¿POR QUÉ FA­LLÓ EL MO­NO­PO­LIO?

Historia y Vida - - CÁDIZ -

EL MO­NO­PO­LIO es­ta­ble­ci­do por la Co­ro­na tras el des­cu­bri­mien­to de las In­dias im­pu­so me­ca­nis­mos de con­trol que re­sul­ta­ron so­lo re­la­ti­va­men­te efi­ca­ces. Po­ten­cias co­mo In­gla­te­rra u Ho­lan­da tra­ta­ron de rom­per­lo. La pri­me­ra lo­gra­ría en el Tra­ta­do de Utrecht (1713) el lla­ma­do Na­vío de Per­mi­so, un bu­que de 500 to­ne­la­das que po­día des­car­gar sus mer­can­cías anual­men­te en las In­dias, y que se con­vir­tió en fuen­te de con­tra­ban­do. La co­lo­nia in­gle­sa de Ja­mai­ca se­ría la puer­ta de en­tra­da de pro­duc­tos clan­des­ti­nos en el Ca­ri­be. La mo­nar­quía bor­bó­ni­ca in­ten­tó lu­char con­tra es­ta in­va­sión eco­nó­mi­ca a tra­vés de un sis­te­ma de guar­da­cos­tas y otras me­di­das, pe­ro sin de­ma­sia­do éxi­to.

EN DI­FE­REN­TES mo­men­tos se au­to­ri­zó a com­pa­ñías pri­va­das a go­zar de mo­no­po­lio so­bre un pro­duc­to o so­bre los de un te­rri­to­rio es­pe­cí­fi­co. La Real Com­pa­ñía Gui­puz­coa­na de Ca­ra­cas con­tro­ló el co­mer­cio ve­ne­zo­lano en me­dio de las pro­tes­tas de la po­bla­ción au­tóc­to­na, can­sa­da de su ex­ce­si­vo po­der. Por su par­te, los Cin­co Gre­mios Ma­yo­res de Ma­drid –se­de­ría, jo­ye­ría, mer­ce­ría, es­pe­cie­ría y dro­gue­ría y pa­ños y lien­zos– crea­ron, jun­to con la fir­ma ga­di­ta­na de los Us­tá­riz, una com­pa­ñía pa­ra co­mer­ciar con las In­dias.

ES­TE SIS­TE­MA, sin em­bar­go, per­te­ne­cía ca­da vez más al pa­sa­do. Se im­po­nía la aper­tu­ra eco­nó­mi­ca, es­ta­ble­ci­da en 1765 y am­plia­da des­pués a tra­vés del Reglamento de Li­bre Co­mer­cio (1778). En ade­lan­te, trece puer­tos pe­nin­su­la­res ten­drían de­re­cho a co­mer­ciar con 27 ciudades ame­ri­ca­nas. Ve­ne­zue­la no fue in­clui­da pa­ra res­pe­tar los in­tere­ses de la Com­pa­ñía Gui­puz­coa­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.