Kirby Star Allies

Pla­ta­for­mas de co­lor de ro­sa

Hobby Consolas - - SUMARIO - Switch Pla­ta­for­mas Hal la­bo­ra­tory Nin­ten­do cas­te­llano No tie­ne 1-4 Fí­si­co: 59,90 € Di­gi­tal: 59,99 € Ya dis­po­ni­ble

Ver­sión ana­li­za­da gé­ne­ro desa­rro­lla­dor dis­tri­bui­dor ju­ga­do­res idio­ma tex­tos idio­ma Vo­ces for­ma­to / pre­cio lan­za­mien­to con­te­ni­do

Kirby, la bo­la ro­sa de Nin­ten­do, se es­tre­na en Switch sin re­nun­ciar a su es­ti­lo clá­si­co: un co­lo­ri­do pla­ta­for­mas en 2D en­fo­ca­do a ju­ga­do­res de cual­quier ni­vel.

Sta­ra­llies si­gue muy de cer­ca la es­te­la mar­ca­da por Kirby'sad­ven­tu­re pa­ra Wii. De nue­vo, nos ofre­ce una su­ce­sión de fa­ses, di­vi­di­das en cua­tro mun­dos, que de­be­mos re­co­rrer de prin­ci­pio a fin. En to­das, Kirby man­tie­ne sus mo­vi­mien­tos ha­bi­tua­les, por lo que es ca­paz de sal­tar, flo­tar en el ai­re y en­gu­llir a sus enemi­gos pa­ra, o bien lan­zar­los, o bien "asi­mi­lar" su apa­rien­cia y sus ar­mas gra­cias a la ha­bi­li­dad de co­pia. Co­mo prin­ci­pal no­ve­dad, la bo­la ha apren­di­do un nue­vo y amo­ro­so po­der: con­ver­tir a la ma­yo­ría de enemi­gos en alia­dos. Ha­cer­lo es tan sen­ci­llo co­mo gráfico, pues só­lo hay que lan­zar un co­ra­zón a cual­quier cria­tu­ra que por­te un ar- ma o que sea de un ele­men­to con­cre­to (fue­go, hie­lo, elec­tri­ci­dad...). Es­ta ha­bi­li­dad nos per­mi­te "re­clu­tar" a has­ta tres com­pa­ñe­ros a la vez, que son con­tro­la­dos por la CPU o, mu­chí­si­mo me­jor, por otros tres ami­gos, con otros tan­tos Jo­yCon, siem­pre en mo­do lo­cal.

Fu­sio­na­dos es mu­cho me­jor

Ade­más de be­ne­fi­ciar­nos de la po­ten­cia ex­tra de ata­que de los dis­tin­tos alia­dos, es­te sis­te­ma ofre­ce otra gran ven­ta­ja: la po­si­bi­li­dad de rea­li­zar nu­me­ro­sas com­bi­na­cio­nes en­tre ellos. Si Kirby o cual­quie­ra de sus ami­gos por­ta un ar­ma y, en ese mo­men­to, en su

el gru­po hay otro alia­do de "ele­men­to", al pul­sar arri­ba en el stick, se rea­li­za una fu­sión. De es­ta ma­ne­ra, ob­te­ne­mos es­pa­das íg­neas, cu­chi­llos eléc­tri­cos o mez­clas mu­cho más lo­cas, co­mo una pie­dra de "cur­ling" he­la­da. Ex­pe­ri­men­tar con las nu­me­ro­sas com­bi­na­cio­nes no só­lo nos fa­ci­li­ta las co­sas en com­ba­te, sino que, en cier­tas oca­sio­nes, es ne­ce­sa­rio pa­ra avan­zar. En cier­tas zo­nas, de­be­mos de­rre­tir hie­lo, con­ge­lar una cas­ca­da, ba­rrer el sue­lo de ho­jas... Es­tos puz­les son siem­pre muy sen­ci­llos de su­pe­rar y, a me­nu­do, es­con­den el ac­ce­so a zo­nas se­cre­tas, ocul­tan ob­je­tos co­lec­cio­na­bles o des­blo­quean

mo­do coope­ra­ti­vo es la me­jor For­ma De Dis­fru­tar Del jue­go: eso Sí, Só­lo Fun­cio­na De For­ma lo­cal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.