OA­SIS UR­BANO

UN HO­GAR QUE BUS­CA AM­PLIAR ESPACIOS Y PO­TEN­CIAR LA LU­MI­NO­SI­DAD. OBRA DE LA IN­TERIO­RIS­TA LUISA OLA­ZÁ­BAL, DIS­PO­NE DE UNOS EX­TE­RIO­RES QUE SE DIS­FRU­TAN DES­DE EL IN­TE­RIOR, Y DE UNAS PIEZAS QUE APOR­TAN EN­CAN­TO A LOS AM­BIEN­TES

Interiores Ideas y Tendencias - - SUMARIO - Fo­tos Be­lén Imaz Estilismo Leticia Pei­ron­cely Texto Car­lo­ta Iran­zo

Un pro­yec­to de la in­terio­ris­ta Luisa Ola­zá­bal

Cuan­do un ami­go te pi­de que le ayu­des con la re­for­ma y de­co­ra­ción de su vi­vien­da, tu re­sor­te in­te­rior te in­di­ca que hay que ha­cer­lo con maes­tría, con tien­to y con mu­cho mi­mo. Más que nun­ca. Es­to es lo que le ocu­rrió a la in­terio­ris­ta Luisa Ola­zá­bal cuan­do ha­ce años unos ami­gos le pi­die­ron que se pu­sie­ra al fren­te de la re­for­ma de su nue­va ca­sa. Y lo lo­gró con esos arte y pro­fe­sio­na­li­dad que la ca­rac­te­ri­zan.

La dis­tri­bu­ción era ra­di­cal­men­te diferente a lo que es ahora: una tí­pi­ca vi­vien­da de los años ochen­ta, con un buen ta­ma­ño pe­ro muy com­par­ti­men­ta­da. La plan­ta ba­ja te­nía sa­lón, co­me­dor, sa­la de es­tar, co­ci­na y dor­mi­to­rio de ser­vi­cio; ca­da es­pa­cio en una ha­bi­ta­ción ce­rra­da. Y para lle­gar al por­che ha­bía que atra­ve­sar va­rias es­tan­cias. Así que Luisa lo tu­vo cla­ro: “El objetivo prin­ci­pal era abrir los espacios de tal ma­ne­ra que, no so­lo se con­si­guie­ra un am­bien­te diá­fano para agran­dar la zona de día, sino tam­bién que se vie­ra el jar­dín na­da más abrir la puer­ta de ca­sa”. Es­to se con­si­guió ti­ran­do to­dos los ta­bi­ques po­si­bles, de­jan­do los pi­la­res a la vis­ta y cen­tran­do el sa­lón fren­te a la puer­ta de ac­ce­so a la vi­vien­da, lo que le pro­por­cio­na una gran sen­sa­ción de con­ti­nui­dad. De la in­terio­ris­ta es la idea de con­se­guir a to­da cos­ta que la luz na­tu­ral lle­ga­ra de al­gu­na ma­ne­ra al co­me­dor, que se

LA ES­TRUC­TU­RA DEL PILAR VIS­TO ES UNA APUES­TA ES­TÉ­TI­CA Y FUN­CIO­NAL DE LA IN­TERIO­RIS­TA LUISA OLA­ZÁ­BAL PARA PO­TEN­CIAR LA LU­MI­NO­SI­DAD CON LA AYU­DA DE UN CERRAMIENTO DE HIE­RRO Y CRIS­TAL

ha­bía ale­ja­do del sa­lón para de­jar más es­pa­cio a es­te úl­ti­mo y a la zona de es­tar. Para ello, Luisa Ola­zá­bal di­se­ñó un cerramiento de hie­rro y cris­tal que re­ci­be la luz del jar­dín, y por el otro la­do la del pa­tio in­te­rior. En el área opues­ta, de­jó la co­ci­na, el of­fi­ce, el cuar­to de ser­vi­cio y el aseo de in­vi­ta­dos. En la plan­ta de arri­ba no se hi­cie­ron grandes cam­bios, por­que en ella es­tán to­dos los dor­mi­to­rios y el he­cho de que fue­ran espacios ce­rra­dos era al­go a res­pe­tar. Luisa op­tó tan so­lo por agran­dar una de las es­tan­cias para in­cluir un ves­ti­dor y un ba­ño en sui­te. A cam­bio, los ni­ños duer­men de dos en dos en unas ha­bi­ta­cio­nes muy es­pa­cio­sas. El re­sul­ta­do es una vi­vien­da fa­mi­liar con en­can­to, don­de los mue­bles fun­cio­na­li­dad.• apor­tan ele­gan­cia sin per­der un ápi­ce de

“La luz es el hi­lo con­duc­tor de es­ta vi­vien­da, que po­ten­cia la de­co­ra­ción con su uso es­tu­dia­do”

Luisa Ola­zá­bal,

in­terio­ris­ta

Po­ten­ciar la luz. Cerramiento crea­do en hie­rro y cris­tal por la pro­pia in­terio­ris­ta, Luisa Ola­zá­bal.

Co­ci­na. Obra de la in­terio­ris­ta, que apos­tó por el co­lor blan­co para au­men­tar la lu­mi­no­si­dad de es­te es­pa­cio, con­si­guió que vi­sual­men­te se vie­ra aún más gran­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.