Ar­te

JAS­PER JOHNS

Historia y Vida - - SUMARIO - A. Eche­ve­rría, periodista.

Có­mo con­ver­tir lo co­ti­diano en mis­te­rio­so.

Ae­se hi­jo de pe­rra po­drías dar­le dos la­tas de cer­ve­za y se­ría ca­paz de ven­der­las”. Es­te co­men­ta­rio des­pec­ti­vo lo hi­zo el pin­tor Wi­llem de Koo­ning re­fi­rién­do­se a su pro­pio mar­chan­te, Leo Cas­te­lli. Un jo­ven­cí­si­mo Jas­per Johns, que lo oyó de pa­sa­da, de­ci­dió acep­tar el re­to. “Qué es­cul­tu­ra, dos la­tas de cer­ve­za. Me pa­re­ció que en­ca­ja­ba per­fec­ta­men­te con lo que es­ta­ba ha­cien­do, así que las hi­ce... y Leo las ven­dió”. La anéc­do­ta ilus­tra a la per­fec­ción el re­le­vo ge­ne­ra­cio­nal que se ges­ta­ba en Es­ta­dos Uni­dos a fi­na­les de los años cin­cuen­ta. Nue­va York era el tem­plo del ar­te, el Ex­ pre­sio­nis­mo Abs­trac­to, su evan­ge­lio, y De Koo­ning, Jack­son Po­llock o Mark Roth­ko se con­ta­ban en­tre sus pro­fe­tas. El ar­te de­bía ser tras­cen­den­te, pro­fun­do, críp­ti­co y, an­te to­do, in­ten­sa­men­te per­so­nal. “Nues­tra fun­ción co­mo ar­tis­tas es ha­cer que el es­pec­ta­dor vea el mun­do a nues­tra ma­ne­ra, no a la su­ya”, re­za un ma­ni­fies­to del gru­po, pu­bli­ca­do en 1943 en el New York Ti­mes. Ab­sor­tos en re­pre­sen­tar lo su­bli­me con vis­ce­ra­les pin­ce­la­das, los ex­pre­sio­nis­tas abs­trac­tos se que­da­ron per­ple­jos an­te la lle­ga­da del Pop Art, con sus la­tas de sopa, sus ce­le­bri­ties de pa­pel cu­ché, sus có­mics y su cul­to a lo ba­nal. ¿El ar­te era, de pron­to, una bro­ma?

No exac­ta­men­te. Al me­nos, no pa­ra Jas­per Johns, que sal­tó a la fa­ma gra­cias a su re­pro­duc­ción de una ban­de­ra es­ta­dou­ni­den­se en tres pe­da­zos de sá­ba­na. Más tar­de ven­drían otras en­se­ñas y su fa­mo­sa se­rie de dia­nas. Pre­gun­ta­do por su sig­ni­fi­ca­do, el ar­tis­ta re­pli­có que as­pi­ra­ba a pin­tar “co­sas que la men­te ya co­no­ce”. Lo que sa­be­mos so­bre su mé­to­do de tra­ba­jo no es mu­cho más re­ve­la­dor: “To­mo un ob­je­to.

Le ha­go al­go. Le ha­go al­go más”. La cues­tión es ¿qué pa­sa cuan­do al­guien de­ci­de re­pro­du­cir en un cua­dro un ob­je­to bi­di­men­sio­nal, co­mo una dia­na o una ban­de­ra? El re­sul­ta­do son pin­tu­ras pen­sa­das pa­ra col­gar de las pa­re­des de un mu­seo que, al mis­mo tiem­po, se con­fun­den con los ob­je­tos que re­pre­sen­tan. Po­dría­mos arro­jar dar­dos a la dia­na o des­fi­lar an­te la ban­de­ra. ¿Dón­de es­tá la fron­te­ra en­tre un ob­je­to re­co­no­ci­ble y su re­pre­sen­ta­ción? Es­ta es, ni más ni me­nos, la cla­se de pre­gun­ta que plan­tea to­da la obra de Jas­per Johns. Pin­tan­do aque­llo que “la men­te ya co­no­ce”, Johns con­vier­te lo co­ti­diano en mis­te­rio­so y ha­ce que nos fi­je­mos con aten­ción en co­sas que, por lo ge­ne­ral, no mi­ra­ría­mos dos ve­ces. No to­do son dia­nas y ban­de­ras. Johns tam­bién nos ins­ta a re­fle­xio­nar so­bre la na­tu­ra­le­za de los nú­me­ros y las le­tras. ¿Qué pa­sa si es­cri­bi­mos la pa­la­bra “azul” en le­tras de co­lor ro­jo? Un cua­dro que con­tie­ne ci­fras ¿es ar­te o es ál­ge­bra? Con­tem­plar­lo ¿nos obli­ga in­cons­cien­te­men­te a con­tar? El ar­tis­ta con­si­gue que nos cues­tio­ne­mos in­clu­so la pro­pia na­tu­ra­le­za de una obra pic­tó­ri­ca. Si ra­jo un lien­zo pin­ta­do e in­tro­duz­co dos esferas en la ra­nu­ra, ¿es­toy an­te una pin­tu­ra o an­te una es­cul­tu­ra? Pre­gún­ten­se­lo mien­tras con­tem­plan Pin­tu­ra con dos bo­las. Si co­lo­co una es­co­ba so­bre un cua­dro aún fres­co (Ca­sa de lo­cos) y la arras­tro por el pig­men­to, ¿la con­vier­to en un enor­me pin­cel? La mano del pin­tor o sus he­rra­mien­tas ¿for­man par­te de la obra? To­do aque­llo que da­mos por sen­ta­do es una fuen­te de in­cer­ti­dum­bre pa­ra Jas­per Johns, que a sus 87 años si­gue tra­ba­jan­do y ex­po­nien­do sin dar ex­pli­ca­cio­nes. Si le pi­den res­pues­tas fi­lo­só­fi­cas, se en­co­ge de hom­bros: “Yo so­la­men­te ha­go las pin­tu­ras”.

ARRI­BA, Del 0 al 9, 1960. Car­bón so­bre pa­pel. Co­lec­ción del ar­tis­ta. ABA­JO, Pin­tu­ra con dos bo­las, 1960. En­cáus­ti­ca y co­lla­ge so­bre lien­zo con ob­je­tos (tres pa­ne­les). Co­lec­ción del ar­tis­ta. A LA DE­RE­CHA, Ca­sa de lo­cos, 1961-62. Co­lec­ción pri­va­da. Óleo so­bre lien­zo con es­co­ba, toa­lla, bas­ti­dor y ta­za. To­das las imá­ge­nes: © Jas­per Johns / VA­GA, Nue­va York / DACS, Londres, 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.