El éxi­to del TE­LE­KINO

Historia de Iberia Vieja - - TOP SPAIN -

To­do el con­jun­to es­ta­ba pen­sa­do pa­ra fun­cio­nar de for­ma asom­bro­sa­men­te pre­ci­sa, na­da que ver con to­das las an­te­rio­res ex­pe­rien­cias lle­va­das a ca­bo en otros lu­ga­res. Nos en­con­tra­mos an­te una tec­no­lo­gía que iba muy por de­lan­te de cual­quier otro com­pe­ti­dor en el cam­po del con­trol a dis­tan­cia por se­ña­les de ra­dio. Tal co­mo se men­cio­na en La ener­gía eléc­tri­ca, edi­ción del 10 de di­ciem­bre de 1905, los re­sul­ta­dos eran im­pre­sio­nan­tes pa­ra tra­tar­se de una com­ple­ja tec­no­lo­gía re­cién na­ci­da: rea­li­za­das en Bil­bao nue­vas prue­bas par­cia­les y ge­ne­ra­les de ca­rác­ter pri­va­do, y de acuer­do la Co­mi­sión con el in­ven­tor del te­le­kino, se con­vino en rea­li­zar las pú­bli­cas en la tar­de del 7 de no­viem­bre. Con­sis­tie­ron es­tas en dar al bo­te eléc­tri­co Viz­ca­ya, en el que se ins­ta­ló el te­le­kino, una di­rec­ción de­ter­mi­na­da has­ta el cen­tro de la desem­bo­ca­du­ra de la ría; ha­cer­le vi­rar ha­cia Al­gor­ta; pa­rar­se; mar­char ha­cia atrás; obli­gar­le, en una pa­la­bra, a obe­de­cer, con re­gu­la­ri­dad y pre­ci­sión, las in­di­ca­cio­nes de mar­cha que se les trans­mi­tían des­de la es­ta­ción trans­mi­so­ra, ins­ta­la­da en la te­rra­za del Club ma­rí­ti­mo del Abra. El éxi­to fue com­ple­to: el bo­te Viz­ca­ya, a cu­yo bor­do iban ocho per­so­nas, ma­nio­bró con pre­ci­sión ma­te­má­ti­ca, a dis­tan­cias que pa­sa­ron al­go de dos kilómetros de la es­ta­ción trans­mi­so­ra, don­de es­ta­ba el Sr. To­rres Que­ve­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.