Opi­nión

Hobby Consolas - - ANÁLISIS - Por Ale­jan­dro Al­co­lea @Lhe­rot

El apar­ta­do au­dio­vi­sual es una de­li­cia que nos me­te de lleno en su uni­ver­so, pe­ro son sus me­cá­ni­cas las que ter­mi­nan de atra­par­nos. Aun­que es­tá di­ri­gi­do a los pe­que­ños de la ca­sa, en­can­di­la­rá a los adul­tos que le den una opor­tu­ni­dad. Dei­land po­ne so­bre la me­sa una se­rie de me­cá­ni­cas (ges­tión de re­cur­sos, co­mer­cio y cadenas de ele­men­tos pa­ra cons­truir ob­je­tos) que com­bi­nan vis­to­si­dad y sen­ci­llez. To­do es muy na­tu­ral y nos ani­ma a rea­li­zar va­rias ta­reas al mis­mo tiem­po. Por ejem­plo, si plan­ta­mos un ár­bol, és­te tar­da­rá va­rios mi­nu­tos en cre­cer y po­de­mos apro­ve­char pa­ra co­mer­ciar o pa­ra echar­nos una sies­ta y su­bir de ni­vel con un sen­ci­llo sis­te­ma de evo­lu­ción. Tam­bién hay com­ba­te, pe­ro pue­de ser el pun­to más flo­jo, de­bi­do a su ex­tre­ma­da sen­ci­llez. La his­to­ria, aun­que in­tere­san­te, avan­za a trom­pi­co­nes y siem­pre nos tie­ne a ex­pen­sas de que los personajes que nos man­dan mi­sio­nes ate­rri­cen en el pla­ne­ta. Al fi­nal, lo im­por­tan­te es dis­fru­tar con la ex­pe­rien­cia. Se no­ta que hay mu­cho amor en ca­da pí­xel y Dei­land con­si­gue con­quis­tar­nos gra­cias a su rit­mo y a unas me­cá­ni­cas ba­ña­das por un ar­te pre­cio­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.