In­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial ca­da vez más ton­ta

Hobby Consolas - - ACTUALÍZATE -

No quie­ro en­ga­ñar a na­die y ya lo he di­cho otras ve­ces: me im­por­tan los grá­fi­cos. Me pa­re­ce una par­te muy im­por­tan­te de es­ta in­dus­tria y me gus­ta ver có­mo los es­tu­dios se afa­nan en ha­cer los jue­gos ca­da vez más rea­lis­tas o más bo­ni­tos en cuan­to a su di­rec­ción ar­tís­ti­ca. Por eso, me pa­re­cen bue­nas no­ti­cias, den­tro de la "trai­ción" que su­po­ne pa­ra los que com­pra­mos las ver­sio­nes ori­gi­na­les, la sa­li­da de PS4 Pro o Xbox One X. Ver los jue­gos en 4K (aun­que, en el ca­so de la Pro, ca­si siem­pre re­es­ca­la­dos) y HDR me pa­re­ce una go­za­da. La evo­lu­ción grá­fi­ca va de la mano de la tec­no­ló­gi­ca, así que me pa­re­ce, cuan­do me­nos, ló­gi­ca.

Sin em­bar­go, des­de ha­ce unos cuan­tos años, ten­go una sen­sa­ción que no me gus­ta na­da. Uno de los ele­men­tos que más me atraen de los vi­deo­jue­gos es la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial. Cuan­do me pon­go a pen­sar en al­gu­nos de los mo­men­tos que más me han sor­pren­di­do ju­gan­do a vi­deo­jue­gos, la ma­yo­ría tie­nen que ver con la IA. No me pue­do ol­vi­dar de los enemi­gos de­vol­vién­do­me las gra­na­das en Me­da­lof­ho­nor, de los sol­da­dos de Me­tal­gear­so­lid

si­guién­do­me has­ta los con­duc­tos de ven­ti­la­ción o del com­por­ta­mien­to de mis ri­va­les en F.E.A.R. po­nién­do­se a cu­bier­to si se veían so­bre­pa­sa­dos. Hay mu­chos más ejem­plos, des­de lue­go, pe­ro ten­go la sen­sa­ción, y creo que no soy el úni­co, de que la co­sa se ha que­da­do bas­tan­te es­tan­ca­da en los úl­ti­mos tiem­pos. No, en realidad es peor, por­que, mien­tras que al­gu­nas cues­tio­nes téc­ni­cas sí que se con­vier­ten en es­tán­da­res de la in­dus­tria que to­dos co­pian y ofre­cen en sus jue­gos, con la IA no su­ce­de lo mis­mo. No de­ja de sor­pren­der­me ver có­mo los enemi­gos son, hoy en día, más ton­tos que ha­ce años. Ya no me de­vuel­ven las gra­na­das, apa­re­cen co­mo pa­tos de fe­ria pa­ra que yo les dis­pa­re y de­ci­den usar co­ber­tu­ras usan­do pa­tro­nes que no tie­nen nin­gún sen­ti­do. Siem­pre que ten­go la opor­tu­ni­dad de en­tre­vis­tar a al­gún crea­dor de vi­deo­jue­gos, sa­co el te­ma de la IA y es­cu­cho su opi­nión. Lle­vo años ha­cién­do­lo y he es­cu­cha­do to­do ti­po de opi­nio­nes: que si la IA se ha me­jo­ra­do en otros as­pec­tos me­nos vi­si­bles, co­mo qué oyen los per­so­na­jes no con­tro­la­bles, o en el com­por­ta­mien­to de com­pa­ñe­ros de ba­ta­lla co­mo Eli­za­beth en Bios­hoc­kin­fi­ni­te o Ellie en The­las­tof Us, por ejem­plo.

Lo mis­mo no les fal­ta ra­zón al ha­cer al­gu­nas de es­tas afir­ma­cio­nes, pe­ro yo ten­go otra teo­ría que al­guno de es­tos desa­rro­lla­do­res ha ac­ce­di­do a "com­prar­me" cuan­do se la he ex­pues­to: la in­dus­tria se ha es­pe­cia­li­za­do tan­to en cues­tio­nes grá­fi­cas, na­rra­ti­vas y ar­tís­ti­cas (al­go que tie­ne mu­chas ven­ta­jas) que el al­ma de los vi­deo­jue­gos, la pro­gra­ma­ción, se ha de­ja­do de la­do. Los pro­gra­ma­do­res ya no son las es­tre­llas, ya no di­ri­gen los pro­yec­tos y lo que im­por­ta aho­ra es que los jue­gos pa­rez­can pe­lí­cu­las y no tan­to vi­deo­jue­gos. Así, son más bo­ni­tos, pe­ro más ton­tos.

Los pro­gra­ma­do­res ya no son las es­tre­llas, ya no di­ri­gen los pro­yec­tos y lo que im­por­ta es que los jue­gos pa­rez­can pe­lí­cu­las, no vi­deo­jue­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.