do. So­bre to­do por­que en mo­da to­do vuel­ve, se rein­ter­pre­ta, y al fnal lo has vis­to to­do una y otra vez. P: ¿Qué opinas de la mo­da es­pa­ño­la en la ac­tua­li­dad? R: Go­za de muy bue­na sa­lud. El pro­ble­ma es que las re­vis­tas en­ten­déis por mo­da las frmas, que es una par­te mi­nús­cu­la. Pe­ro la mo­da es­pa­ño­la hoy en día son gran­des gru­pos: In­di­tex, Man­go, Puig,Tous, Ro­sa Cla­rá… El pa­no­ra­ma de hoy, com­pa­ra­do con el de ha­ce 25 años, es mu­cho me­jor. Ca­pí­tu­lo apar­te es la mo­da de au­tor, y de esa, co­mo ca­da vez que di­go al­go me dan un ca­pón, pues pre­fe­ro no de­cir na­da y ca­da uno que sa­que sus con­clu­sio­nes. P: ¿Dón­de re­si­de el éxi­to de Lo­ren­zo Ca­pri­le? R: En tra­ba­jar y tra­ba­jar. El equi­po, que es for mi­da­ble y siem­pre l o ha si­do con to­da la gen­te que ha en­tra­do y sa­li­do. Mu­chas se han jubilado aquí y eso es un or­gu­llo. Y la clien­te­la, claro, que ha con­fa­do en mí y, sin ella… po­drás ha­cer un des­fle es­pec­ta­cu­lar y lle­nar pa­pe­les y que la gen­te se des­ma­ye, pe­ro eso no da de co­mer. La ima­gen tie­ne que te­ner un re­torno y eso te lo dan los com­pra­do­res. Aque­llos a los que les gus­ta tu tra­ba­jo y se gas­tan di­ne­ro en tu ro­pa. Eso es así. P: ¿Có­mo te gus­ta­ría que se re­cor­da­ra tu mar­ca en un futuro? R: Co­mo una cohe­ren­te que man­tu­vo una se­rie de prin­ci­pios, no sé si bue­nos o ma­los, pe­ro que man­tu­vo una uni­dad. Así me gus­ta­ría ser re­cor­da­do. Nun­ca he pre­ten­di­do ser el más mo­derno del ba­rrio, ni el más van­guar­dis­ta, por­que no es mi flo­so­fía; pe­ro sí me ha im­por­ta­do que mis tra­jes es­tén bien he­chos y que nues­tras clien­tas sal­gan con­ten­tas del ta­ller. Eso es lo que in­ten­ta­mos to­dos los días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.