Dishonored 2

UnA Aven­tu­rA de Po­Co rui­do Y mu­ChAS nue­CeS

Hobby Consolas - - SUMARIO - PS4 Ac­ción/Si­gi­lo Ar­ka­ne Stu­dios Bet­hes­da Cas­te­llano Cas­te­llano 1 Fí­si­co: 69,90 € Di­gi­tal: 69,99 € Ya dis­po­ni­ble

Ver­sión ana­li­za­da gé­ne­ro desa­rro­lla­dor dis­tri­bui­dor ju­ga­do­res idio­ma tex­tos idio­ma Vo­ces for­ma­to / pre­cio lan­za­mien­to con­te­ni­do

Una rata olis­quea un cu­bo de ba­su­ra en bus­ca de co­mi­da. De re­pen­te, la rata co­bra cons­cien­cia y se si­túa de­trás de un sol­da­do. La rata se transforma en hu­mano y, an­tes de que me dé tiem­po a par­pa­dear o a plan­tear­me có­mo de­mo­nios ha pa­sa­do al­go así, el en­mas­ca­ra­do le ha re­ba­na­do el cue­llo al des­pis­ta­do re­clu­ta.

Es­ta po­dría ser la de­cla­ra­ción de un tes­ti­go de nues­tras an­dan­zas por la nue­va en­tre­ga de la sa­ga de Ar­ka­ne Stu­dios. La his­to­ria nos si­túa en una nue­va zo­na del fic­ti­cio Im­pe­rio de las Is­las, Kar­na­ca, un área cos­te­ra ins­pi­ra­da en las cos­tas de Gre­cia, Ita­lia y Es­pa­ña, tal y co­mo co­men­ta­ron sus crea­do­res. Han pa­sa­do 15 años des­de los acon­te­ci­mien­tos de la pri­me­ra en­tre­ga pe­ro, cual día de la mar­mo­ta, nos ve­mos atra­pa­dos en una cons­pi­ra­ción si­mi­lar a la de an­ta­ño aun­que en es­ta oca­sión es Emily la que ha per­di­do el trono. Jus­to en el mo­men­to de la usur­pa­ción es cuan­do te­ne­mos que de­ci­dir si que­re­mos ju­gar con Cor­vo At­tano, el pro­ta­go­nis­ta de la pri­me­ra en­tre­ga o con su hi­ja Emily, que se es­tre­na en es­ta se­cue­la.

Un po­de­ro­so ar­se­nal má­gi­co

Ade­más de po­der aca­bar con sus ri­va­les a ba­la­zos, usan­do nues­tra ba­lles­ta, gra­na­das, mi­nas atur­di­do­ras, es­pi­ra­les cor­tan­tes y de­más ar­ti­lu­gios, tan­to Cor­vo co­mo Emily cuen­tan con la mar­ca del Fo­ras­te­ro, lo que les otor­ga va­rios po­de­res so­bre­na­tu­ra­les. Am­bos pue­den te­le­trans­por­tar­se dis­tan­cias cor­tas y ac­ti­var la vi­sión te­ne­bro­sa que les per­mi­te ver a los enemi­gos a tra­vés de las pa­re­des. En lo de­más, ca­da uno tie­ne sus pro­pias ha­bi­li­da­des. Cor­vo pue­de in­vo­car un gru­po de ra­tas pa­ra que se co­man a los enemi­gos, po­seer ani­ma­les y per­so­nas, ra­len­ti­zar el tiem­po y lan­zar un po­de­ro­so ata­que de vien­to que tam­bién des­tru­ye puer­tas.

Emily, por su par­te, pue­de en­la­zar el des­tino de va­rios enemi­gos, de mo­do que si ma­ta a uno el res­to co­rre la mis­ma suer­te. Tam­bién pue­de crear un do­ble su­yo pa­ra des­pis­tar a los enemi­gos, hip­no­ti­zar­les y con­ver­tir­se en un en­te

DishonoreD 2 mez­cLa ac­ción, si­gi­Lo, pUz­Les y ex­pLo­ra­ción en Un me­nú Digno De tres es­tre­LLas mi­che­Lín

dis­ho­no­red2 ofre­ce una li­ber­tad ju­ga­ble bes­tial. Po­de­mos ir en plan rambo o que na­die sea ca­paz de ver­nos en to­do el jue­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.