Nin­ten­do switch se­gun­do con­tac­to

Du­ran­te to­do el mes de fe­bre­ro, he­mos se­gui­do to­man­do con­tac­to con la nue­va con­so­la de Nin­ten­do, de la que se­gui­mos des­gra­nan­do nue­vos de­ta­lles...

Hobby Consolas - - EL SENSOR - Por Al­ber­to Llo­ret @Al­ber­to­llo­retpm

Tras la re­sa­ca del pa­sa­do 13 de enero, Nin­ten­do ha or­ga­ni­za­do nue­vas se­sio­nes para pro­bar Switch en unas cir­cuns­ta­cias más có­mo­das (con me­nos gen­te y sin co­las de es­pe­ra) e, in­clu­so, he­mos po­di­do pro­bar­la, en pleno cie­rre, en la ofi­ci­na. Só­lo así he­mos po­di­do trae­ros al­gu­nos nue­vos de­ta­lles so­bre su fun­cio­na­mien­to. ¿O aca­so sa­biáis, por ejem­plo, que, al in­ser­tar los Joy-con, la con­so­la emi­te el so­no­ro "clack" que ha es­ta­do pre­sen­te en to­dos los trái­lers? ¿O que, a con­ti­nua­ción, de­be­mos pul­sar un bo­tón para que la con­so­la re­co­noz­ca los man­dos? ¿Y que po­de­mos crear has­ta ocho cuen­tas de usua­rio dis­tin­tas en la mis­ma con­so­la? ¿O que son los jue­gos los que, al arran­car­los, nos pre­gun­tan con qué usua­rio que­re­mos ju­gar? Son só­lo al­gu­nos de los de­ta­lles de lo que ofre­ce­rá Switch a par­tir del 3 de mar­zo.

Un di­se­ño cui­da­do

El hard­wa­re fi­nal es idén­ti­co al que pro­ba­mos el mes pa­sa­do, y se­gui­mos pen­san­do lo mis­mo: su aca­ba­do es so­bre­sa­lien­te. He­mos me­ti­do y sa­ca­do cien­tos de ve­ces los Joy-con de la con­so­la para com­pro­bar que el sis­te­ma de raí­les fun­cio­na de ma­ra­vi­lla y no tie­ne vi­sos de de­te­rio­rar­se fá­cil­men­te. La pan­ta­lla es de ca­li­dad y lo tác­til fun­cio­na co­mo ca­be es­pe­rar de un gad­get avan­za­do (res­pon­de me­jor que en 3DS, por ejem­plo). He­mos pa­sa­do del mo­do por­tá­til al mo­do TV unas cuan­tas ve­ces y nos re­afir­ma­mos: es ágil, rá­pi­do, fun­cio­na muy bien en las dos di­rec­cio­nes y, sin du­da, va a ser una de las ca­rac­te­rís­ti­cas es­tre­lla del dis­po­si­ti­vo. Tam­bién he­mos po­di­do com­pro­bar que, si in­ser­ta­mos una Switch apa­ga­da en el dock, en­tra en mo­do re­po­so in­me­dia­ta­men­te (para car­gar), y que, a la ho­ra de ju­gar, co­mo el pro­ce­sa­dor fun­cio­na al 100 % de su po­ten­cial, se ca­lien­ta más que en mo­do por­tá­til (al me­nos, con Breat­hoft­he­wild). En mo­do TV, los jue­gos lu­cen más "la­va­dos" que en la pan­ta­lla de Switch, que es su­per­bri­llan­te y ní­ti­da... aun­que te­ne­mos que pro­bar en más te­les.

Otro as­pec­to que he­mos po­di­do com­pro­bar in si­tu es que la par­te tra­se­ra de la con­so­la no tie­ne una ta­pa o pie­zas que po­da­mos qui­tar, sal­vo la pa­ta tra­se­ra para po­ner­la en mo­do so­bre­me­sa. Esa pa­ta tie­ne un me­ca­nis­mo que ha­ce que sal­te, por ejem­plo, si in­ten­ta­mos

me­ter­la en la ba­se mien­tras es­tá se­pa­ra­da del cuerpo. La au­sen­cia de una ta­pa ex­tra­íble im­pli­ca otra co­sa: a di­fe­ren­cia de 3DS, no po­dre­mos re­ti­rar y/o sus­ti­tuir no­so­tros la ba­te­ría. De eso, se en­car­ga­rá el ser­vi­cio téc­ni­co de Nin­ten­do, por un pre­cio aún por de­ter­mi­nar. Qui­zá sea una de­ci­sión de­ri­va­da del pro­pio di­se­ño de la con­so­la, para evi­tar to­car el sis­te­ma de ven­ti­la­ción y el pro­ce­sa­dor.

Un interfaz sim­ple y ele­gant e

La con­so­la que he­mos pro­ba­do en la redacción te­nía el interfaz fi­nal, aun­que, co­mo el res­to del soft­wa­re de sis­te­ma, se­rá ac­tua­li­za­ble vía des­car­gas. Des­ta­ca por ser muy ágil, flui­do y "de mí­ni­mos". Co­mo po­déis leer en la si­guien­te página, es un sis­te­ma que ce­de to­do el pe­so y la vi­si­bi­li­dad a los jue­gos y, en me­nor me­di­da, a la con­fi­gu­ra­ción (des­de el bri­llo, a la pan­ta­lla de blo­queo, la ges­tión del al­ma­ce­na­mien­to, las no­ti­fi­ca­cio­nes...). In­clu­so tie­ne de­ta­lles muy chu­los, co­mo en la par­te in­fe­rior iz­quier­da, don­de, de for­ma grá­fi­ca, plas­ma qué man­dos (y en qué for­ma) es­tán co­nec­ta­dos a Switch. No hay pre­sen­cia de Miis, sal­vo en un sim­ple edi­tor 2D, ni de ser­vi­cios co­mo Mii­ver­se. Y, da­do que la es­hop no abri­rá sus puer­tas has­ta el 3 de mar­zo y Nin­ten­do no ha he­cho nin­gún anun­cio ofi­cial, pa­re­ce po­co pro­ba­ble que vea­mos de lan­za­mien­to apps orien­ta­das, por ejem­plo, a las re­des so­cia­les (Twit­ter, Youtu­be, Fa­ce­book...), lo que po­si­cio­na­rá a Switch, de lan­za­mien­to, co­mo má­qui­na para ju­gar. Na­die du­da que esas apps lle­ga­rán en los pró­xi­mos me­ses, pe­ro no pa­re­ce que va­yan a es­tar de pri­me­ras.

Des­pe­jan­do al­gu­nas du­das

Lo que sí ha con­fir­ma­do Nin­ten­do es que su ser­vi­cio on­li­ne, que, por pri­me­ra vez, se­rá de pa­go, ten­drá un pre­cio com­pe­ti­ti­vo, que ron­da­rá en­tre los 2.000 y los 3.000 ye­nes (al cam­bio, unos 16-25 €) al año. No se ha pro­fun- di­za­do en qué ofre­ce­rá exac­ta­men­te el ser­vi­cio, más allá de que per­mi­ti­rá ju­gar on­li­ne sin lí­mi­tes y que nos da­rá ac­ce­so a un jue­go de Con­so­la Vir­tual al mes, que ten­drá me­jo­ras co­mo mo­do on­li­ne. Pa­sa­do el mes, no po­dre­mos se­guir ju­gán­do­lo sin pa­sar por ca­ja...

Im­pre­sio­nes fi­na­les

A fal­ta de pro­bar más a fon­do la con­so­la, el mes que vie­ne da­re­mos nues­tro ve­re­dic­to fi­nal. Pe­ro se­gui­mos pen­san­do lo mis­mo: lo que ve­mos nos gus­ta (y nos gus­ta­ría aún más a un pre­cio más ajus­ta­do). La con­so­la en sí, la ve­lo­ci­dad para pa­sar de un mo­do de jue­go a otro o Breat­hoft­he­wild son mo­ti­vos más que su­fi­cien­tes para desear que lle­gue el 3 de mar­zo. Y eso, sin ha­blar de lo bien que fun­cio­nan los Joy-con en 1-2-Switch o de la in­ne­ga­ble ca­pa­ci­dad para di­ver­tir que tie­nen jue­gos co­mo Snip­per­clips. Que­dan mu­chas prue­bas por ha­cer, pe­ro, por des­gra­cia, ten­drán que es­pe­rar al mes que vie­ne...

Joy-con apar­te, Switch só­lo tie­ne tres bo­to­nes (dos para con­tro­lar el vo­lu­men y Po­wer). Para apa­gar­la por com­ple­to, hay que pre­sio­nar Po­wer va­rios se­gun­dos (no se pue­de des­de el interfaz).

Ya he­mos pro­ba­do ca­si to­dos los mi­ni­jue­gos de 1-2-Switch, vein­tio­cho en to­tal, y lo cier­to es que la tec­no­lo­gía fun­cio­na... y muy bien.

La ba­se tie­ne una ta­pa de plástico en la par­te tra­se­ra que ocul­ta los co­nec­to­res (HDMI, co­rrien­te, USB...).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.