Dio­ses, tum­bas y sa­quea­do­res

Historia de Iberia Vieja - - EDITORIAL - Bruno Car­de­ño­sa Di­rec­tor @His­to­riaI­be­ria

Des­de ha­ce ca­si un si­glo Tu­tank­ha­mon es uno de los “re­yes” de la his­to­ria. Su des­cu­bri­mien­to, su mal­di­ción, su efi­gie su­ge­ren­te…. Lo que no sa­bía­mos es que Es­pa­ña tu­vo mu­cho que ver con su des­cu­bri­mien­to gra­cias al apo­yo fi­nan­cie­ro y ar­queo­ló­gi­co que se brin­dó a su des­cu­bri­dor. Nos ol­vi­da­mos muy a me­nu­do de que Es­pa­ña ha si­do muy im­por­tan­te a la ho­ra de re­cons­truir al­gu­nos enig­mas re­la­cio­na­dos con la ci­vi­li­za­ción más asom­bro­sa del pa­sa­do. To­dos los años, sin ex­cep­ción, va­rios gru­pos de los me­jo­res ar­queó­lo­gos e his­to­ria­do­res de nues­tro país, via­jan al co­ra­zón del de­sier­to pa­ra,

ba­jo un sol abra­sa­dor, des­en­te­rrar la his­to­ria y co­no­cer­la. Ha­cen un tra­ba­jo más que elo­gia­ble, a me­nu­do mal pa­ga­do y con un es­ca­so re­co­no­ci­mien­to, y merece la pe­na re­cor­dar­les.

Jus­to aho­ra, en es­te mis­mo ins­tan­te, mien­tras aquí nos to­rra­mos de ca­lor y nos que­ja­mos de que es­te año –se di­ce to­dos– se es­tán ba­tien­do ré­cords his­tó­ri­cos, allí se en­cuen­tran, sor­tean­do las vai­nas de un Es­ta­do que ha­ce lo que le da la ga­na, in­ves­ti­ga­do­res es­pa­ño­les que han de­ci­di­do cam­biar el sol abra­sa­dor de Es­pa­ña por el sol de justicia de Egip­to. Des­de aquí nues­tro sen­ti­do homenaje a to­dos ellos. Pe­ro co­mo co­men­ta­mos en es­tas lí­neas esa co­la­bo­ra­ción se pro­du­ce des­de ha­ce mu­cho tiem­po y no se li­mi­ta a lo que pa­sa hoy, sino que la im­pli­ca­ción es­pa­ño­la en la in­ves­ti­ga­ción del An­ti­guo

Egip­to vie­ne de le­jos aun­que hoy es­tá atra­ve­san­do pro­ble­mas de fi­nan­cia­ción de­bi­do a que las ar­cas han si­do sa­quea­das en los úl­ti­mos tiem­pos por po­lí­ti­cos, em­pre­sa­rios y chu­póp­te­ros que lo úni­co que ha­cen es di­fi­cul­tar el día de día de mi­llo­nes de per­so­nas y la bús­que­da de res­pues­tas a lo que pa­só ayer. Es­to ha pro­vo­ca­do que, en mu­chas oca­sio­nes, los in­ves­ti­ga­do­res e his­to­ria­do­res ha­yan vis­to re­cor­ta­do los pre­su­pues­tos que ma­ne­jan. La ti­je­ra ha si­do tan no­ta­ble que, en mu­chos ca­sos, tie­nen que in­ver­tir sus re­cur­sos en la in­ves­ti­ga­ción. Es­tos es­tu­dio­sos aman tan­to la his­to­ria y el co­no­ci­mien­to co­mo al­gu­nos aman des­tro­zar la vi­da, las es­pe­ran­zas y los re­cur­sos eco­nó­mi­cos de quie­nes su­fren las con­se­cuen­cias de sus sa­queos. Evi­den­te­men­te, los re­cor­tes que han su­fri­do mu­chos in­ves­ti­ga­do­res no só­lo se han pro­du­ci­do en el ám­bi­to de la im­pli­ca­ción del an­ti­guo Egip­to, sino tam­bién en otros mu­chos ám­bi­tos de la his­to­ria y en mu­chas ex­ca­va­cio­nes.

En es­te nú­me­ro en­con­tra­rá el lec­tor tra­ba­jos so­bre al­gu­nos con­flic­tos –la Gue­rra Ci­vil por ejem­plo– que tie­nen mu­cho que ver en las ra­zo­nes de por qué Es­pa­ña ha su­fri­do un re­tra­so his­tó­ri­co del que to­da­vía tar­da­re­mos en sa­lir dé­ca­das… si es que al­gu­na vez se sa­le. Hu­bo un tiem­po le­jano en el que las co­sas iban bien pa­ra los in­tere­ses pa­trios. Fue la épo­ca del Im­pe­rio, una épo­ca en la que a me­nu­do los fue­gos ar­ti­fi­cia­les ocul­tan mu­chas co­sas so­bre las som­bras de las lu­ces de en­ton­ces. Pre­ci­sa­men­te, ca­si a la vez que es­te nú­me­ro, he­mos sa­ca­do a la ca­lle nues­tro ha­bi­tual nú­me­ro mo­no­grá­fi­co, que en es­ta oca­sión ver­sa so­bre es­te te­ma: el Im­pe­rio. De­cían que eran tan­tos y tan dis­tin­tos los do­mi­nios que te­nía Es­pa­ña por en­ton­ces que en nues­tra na­ción “no se po­nía el sol”. Con el pa­so de los años, lo que sí se ha ocul­ta­do tras la lí­nea del ho­ri­zon­te son las ga­nas de apren­der y la in­ver­sión en la his­to­ria. Un día to­do se­rá par­te de la me­mo­ria. Es­pe­ro que re­cor­dar que Tu­tank­ha­mon no se ha­bría des­cu­bier­to sin Es­pa­ña sir­va pa­ra que los lec­to­res se­pan que nues­tro país tie­ne mu­cho que ver en el ha­llaz­go de una de las jo­yas de la an­ti­güe­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.