Los 10 man­da­mien­tos Clau­dio Ro­drí­guez

Clau­dio RO­DRÍ­GUEZ

Historia de Iberia Vieja - - SUMARIO -

AJo­sé Hie­rro le vol­vía “lo­co” que com­pa­ra­ran el rit­mo de su poe­sía con el rit­mo del ca­mi­nar, y ese elo­gio po­dría ves­tir tam­bién los poe­mas del za­mo­rano Clau­dio Ro­drí­guez (1934-1999). Mi­li­tan­te co­mu­nis­ta du­ran­te “vein­te mi­nu­tos”, es­cri­bió ape­nas cin­co li­bros. Por el pri­me­ro, Don de la ebrie­dad (1953), re­ci­bió el pre­mio Ado­nais, y con Alian­za y con­de­na (1965) me­re­ció el de la Crí­ti­ca. En su vi­da co­no­ció la vis­co­si­dad de las som­bras –huér­fano de pa­dre a tem­pra­na edad, su her­ma­na fue ase­si­na­da a los 28 años y pa­só por gran­des apu­ros eco­nó­mi­cos–, pe­ro su poe­sía fue lu­mi­no­sa co­mo el cie­lo de Cas­ti­lla, que él re­co­rrió por de­ba­jo. An­da­rie­go y pre­coz, pu­bli­có su pri­mer poe­ma a los 14 años en las pá­gi­nas de un pe­rió­di­co y, aun­que el tér­mino no le agra­da­ra, con el pa­so del tiem­po se con­vir­tió en el mís­ti­co de nues­tras le­tras del si­glo XX. El poe­ma inau­gu­ral de Don de la ebrie­dad es, po­si­ble­men­te, el Eve­rest de la ge­ne­ra­ción del 50: “Siem­pre la cla­ri­dad vie­ne del cie­lo;/ es un don: no se ha­lla en­tre las co­sas/ sino muy por en­ci­ma, y las ocu­pa/ ha­cien­do de ello vi­da y la­bor pro­pias”.

La an­to­lo­gía de Fran­cis­co Ri­bes Poe­sía úl­ti­ma (1963) re­co­pi­ló al­gu­nos de sus poe­mas, y tam­bién los de otros au­to­res de su ge­ne­ra­ción: Án­gel Gon­zá­lez, Ela­dio Ca­ba­ñe­ro, Jo­sé Án­gel Va­len­te y Car­los Saha­gún./A.F.D.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.