LAS PRI­ME­RAS

La po­si­bi­li­dad de que las mu­je­res ejer­cie­sen la me­di­ci­na en el si­glo XIX era una qui­me­ra, pe­se a que en el ám­bi­to do­més­ti­co so­lían ser ellas las en­car­ga­das de ejer­cer la­bo­res pro­pias de la pre­ven­ción e, in­clu­so, cu­ra­ción de las en­fer­me­da­des. La to­zu­dez de

Historia de Iberia Vieja - - EL AGENTE INTOXICADOR -

■ A co­mien­zos del si­glo XIX el vi­rus de la vi­rue­la es­ta­ba cau­san­do una te­rro­rí­fi­ca mor­tan­dad in­fan­til. A tal pun­to lle­gó la si­tua­ción que el rey Car­los IV apo­yó y su­fra­gó que el mé­di­co de la Cor­te, el doc­tor Bal­mis, rea­li­za­se la que es con­si­de­ra­da la pri­me­ra ex­pe­di­ción sa­ni­ta­ria in­ter­na­cio­nal, la co­no­ci­da co­mo Real Ex­pe­di­ción Fi­lan­tró­pi­ca de la Va­cu­na. El ob­je­ti­vo de la mis­ma era lle­var la va­cu­na de la vi­rue­la allen­de los ma­res, a to­dos los te­rri­to­rios del Im­pe­rio es­pa­ñol que lo ne­ce­si­ta­sen. Bal­mis zar­pó del puer­to de La Co­ru­ña el 30 de no­viem­bre de 1803 y con­si­guió lle­var la va­cu­na a las Ca­na­rias, Ve­ne­zue­la, Co­lom­bia, Ecua­dor, Pe­rú, Nue­va Es­pa­ña, Fi­li­pi­nas y Chi­na.

■ Do­lo­res Aleu. Na­ci­da en Barcelona en el año 1857, fue la pri­me­ra mu­jer en ejer­cer la me­di­ci­na en la Es­pa­ña mo­der­na. Pe­se a las mu­chas tra­bas que su­frió por par­te de la bu­ro­cra­cia aca­dé­mi­ca, con­si­guió tam­bién doc­to­rar­se (fue la se­gun­da en ob­te­ner ese tí­tu­lo) y man­tu­vo una con­sul­ta en la Ciu­dad Con­dal du­ran­te 25 años. Se es­pe­cia­li­zó en gi­ne­co­lo­gía y pe­dia­tría.

■ Mar­ti­na Cas­tells y Ba­lles­pí. Na­ci­da en 1852 en una fa­mi­lia de mé­di­cos, se ma­tri­cu­ló en es­ta dis­ci­pli­na en la Uni­ver­si­dad de Barcelona en 1877 y se tras­la­dó a Ma­drid pa­ra, cin­co años des­pués, en 1882, con­ver­tir­se en la pri­me­ra mu­jer en al­can­zar el doc­to­ra­do, ape­nas cua­tro días an­tes que la re­fe­ri­da Aleu. Mu­rió por una ne­fri­tis en 1884.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.