12,5% DE AHO­RRO ME­DIO PA­RA EL GRU­PO DE COM­PRA AGREGADA DE ELEC­TRI­CI­DAD CON­VO­CA­DO POR ITH

Hosteleria, Design, Equipment, Foodservice y Beverage - - EL INFORME ILUMINACIÓN -

El nú­me­ro de ho­te­les que con­for­man el gru­po de com­pra agregada de elec­tri­ci­dad con­vo­ca­do por el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co Ho­te­le­ro (ITH) con­ti­núa au­men­tan­do ca­da año, al­can­zan­do en la ter­ce­ra con­vo­ca­to­ria rea­li­za­da el pa­sa­do mes de mar­zo un to­tal de 370 ho­te­les in­de­pen­dien­tes y ca­de­nas, lo­ca­li­za­dos en di­ver­sos pun­tos del te­rri­to­rio es­pa­ñol. En esa con­vo­ca­to­ria, el con­su­mo agre­ga­do su­peró los 260GWh y los aho­rros me­dios en el tér­mino de la ener­gía re­pre­sen­ta­ron en torno al 12,5% pa­ra los ho­te­les que con­for­man el gru­po.

Me­dian­te es­te ti­po de ac­cio­nes, ITH cum­ple con uno de sus ob­je­ti­vos fun­da­men­ta­les, co­mo es fa­ci­li­tar las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra me­jo­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de las em­pre­sas del sec­tor. Los cos­tes ener­gé­ti­cos pue­den su­po­ner hasta el 20% de los cos­tes de ope­ra­ción, y es la segunda ma­yor par­ti­da de cos­tes en un ho­tel tras la de per­so­nal. Los ho­te­les que for­man par­te de es­tas ini­cia­ti­vas, acu­den de for­ma con­jun­ta al mer­ca­do, agre­gan­do los con­su­mos. Se tra­ta de una prác­ti­ca que les per­mi­te ce­rrar me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra la ener­gía que con­su­men al cos­te más ba­jo po­si­ble.

Por otra par­te, se tra­ta de un pro­ce­so atrac­ti­vo tam­bién pa­ra las co­mer­cia­li­za­do­ras que pue­den apor­tar ofer­tas a la ba­ja so­bre su mar­gen de co­mer­cia­li­za­ción, da­do que el me­jor pre­cio ofre­ci­do será el que, fi­nal­men­te, ven­de­rá la to­ta­li­dad del cu­po al gru­po de con­su­mo.

Jun­to con el gru­po de com­pra de elec­tri­ci­dad, ITH con­vo­ca tam­bién un gru­po de com­pra agregada de gas na­tu­ral, cu­ya pró­xi­ma subas­ta es­tá pre­vis­ta pa­ra fi­na­les de año.

Aque­llos in­tere­sa­dos pue­den po­ner­se en con­tac­to con ITH a tra­vés del co­rreo oa­lon­so@it­ho­te­le­ro.com o en el te­lé­fono 914171246.

ilu­mi­na­ción van mu­cho más allá de lo me­ra­men­te es­té­ti­co. De he­cho, no solo es­tán orien­ta­das ha­cia el clien­te, sino que tam­bién ofre­cen a los em­plea­dos de los es­ta­ble­ci­mien­tos unas óp­ti­mas con­di­cio­nes de tra­ba­jo, al tiem­po que con­tri­bu­yen a re­du­cir de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va los cos­tes de elec­tri­ci­dad y man­te­ni­mien­to, re­per­cu­tien­do, así, en un rá­pi­do re­torno de la in­ver­sión. Es­to tam­bién se apli­ca a so­lu­cio­nes LED en áreas ex­te­rio­res co­mo pue­den ser par­kings, te­rra­zas o fa­cha­das, en­tre otras, que son prác­ti­ca­men­te li­bres de man­te­ni­mien­to en com­pa­ra­ción con los fo­cos ha­ló­ge­nos con hasta 1.500 va­tios y que, ade­más pue­den lle­gar a su­po­ner hasta un 90% me­nos ener­gía”.

La po­si­bi­li­dad de crear am­bien­tes ver­sá­ti­les en fun­ción de las ne­ce­si­da­des de ca­da es­pa­cio es otra de las ven­ta­jas que apor­ta la tec­no­lo­gía LED. “Las áreas de con­fe­ren­cias de los ho­te­les, por ejem­plo, tie­nen re­qui­si­tos es­pe­cia­les con res­pec­to a la luz: se ne­ce­si­ta una luz di­fe­ren­te pa­ra reunio­nes de tra­ba­jo más crea­ti­vas que si se tra­ta de jor­na­das en las que se re­quie­re un ma­yor gra­do de con­cen­tra­ción. Tan­to pa­ra la ilu­mi­na­ción ge­ne­ral co­mo pa­ra los efec­tos de co­lor, to­dos los re­qui­si­tos se pue­den cum­plir con un sis­te­ma in­te­li­gen­te de ges­tión de luz y sen­so­res adi­cio­na­les. En de­fi­ni­ti­va -apun­tan des­de Led­van­ce-, a tra­vés de una ilu­mi­na­ción efi­cien­te con­se­gui­mos crear at­mós­fe­ras aco­ge­do­ras, re­du­cir los cos­tes de elec­tri­ci­dad, ob­te­nien­do un rá­pi­do re­torno de la in­ver­sión y con­se­guir adap­tar los es­pa­cios con­si­guien­do la ilu­mi­na­ción ideal me­dian­te sis­te­mas fle­xi­bles de ges­tión de luz”.

Y es que la tec­no­lo­gía LED, co­men­ta Ri­car­do Po­mat­ta, di­rec­tor téc­ni­co de An­fa­lum, ”ha su­pues­to una ver­da­de­ra re­vo­lu­ción, lo que en el sec­tor de­no­mi­na­mos Le­di­fi­ca­ción. Una re­vo­lu­ción tan­to en los pro­duc­tos de alum­bra­do co­mo en la for­ma de ilu­mi­nar, de­bi­do a la ca­pa­ci­dad de la tec­no­lo­gía LED de ser ges­tio­na­da y de ju­gar con las di­fe­ren­tes óp­ti­cas. A par­tir de es­te pro­ce­so de Le­di­fi­ca­ción y jun­to con el smart ligh­ting, el alum­bra­do in­te­li­gen­te, se con­si­de­ra más un ser­vi­cio que una sim­ple ven­ta de pro­duc­tos, es de­cir lo que co­no­ce­mos co­mo HCL (Hu­man Cén­tri­ca Ligt­hing), que la Ilu­mi­na­ción de­be es­tar cen­tra­da en el ser hu­mano, y ayu­dar­le a desa­rro­llar ca­da una de sus ac­ti­vi­da­des dia­rias den­tro de los pa­rá­me­tros más ade­cua­dos tan­to pa­ra su sa­lud co­mo pa­ra su psi­co­lo­gía”.

En opi­nión de Car­los Es­te­ban, res­pon­sa­ble de pro­yec­tos de Lamp Ligh­ting (em­pre­sa miembro del Clus­ter de Ilu­mi­na­ción CICAT –que agru­pa a más de 50 em­pre­sas y en­ti­da­des que in­ter­vie­nen en la ca­de­na de va­lor del sec­tor de la ilu­mi­na­ción, co­mo fa­bri­can­tes, di­se­ña­do­res, ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas, pres­crip­to­res y téc­ni­cos-), “con la im­plan­ta­ción del LED a la ilu­mi­na­ción he­mos pa­sa­do del mun­do de la elec­tri­ci­dad a la elec­tró­ni­ca. Es­to nos per­mi­te dar un sal­to de gi­gan­te ha­cia la in­cor­po­ra­ción de las nuevas tec­no­lo­gías. La ten­den­cia ac­tual es ha­cer uso de las nuevas tec­no­lo­gías en el mun­do de la ilu­mi­na­ción, uti­li­zan­do la in­for­má­ti­ca pa­ra el con­trol de la ins­ta­la­ción ya sea a tra­vés de or­de­na­do­res o te­lé­fo­nos mó­vi­les”.

Fu­tu­ro LED

En cuan­to a las apor­ta­cio­nes que las so­lu­cio­nes LED pue­den ofre­cer a la ho­ra de desa­rro­llar nue­vos pro­yec­tos de hos­te­le­ría, Co­ra­lía Pino in­di­ca las re­la­cio­na­das “con el di­se­ño de es­pa­cios in­te­li­gen­tes, la me­je­ra de la ex­pe­rien­cia del clien­te e in­clu­so la crea­ción de nuevas ex­pe­rien­cias, ba­sa­das en la ilu­mi­na­ción y am­bien­ta­ción de un es­pa­cio. Del mis­mo mo­do, a ni­vel de ren­di­mien­to, se tra­ta –co­mo de­cía an­tes- de una opor-

tu­ni­dad de re­du­cir cos­tes, es­pe­cial­men­te, en ca­so de que se par­ta de una ins­ta­la­ción di­croi­ca”.

Con el ob­je­ti­vo de me­jo­rar la ex­pe­rien­cia del clien­te a tra­vés de la tec­no­lo­gía LED, Phi­lips Ligth­ting –part­ner tec­no­ló­gi­co del ITH- es­tá tra­ba­jan­do, co­men­ta Pino, “en apor­tar al sec­tor la po­si­bi­li­dad de que a tra­vés de la ilu­mi­na­ción LED se pue­da di­se­ñar es­pa­cios in­te­rio­res y ex­te­rio­res ilu­mi­na­dos, don­de ca­da pun­to de luz es­tá co­nec­ta­do a un sis­te­ma in­te­li­gen­te que ofre­ce ilu­mi­na­ción de al­ta ca­li­dad, que ade­más sir­ve co­mo una vía de in­for­ma­ción y ser­vi­cios pa­ra pro­por­cio­nar va­lor más allá de la ilu­mi­na­ción a los usua­rios y a los ges­to­res de los es­ta­ble­ci­mien­tos. Es­to se con­si­gue a tra­vés de las lu­mi­na­rias co­nec­ta­das que se iden­ti­fi­can de ma­ne­ra in­di­vi­dual, se in­te­gran a la per­fec­ción en la red de TI de un edi­fi­cio y com­par­ten in­for­ma­ción so­bre su es­ta­do y sus ope­ra­cio­nes. Ca­da lu­mi­na­ria, equi­pa­da con sen­so­res in­te­gra­dos, se con­vier­te en un pun­to de in­te­li­gen­cia que pue­de com­par­tir in­for­ma­ción so­bre ocu­pa­ción, pa­tro­nes de ac­ti­vi­dad, cam­bios de tem­pe­ra­tu­ra o hu­me­dad y ni­ve­les de luz na­tu­ral. A ni­vel de co­nec­ti­vi­dad, al in­te­grar las co­mu­ni­ca­cio­nes inalám­bri­cas en el sis­te­ma de ilu­mi­na­ción, se pue­de tam­bién pro­por­cio­nar ser­vi­cios ba­sa­dos en la ubi­ca­ción e in­for­ma­ción en con­tex­to me­dian­te apli­ca­cio­nes mó­vi­les a las per­so­nas que se en­cuen­tran en es­pa­cios ilu­mi­na­dos”.

“La ilu­mi­na­ción co­nec­ta­da –con­clu­ye Rosalía Pino- ofre­ce in­for­ma­ción per­so­na­li­za­da so­bre los clien­tes del ho­tel, per­mi­te pro­por­cio­nar una me­jor ex­pe­rien­cia de clien­te, crea es­pa­cios de tra­ba­jo per­so­na­li­za­dos y aña­de al en­torno una ca­pa de in­te­li­gen­cia que res­pon­de y se adap­ta a las pre­fe­ren­cias y las ne­ce­si­da­des de las per­so­nas”.

Pa­ra el di­rec­tor téc­ni­co de An­fa­lum, “lo más in­tere­san­te es la ca­pa­ci­dad que ofre­cen los sis­te­mas de ges­tión y con­trol, las di­fe­ren­tes óp­ti­cas, mu­cho más di­rec­cio­na­bles, va­rie­dad de co­lo­res, in­ten­si­dad, re­gu­la­ción, así co­mo una ma­yor vi­da útil (hasta 50.000 ho­ras y se pre­vé que pue­dan lle­gar a 100.000) y una me­nor ne­ce­si­dad de man­te­ni­mien­to. Ade­más del evi­den­te aho­rro ener­gé­ti­co, co­mo de­cía, el LED apor­ta en ge­ne­ral una ma­yor va­rie­dad cro­má­ti­ca de to­nos y so­lu­cio­nes de más va­rie­dad en la for­ma de ilu­mi­na­ción, con una me­nor ne­ce­si­dad de man­te­ni­mien­to, lo que con­lle­va un aho­rro eco­nó­mi­co, no solo del cos­te de la elec­tri­ci­dad sino al no te­ner que re­em­pla­zar con tan­ta asi­dui­dad”. Lo úni­co que hay que te­ner cla­ro a la ho­ra de la eje­cu­ción del proyecto, ad­vier­te Ri­car­do Po­mat­ta, es que de­be­mos ase­gu­rar­nos de com­prar pro­duc­to de ca­li­dad y de rea­li­zar una bue­na ins­ta­la­ción pa­ra sa­car el ma­yor ren­di­mien­to de la ins­ta­la­ción, a ve­ces lo ca­ro sa­le ba­ra­to y vi­ce­ver­sa, de­be­mos con­fiar en aque­llas em­pre­sas con gran ca­li­dad téc­ni­ca, y no de aque­llas em­pre­sas opor­tu­nis­tas que bus­can el ne­go­cio mo­men­tá­neo y el opor­tu­nis­mo”. Un fu­tu­ro a cor­to y me­dio pla­zo “que ya es­tá aquí”, co­mo afir­man des­de la em­pre­sa Carp­yen, miembro tam­bién del Clus­ter de Ilu­mi­na­ción CICAT. “En es­tos mo­men­tos to­dos los fa­bri­can­tes de com­po­nen­tes pa­ra LED -pla­cas LED, dri­ver, re­gu­la­do­res de po­ten­cia tan­to por TRIAC co­mo DALIes­tán desa­rro­llan­do ca­da día nue­vos pro­duc­tos pa­ra que los fa­bri­can­tes po­da­mos cu­brir la ne­ce­si­dad del mer­ca­do que an­te­rior­men­te eran fluo­res­cen­cia, in­can­des­cen­cia y ha­ló­ge­nos en ge­ne­ral”.

Car­los Es­te­ban, de Lamp Ligh­ting, re­cal­ca que “la gran ven­ta­ja del LED en la ilu­mi­na­ción es que a la ho­ra de di­se­ñar la lu­mi­na­ria nos per­mi­te crear di­se­ños in­no­va­do­res, al po­der adap­tar la fuen­te de luz a for­mas que con la uti­li­za­ción de lám­pa­ras no era po­si­ble. Ac­tual­men­te, la ten­den­cia que más es­tá en au­ge es el con­trol de la ilu­mi­na­ción, no solo uti­li­zan­do sen­so­res, dim­mers, etc. pa­ra con­se­guir un aho­rro ener­gé­ti­co. Pe­ro con el avan­ce tec­no­ló­gi­co po­de­mos in­cor­po­rar la ilu­mi­na­ción al ‘in­ter­net de las co­sas’ y te­ner un con­trol a dis­tan­cia uti­li­zan­do una APP”. Des­de Led­van­ce enu­me­ran al­gu­nos de los múl­ti­ples be­ne­fi­cios que

El pa­pel re­le­van­te que ha ad­qui­ri­do es­ta tec­no­lo­gía en el sec­tor de la hos­te­le­ría se de­be, ade­más, a las po­si­bi­li­da­des que ofre­ce a la ho­ra de crear am­bien­tes aco­ge­do­res y agra­da­bles pa­ra los clien­tes

apor­ta la tec­no­lo­gía LED frente a las fuen­tes de luz con­ven­cio­na­les: “Re­sis­ten­cia, ex­ce­len­te sa­tu­ra­ción de co­lo­res, luz orien­ta­ble, pe­que­ñas di­men­sio­nes, sin lí­mi­tes de en­cen­di­dos, re­gu­la­ble, sin ra­dia­ción IR/UV, vi­da ex­tre­ma­da­men­te lar­ga y ele­va­da efi­cien­cia”. En es­te sen­ti­do, se­ña­lan que “ca­da vez son más los es­tu­dios rea­li­za­dos en torno a la im­por­tan­cia de una ilu­mi­na­ción efi­cien­te y los nu­me­ro­sos be­ne­fi­cios que és­ta con­lle­va, re­per­cu­tien­do, in­clu­so, en cues­tio­nes co­mo la sa­lud. Cri­te­rios co­mo la efi­ca­cia, tem­pe­ra­tu­ra de co­lor, re­pro­duc­ción cro­má­ti­ca, vi­da útil, ga­ran­tía de ca­li­dad del fa­bri­can­te y di­se­ño y óp­ti­ca pa­ra una dis­tri­bu­ción ho­mo­gé­nea, en­tre otros, in­flui­rán en el éxi­to del proyecto de ilu­mi­na­ción. Uti­li­zar el ti­po ade­cua­do de luz, en la can­ti­dad opor­tu­na y en el lu­gar pre­ci­so in­cre­men­ta, de he­cho, nues­tro gra­do de bie­nes­tar y es­ti­mu­la nues­tra ac­ti­vi­dad. Por to­do ello, no es di­fí­cil en­ten­der por qué el pa­pel de la luz ha ad­qui­ri­do una po­si­ción tan re­le­van­te en to­dos los sec­to­res. De he­cho, en los úl­ti­mos años, la ilu­mi­na­ción se ha po­si­cio­na­do co­mo uno de los ele­men­tos más im­por­tan­tes, tam­bién en el di­se­ño pa­ra el sec­tor de la hos­te­le­ría y la res­tau­ra­ción, otor­gan­do ca­li­dad y dis­tin­ción a los es­ta­ble­ci­mien­tos”.

La po­si­bi­li­dad de adap­tar la ilu­mi­na­ción a ca­da es­pa­cio en fun­ción de la ob­je­ti­vos que se quie­ren al­can­zar y el ti­po de apli­ca­ción, es otra de las ven­ta­jas que apor­ta la tec­no­lo­gía LED. Des­de Led­van­ce in­ci­den en que “es im­por­tan­te te­ner en cuen­ta la apli­ca­ción y con­tar con so­lu­cio­nes de ilu­mi­na­ción que com­bi­nen la fun­cio­na­li­dad con la es­té­ti­ca. La ilu­mi­na­ción LED nos per­mi­te crear am­bien­tes con­for­ta­bles me­dian­te la uti­li­za­ción de lu­ces cá­li­das y va­rie­dad de to­na­li­da­des. En los co­me­do­res, por ejem­plo, po­de­mos op­tar por tem­pe­ra­tu­ras de co­lor más frías, si se tra­ta de es­ta­ble­ci­mien­tos de co­mi­da rá­pi­da, o más cá­li­das, si lo que que­re­mos es crear una at­mós­fe­ra aco­ge­do­ra en la que el clien­te se sien­ta có­mo­do y pro­lon­gue su es­tan­cia. Po­de­mos, in­clu­so, va­riar la tem­pe­ra­tu­ra de co­lor de for­ma pro­gre­si­va de más fría a más cá­li­da en fun­ción de la ho­ra del día (desa­yuno, co­mi­da y ce­na) o crear di­fe­ren­tes am­bien­tes en el mis­mo es­pa­cio y tiem­po, re­gu­lan­do la in­ten­si­dad de lám­pa­ras y lu­mi­na­rias. En las co­ci­nas, sin em­bar­go, ne­ce­si­ta­mos fuen­tes de luz que fa­ci­li­ten la con­cen­tra­ción y fa­ti­guen lo me­nos po­si­ble al ojo hu­mano. En es­tos es­pa­cios, las lám­pa­ras LED, ade­más, ofre­cen la ven­ta­ja de ge­ne­rar mu­cho me­nos ca­lor que las lám­pa­ras fluo­res­cen­tes, con­tri­bu­yen­do a la co­mo­di­dad de los em­plea­dos, al tiem­po que se re­du­ce el gas­to ener­gé­ti­co. En de­fi­ni­ti­va, pa­ra con­se­guir una ilu­mi­na­ción efi­cien­te de­be­mos con­tro­lar el con­fort, la se­gu­ri­dad, el di­se­ño y la ren­ta­bi­li­dad y efi­cien­cia de ener­gía y cos­tes”.

De cara a un fu­tu­ro a me­dio pla­zo, en Led­van­ce in­di­can que co­bra­rá es­pe­cial re­le­van­cia “la in­tro­duc­ción de so­lu­cio­nes in­te­li­gen­tes de ilu­mi­na­ción, ges­tio­na­das a tra­vés de Smartphones y otros dis­po­si­ti­vos in­te­li­gen­tes, en lí­nea con la adop­ción de tec­no­lo­gías IoT, así co­mo la con­ti­nui­dad en el avan­ce del desa­rro­llo de pro­duc­tos y so­lu­cio­nes que ma­xi­mi­cen la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, agre­gan­do ca­da vez me­jo­res po­si­bi­li­da­des de adap­ta­bi­li­dad de cara a su per­so­na­li­za­ción en fun­ción a las ne­ce­si­da­des de ca­da apli­ca­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.