Watch Dogs 2

¿QUién hAC­keA A loS hAC­kerS?

Hobby Consolas - - SUMARIO - Pla­yS­ta­tion 4 Aven­tu­ra de ac­ción Ubi­soft Mon­treal Ubi­soft Cas­te­llano Cas­te­llano 1-4 Fí­si­co: 69,99 € Di­gi­tal: 69,99 € 15/11/2016

Ver­sión ana­li­za­da gé­ne­ro desa­rro­lla­dor dis­tri­bui­dor ju­ga­do­res idio­ma tex­tos idio­ma Vo­ces for­ma­to / pre­cio lan­za­mien­to con­te­ni­do

Vi­vi­mos en una so­cie­dad hí­per co­nec­ta­da por la tec­no­lo­gía: te­lé­fo­nos mó­vi­les, re­des so­cia­les, mo­to­res de bús­que­da... To­do mo­vi­mien­to que rea­li­za­mos en la Red, por pe­que­ño que sea, que­da re­gis­tra­do. Es la era de In­ter­net.

Es­to plan­tea un pe­que­ño di­le­ma: ¿y si las com­pa­ñías usa­sen to­da es­ta in­for­ma­ción en su be­ne­fi­cio? ¿Y si, gra­cias a los da­tos, pu­die­sen pre­de­cir y al­te­rar nues­tros com­por­ta­mien­tos? ¿Có­mo po­dría­mos de­fen­der­nos? Esa es la pre­mi­sa de Wat­chDogs2, se­cue­la de uno de los tí­tu­los más po­lé­mi­cos de los úl­ti­mos años por su fa­mo­so "down­gra­de" téc­ni­co y vi­sual. Ubi­soft Mon­treal ha to­ma­do bue­na no­ta de los erro­res de la pri­me­ra en­tre­ga (em­pe­zan­do por la for­ma en que lo ha pro­mo­cio­na­do des­de el prin­ci­pio, mos­tran­do el apar­ta­do grá­fi­co real) y nos re­ga­la uno de los jue­gos de mun­do abier­to más di­ver­ti­dos del año.

Se­gu­ri­dad muer­ta

Ai­den Pear­ce no era un ti­po de­ma­sia­do ani­ma­do (es lo que tie­ne la ven­gan­za), así que, en es­ta oca­sión, Watch Dogs2 es­tá pro­ta­go­ni­za­do por Mar­cus Ho­llo­way, un jo­ven con gran­des do­tes pa­ra el hac­keo. Al con­tra­rio que Ai­den, Mar­cus bro­mea a me­nu­do, tie­ne cla­ras sus con­vic­cio­nes y se mues­tra op­ti­mis­ta an­te las ad­ver­si­da­des. Va­mos, que es un per­so­na­je que cae bien des­de el prin­ci­pio y con el que es muy fá­cil iden­ti­fi­car­se. Pe­ro en su cruzada contra el sis­te­ma, Mar­cus no es­tá so­lo: le acom­pa­ñan los miem­bros de De­dSec, un co­lec­ti­vo de "hack­ti­vis­tas" for­ma­do por Si­ta­ra, Josh y Wrench. To­dos tie­nen una per­so­na­li­dad muy mar­ca­da y gran ca­ris­ma (en el ca­so de Wrench, in­clu­so su­pera a Mar­cus). Co­mo gru­po, tie­nen mu­cha quí­mi­ca y trans­mi­ten un buen ro­llo cons­tan­te que se con­ta­gia con mu­cha fa­ci­li­dad.

Por­que uno de los ma­yo­res acier­tos de Wat­chDogs2 es el cam­bio de tono, tan­to es­té­ti­co co­mo ar­gu­men­tal, de­jan-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.