Yoo­ka-lay­lee

PLAY­TO­NIC GA­MES PS4, XBOX ONE, SWITCH Y PC 11 DE ABRIL

Hobby Consolas - - EL SENSOR -

ra­re, la fac­to­ría de sue­ños he­chos reali­dad de los her­ma­nos Stam­per, pa­só a ser en 49% pro­pie­dad de Nin­ten­do, lo que la con­vir­tió en un es­tu­dio se­cond party de la Gran N. Así, en­tre 1994 y 2002, Ra­re dio a luz un gran pu­ña­do de obras inol­vi­da­bles, en­tre las que se en­cuen­tran al­gu­nas cla­ses ma­gis­tra­les so­bre có­mo ha­cer un plataformas. El lis­tón lo pu­sie­ron muy al­to en SNES, con la se­rie Don­key­kong Country, y lo vol­vie­ron a ele­var en Nin­ten­do 64 con inol­vi­da­bles obras 3D co­mo Ban­joKa­zooie (y su se­cue­la) o Don­key­kong64. Crea­ron un estilo de jue­go que se ins­ta­ló en la men­te de mi­llo­nes de ni­ños que, hoy adul­tos, re­cla­man el re­gre­so de es­te estilo de aven­tu­ras para to­dos los pú­bli­cos.

el hi­to de la fi­nan­cia­ción co­lec ti­va

Ra­re es pro­pie­dad de Mi­cro­soft hoy en día, pe­ro mu­chos de sus ta­len­tos ori­gi­na­les sa­lie­ron del es­tu­dio. Al­gu­nos se reunie­ron en Play­to­nic Ga­mes y acu­die­ron a Kicks­tar­ter para en­con­trar los re­cur­sos con los que crear un jue­go "de los su­yos". Así, Ste­ve May­les, el di­se­ña­dor que dio vi­da a Ban­jo y otras cria­tu­ras, se sa­có de la man­ga a Yoo­ka (un ca­ma­león) y Lay­lee (un mur­cié­la­go), que se­rán los pro­ta­go­nis­tas de un jue­go de plataformas y aven­tu­ras al estilo clá­si­co. Y, con "clá­si­co", que­re­mos de­cir con to­do aque­llo que nos enamo­ró en N64: am­plios mun­dos abier­tos que ex­plo­rar, ac­cio­nes con­jun­tas en­tre los dos pro­ta­go­nis­tas, je­fes fi­na­les, puz­les, ítems co­lec­cio­na­bles, se­cre­tos, una inovil­da­ble ban­da so­no­ra a car­go de Da­vid Wise (res­pon­sa­ble de la BSO de Donkey Kong­country) y Grant Kirk­ho­pe (de la de Ban­jo-ka­zooie)... Su tra­ma nos in­vi­ta­rá a lu­char con­tra Ca­pi­tal B, un vi­llano que quie­re ab­sor­ber to­dos los li­bros del mun­do y con­ver­tir­los en be­ne­fi­cio eco­nó­mi­co.

Y tran­qui­los, por­que, aun­que se­rá una ex­pe­rien­cia pla­ta­for­me­ra 3D "clá­si­ca", ha­brá un mon­tón de ele­men­tos que mo­der­ni­za­rán sus po­si­bi­li­da­des. Por po­ner un par de ejem­plos, po­de­mos des­blo­quear las ha­bi­li­da­des del dúo en el or­den que que­ra­mos, y mo­di­fi­car­las con tó­ni­cos, ob­te­nien­do unos re­sul­ta­dos que no tie­nen por qué pa­re­cer­se a los de otros ju­ga­do­res. ¿Otro? Uno de los co­lec­cio­na­bles del jue­go, lla­ma­do "Pa­gies", se­rá la mo­ne­da de cam­bio para des­blo­quear ele­men­tos co­mo "am­plia­cio­nes" de los mun­dos. Tam­bién ha­brá ocho mo­dos mul­ti­ju­ga­dor para has­ta cua­tro ju­ga­do­res en mo­do lo­cal, que irán des­de pe­que­ños ar­ca­des de karts a are­nas de ba­ta­lla... y más.

El éxi­to en Kicks­tar­ter fue tal (re­cau­dó 2,5 mi­llo­nes de eu­ros) que les ha per­mi­ti­do un mon­tón de co­sas: ten­drá un fil­tro para ver­lo co­mo en N64, lle­ga­rá con los tex­tos en cas­te­llano e, in­clu­so, ha­brá DLC gra­tui­to. La edi­ción fí­si­ca para PS4 y Xbox One la trae­rá Bad­land Ga­mes y, tras la can­ce­la­ción de la versión para Wii U, lle­ga­rá a Switch.

yoo­ka y Lay­lee ten­drán ha­bi­li­da­des dis­tin­tas. el ca­ma­león uti­li­za­rá su len­gua y su co­la para gol­pear, mien­tras que el mur­cié­la­go aca­rrea­rá por los ai­res a su ami­go.

La am­bien­ta­ción, el co­lo­ris­ta estilo vi­sual y el tono "para to­dos los pú­bli­cos" de la aven­tu­ra re­mi­ti­rán a la épo­ca do­ra­da de ra­re, cuan­do tra­ba­jó en ex­clu­si­va para nin­ten­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.