Abier­ta al sa­lón

LA RE­FOR­MA IN­TE­GRAL DE UNA VI­VIEN­DA EN LA ZO­NA AL­TA DE BAR­CE­LO­NA DIO PA­SO A UN HO­GAR FUN­CIO­NAL Y AC­TUAL. LA CO­CI­NA, HOY, SE IN­TE­GRA EN LA ZO­NA DE DÍA, ENMARCANDO EL SO­FÁ, Y CON­SI­GUE IN­COR­PO­RAR UN PRÁC­TI­CO CO­ME­DOR Y DIS­PO­NER DE UNA GE­NE­RO­SA DES­PEN­SA

Interiores Ideas y Tendencias - - TOMA NOTA - Rea­li­za­ción Ade­la Cabré (in­terio­ris­ta)

Es­ta es una re­no­va­ción de la estética y fun­cio­na­li­da­des de un pi­so de los años se­sen­ta, si­tua­do en el ba­rrio de Sa­rrià (Bar­ce­lo­na), pa­ra ade­cuar­las al es­ti­lo con­tem­po­rá­neo que de­man­da­ban sus pro­pie­ta­rios. Una reha­bi­li­ta­ción lle­va­da a ca­bo por la in­terio­ris­ta Ade­la Cabré, que man­tu­vo la dis­tri­bu­ción ori­gi­nal, con­ser­vó los ele­men­tos an­ti­guos y va­lio­sos, co­mo el pa­vi­men­to de ma­de­ra, los di­se­ños ori­gi­na­les de los Ea­mes, traí­dos ex­clu­si­va­men­te de Es­ta­dos Uni­dos en la épo­ca, o la gran lám­pa­ra de cris­tal de Mu­rano.

Se re­no­va­ron los es­pa­cios de co­ci­na, baños y to­da la ilu­mi­na­ción, di­se­ñan­do y cui­dan­do has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle. Ade­más, se in­tro­du­jo tec­no­lo­gía do­mó­ti­ca Gi­ra.

Ade­cuan­do el nue­vo di­se­ño a es­tos ele­men­tos que ya mar­ca­ban una lí­nea de­co­ra­ti­va, se di­se­ña­ron los mue­bles a me­di­da, así co­mo la chimenea de gas, y se abrie­ron los es­pa­cios co­mu­ni­cán­do­los a tra­vés de gran­des puer­tas co­rre­de­ras de ma­de­ra y cris­tal. Asi­mis­mo, se in­clu­ye­ron pie­zas de mar­cas de­mo­bi­lia­rio (co­ci­na de Sie­ma­tic), que se fa­bri­ca­ron a me­di­da. En es­ta úl­ti­ma, se de­rri­ban al­gu­nos ta­bi­ques pa­ra dar­le ma­yor am­pli­tud, de for­ma que se pu­die­ra di­se­ñar una gran is­la de coc­ción con me­sa de co­me­dor ad­jun­ta y se creó una pe­que­ña pe­ro muy fun­cio­nal zo­na de des­pen­sa. Aho­ra es una es­pa­cio abier­to al sa­lón que go­za de la luz de los gran­des ven­ta­na­les de es­te úl­ti­mo.

Tras de­rri­bar dos ta­bi­ques (en l) y di­se­ñar un me­dio mu­ro que aco­ge el fi­nal del so­fá del sa­lón, la nue­va co­ci­na dis­fru­ta de una me­jo­ra­da am­pli­tud.To­do ello ha per­mi­ti­do di­se­ñar una co­ci­na con zo­na pa­ra guar­dar ali­men­tos y la­va­do en lí­nea y una gran área de coc­ción en el cen­tro, con ar­ma­rios pa­ra am­pliar la ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to.a ello hay que su­mar la in­cor­po­ra­ción de un pe­que­ño pe­ro fun­cio­nal es­pa­cio re­con­ver­ti­do en un des­pen­sa. se me­jo­ra la co­mu­ni­ca­ción con la zo­na de día y se ga­na en lu­mi­no­si­dad.

DES­PUÉS

AN­TES A un mo­bi­lia­rio em­pe­que­ñe­cía ob­so­le­to se

aún más unía una co­rrec­ta­men­te el dis­tri­bu­ción co­mu­ni­ca­da es­pa­cio. Ade­más, que con la zo­na no es­ta­ba

de día.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.