LAS PÉR­DI­DAS DE TRA­FAL­GAR

LA BA­TA­LLA DE TRA­FAL­GAR ES UNO DE ESOS COMBATES QUE FOR­MAN PAR­TE DE LA ME­MO­RIA COLECTIVA DE LOS PUE­BLOS. LAS AGUAS DE LA PRO­VIN­CIA DE CÁDIZ FUE­RON ES­CE­NA­RIO DE UN CHOQUE BRU­TAL EN­TRE LOS NAVÍOS DE LAS TRES AR­MA­DAS MÁS PO­DE­RO­SAS DE SU TIEM­PO Y ESA IDEA SE

Historia de Iberia Vieja - - SUMARIO - CAR­LOS FONT GA­VI­RA

El “re­la­to” de la His­to­ria lo es­cri­ben los ven­ce­do­res o, en oca­sio­nes, los más avis­pa­dos. Así su­ce­dió en la ba­ta­lla de Tra­fal­gar, que los in­gle­ses ce­le­bran por to­do lo al­to, mi­nus­va­lo­ran­do tan­to las ba­jas hu­ma­nas que su­frie­ron co­mo la pér­di­da de sus na­ves. ¿Quién es­cri­bió tan­tas men­ti­ras y por qué la his­to­rio­gra­fía es­pa­ño­la las ha da­do tan­to tiem­po por bue­nas? Re­cons­trui­mos la for­ja del mi­to y ex­po­ne­mos la ver­dad, que siem­pre es la ver­dad... dí­ga­la Aga­me­nón o su por­que­ro.

No pre­ten­de­mos en el si­guien­te ar­tícu­lo desa­rro­llar los acon­te­ci­mien­tos que lle­va­ron a la ba­ta­lla na­val de Tra­fal­gar (1805). Es de so­bra co­no­ci­do có­mo la po­lí­ti­ca es­pa­ño­la, con­du­ci­da por Go­doy, es­ta­ba to­tal­men­te su­pe­di­ta­da a los de­sig­nios y es­tra­te­gias que mar­ca­ba Na­po­león des­de Fran­cia. Gran Bre­ta­ña man­te­nía un se­cu­lar en­fren­ta­mien­to con la Mo­nar­quía His­pá­ni­ca, so­bre to­do en el océano Atlán­ti­co, en un in­ten­to de des­ar­ti­cu­lar las ru­tas co­mer­cia­les en­tre la me­tró­po­li his­pa­na y sus co­lo­nias en Amé­ri­ca.

En la ac­tua­li­dad la Pla­za de Tra­fal­gar (Tra­fal­gar Squa­re) es uno de los lu­ga­res más em­ble­má­ti­cos de Lon­dres y es co­no­ci­do en to­do el mun­do. Es­te ti­po de mo­nu­men­tos ja­lo­nan mu­chas ca­pi­ta­les eu­ro­peas pa­ra re­cor­dar gran­des ges­tas gue­rre­ras del pa­sa­do. La co­lum­na del al­mi­ran­te Nel­son, muer­to du­ran­te la ba­ta­lla, se al­za por en­ci­ma de los cin­cuen­ta me­tros del sue­lo pa­ra mag­ni­fi­car la le­yen­da del hé­roe caí­do en com­ba­te. Pa­ra la his­to­rio­gra­fía an­glo­sa­jo­na, la ba­ta­lla de Tra­fal­gar re­pre­sen­ta un hi­to en su his­to­ria pues­to que, apar­te del triun­fo de su ma­ri­na de com­ba­te, su­pu­so, des­de el pun­to de vis­ta es­tra­té­gi­co, la di­na­mi­ta­ción de los pla­nes de Na­po­león pa­ra in­va­dir In­gla­te­rra. El em­pe­ra­dor fran­cés desis­tió de vol­ver a ela­bo­rar nin­gún plan de in­va­sión a la is­la y cam­bió de es­tra­te­gia pa­ra po­der do­ble­gar a los bri­tá­ni­cos, es­ta vez me­dian­te un blo­queo eco­nó­mi­co (“sis­te­ma con­ti­nen­tal”) que in­vo­lu­cró a to­do el con­ti­nen­te eu­ro­peo. De es­ta ma­ne­ra, el triun­fo mi­li­tar en el mar y el re­cha­zo a una in­va­sión des­de el con­ti­nen­te nu­trie­ron el ima­gi­na­rio his­tó­ri­co de los bri­tá­ni­cos.

La ba­ta­lla de Tra­fal­gar hay que re­vi­sar­la des­de un pun­to de vis­ta crí­ti­co y abier­to pa­ra di­lu­ci­dar los re­sul­ta­dos de la mis­ma. Co­mo to­dos los gran­des he­chos bé­li­cos, se trans­mi­tió a la pos­te­ri­dad con cier­ta car­ga de le­yen­da pa­ra que ca­la­ra en la vi­sión de las si­guien­tes ge­ne­ra­cio­nes. Así, a pe­sar de la in­gen­te bi­blio­gra­fía que ge­ne­ró, se si­gue re­pi­tien­do, cons­tan­te­men­te, la ver­sión an­glo­sa­jo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.