A LO GRAN­DE

Los dia­man­tes de una bon­ne vi­van­te

Historia y Vida - - EN BREVE - Em­par Re­vert

Fue­ra de Fran­cia sue­na po­co su nom­bre, pe­ro la Paï­va fue una de las cor­te­sa­nas más fa­mo­sas del si­glo xix. Re­suel­ta a vi­vir la vi­da al má­xi­mo, se re­la­cio­nó con lo más gra­na­do de la aris­to­cra­cia, la cul­tu­ra y la política del con­ti­nen­te. Na­da au­gu­ra­ba su éxi­to. Na­ci­da en Mos­cú en 1819, Est­her Lach­mann pro­ve­nía de una fa­mi­lia hu­mil­de de ju­díos po­la­cos. A los 17 años se ca­só con un sas­tre con quien tu­vo un hi­jo. Un año des­pués, muer­ta de abu­rri­mien­to, se lar­ga con un des­co­no­ci­do y re­co­rre me­dia Eu­ro­pa has­ta aca­bar en Pa­rís. En la me­tró­po­lis del si­glo, de­di­ca­da a la pros­ti­tu­ción, co­no­ce al mú­si­co Hen­ri Herz, que cae ren­di­do a sus pies. Él le pre­sen­ta­rá a Liszt, Wag­ner, Gau­tier... Y ella se cul­ti­va­rá, al tiem­po que gas­ta a ma­nos lle­nas. Has­ta que la fa­mi­lia del mú­si­co la po­ne de pa­ti­tas en la ca­lle. LON­DRES SE­RÁ su si­guien­te pa­ra­da; le han di­cho que allí es fá­cil con­ver­tir­se en la man­te­ni­da de al­gún ri­ca­chón. No se equi­vo­can. Pron­to pue­de vol­ver a Pa­rís, don­de da con el mar­qués de Pai­va Araú­jo, que in­sis­te en ca­sar­se con ella. Al ma­ri­do lo man­da a Por­tu­gal al día si­guien­te de la bo­da, ar­gu­yen­do que ya tie­ne lo que que­ría. Ella se que­da con el tí­tu­lo. DE SU SI­GUIEN­TE re­la­ción pro­ce­den es­tos dia­man­tes que Sot­heby’s sa­có a subas­ta a me­dia­dos de no­viem­bre. Fue­ron el re­ga­lo del con­de Gui­do von Don­ners­marck, pri­mo del can­ci­ller ale­mán Bis­marck. Con él pa­sa­rá la Paï­va los úl­ti­mos vein­te años de su tre­pi­dan­te exis­ten­cia, has­ta 1884.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.