Ru­sia uti­li­za una ba­se en Irán pa­ra sus ata­ques aé­reos en Si­ria

El acuer­do per­mi­te a los bom­bar­de­ros pe­sa­dos vue­los más cor­tos con más car­ga

La Vanguardia (1ª edición) - - INTERNACIO­NAL - TO­MÁS ALCOVERRO Bei­rut. Co­rres­pon­sal

Ale­po se ha con­ver­ti­do, sin exa­ge­ra­ción, en el epi­cen­tro de una gue­rra mundial. Por vez pri­me­ra Ru­sia, gran pro­tec­to­ra del go­bierno del pre­si­den­te Bas­har el Asad , ha uti­li­za­do, en sus vue­los pa­ra bom­bar­dear las po­si­cio­nes del Es­ta­do Is­lá­mi­co, las fa­ci­li­da­des de un ae­ró­dro­mo de la Re­pú­bli­ca Is­lá­mi­ca de Irán, otra de las po­de­ro­sas na­cio­nes que apo­ya des­de el prin­ci­pio de la re­be­lión a los di­ri­gen­tes de Da­mas­co.

Avio­nes Tu­po­lev Tu-22M3, y Su­joi Su-34 des­pe­ga­ron de la ba­se ira­ní de Ha­ma­dan pa­ra ata­car las ba­ses de los yiha­dis­tas del Es­ta­do Is­lá­mi­co y de Fa­tah el Sham –an­te­rior­men­te de­no­mi­na­do Fren­te al Nus­ra– en Deir Ez­zor y Ale­po. El mi­nis­te­rio de De­fen­sa ru­so anun­ció la des­truc­ción de “cin­co gran­des de­pó­si­tos de ar­mas y mu­ni­cio­nes si­tua­dos en cam­pa­men­tos de en­tre­na­mien­to mi­li­tar en Deir Ez­zor y en Al Bab”, una po­bla­ción ba­jo el yu­go del Es­ta­do Is­lá­mi­co en la pro­vin­cia de Ale­po, así co­mo “la eli­mi­na­ción de un gran nú­me­ro de com­ba­tien­tes en el cen­tro de man­do de Ja­far y de Deir Ez­zor”.

El pre­si­den­te Pu­tin, al ini­ciar ha­ce al­go más de un año su de­ci­si­va ayu­da mi­li­tar al rais El Asad, dio oxí­geno a su des­gas­ta­do ejér­ci­to en una gue­rra ex­te­nuan­te que ya ha cum­pli­do cin­co años. La ba­ta­lla co­men­za­da ha­ce unas se­ma­nas en Ale­po, y que es to­da­vía de in­cier­ta du­ra­ción, ha ace­le­ra­do el pro­ce­so.

Des­de ha­ce se­ma­nas ru­sos e ira­níes ne­go­cia­ban el es­tre­cha­mien­to de su coope­ra­ción mi­li­tar. Es in­dis­cu­ti­ble que su vo­lun­tad de aplas­tar a los bár­ba­ros del is­lam es más fir­me que en­tre los he­te­ro­gé­neos miem­bros de la coa­li­ción ca­pi­ta­nea­da por Es­ta­dos Uni­dos, en la que par­ti­ci­pan, por ejem­plo, Qa­tar y Ara­bia Sau­dí y que ali­men­tan, a ple­na luz, a los gru­pos te­rro­ris­tas más ra­di­ca­les.

Cer­ca de Ale­po, en el nor­te de la des­co­yun­ta­da re­pú­bli­ca si­ria, en la pro­vin­cia tur­ca de Ha­tay, han es­ta­ble­ci­do un cen­tro de ope­ra­cio­nes en el que es­tán pre­sen­tes mi­li­ta­res tur­cos, es­ta­dou­ni­den­ses y eu­ro­peos ade­más de qa­ta­ríes , jun­to a de­le­ga­dos de al­gu­nos gru­pos de la di­vi­di­da opo­si­ción. Tam­bién en el nor­te de Si­ria hay un cen­tro de man­do de las fuer­zas de Da­mas­co y de sus alia­dos ru­sos, ira­níes y de los ague­rri­dos com­ba­tien­tes li­ba­ne­ses de Hiz­bu­lah.

La se­ma­na pa­sa­da el Go­bierno de Mos­cú ha­bía so­li­ci­ta­do al de Irán el per­mi­so pa­ra atra­ve­sar su es­pa­cio aé­reo en sus ata­ques con­tra ob­je­ti­vos te­rro­ris­tas. La uti­li­za­ción del ae­ro­puer­to mi­li­tar de Ha­ma­dan le per­mi­te acor­tar, en sus mi­sio­nes , la dis­tan­cia de su re­co­rri­do y con­tar con una más am­plia ba­se de ope­ra­cio­nes pa­ra sus gran­des apa­ra­tos de bom­bar­deo que las que uti­li­zan en te­rri­to­rio si­rio. Con es­ta coope­ra­ción Ru­sia ad­quie­re una ven­ta­ja tác­ti­ca por­que sus bom­bar­de­ros pe­sa­dos Tu-22 ya no ne­ce­si­tan vo­lar des­de Ru­sia co­mo has­ta aho­ra y pue­den trans­por­tar una ma­yor car­ga en vue­los más cor­tos.

El año pa­sa­do el pre­si­den­te Pu­tin anun­ció a bom­bo y pla­ti­llo una eva­cua­ción de su con­tin­gen­te mi­li­tar en Si­ria, pe­ro de he­cho su pre­sen­cia ar­ma­da si­gue sien­do im­por­tan­te, con sus ins­ta­la­cio­nes mi­li­ta­res y su per­ma­nen­te ayu­da aé­rea al ejér­ci­to si­rio.

El se­cre­ta­rio del Con­se­jo Su­pre­mo de Se­gu­ri­dad ira­ní ha ex­pli­ca­do que con es­te acuer­do bi­la­te­ral “han po­di­do in­ter­cam­biar mé­to­dos, usar en co­mún in­fra­es­truc­tu­ras con el ob­je­ti­vo de la lu­cha an­ti­te­rro­ris­ta”. El vi­ce­mi­nis­tro de Asun­tos Ex­te­rio­res ru­so vi­si­tó el pa­sa­do lu­nes al je­fe de la di­plo­ma­cia ira­ní pa­ra tra­tar el con­flic­to si­rio. Las in­for­ma­cio­nes, en cam­bio , di­fun­di­das por Ru­sia en torno a un acuer­do de coope­ra­ción con EE.UU. pa­ra de­te­ner la ca­tás­tro­fe de Ale­po no han si­do con­fir­ma­das en Washington.

Mos­cú afir­ma que ha des­trui­do “gran­des de­pó­si­tos de ar­mas” y cam­pa­men­tos del Es­ta­do Is­lá­mi­co

AP

Un bom­bar­de­ro Tu­po­lev Tu-22, en ple­na ac­ción so­bre Si­ria, en una ima­gen di­fun­di­da por el Mi­nis­te­rio de De­fen­sa ru­so

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.